25/5/12

La vida de nadie


TÍTULO ORIGINAL: La vida de nadie
AÑO: 2002
DURACIÓN: 103 min.
PAÍS: España
DIRECTOR: Eduard Cortés
GUIÓN: Eduard Cortés, Piti Español
MÚSICA: Xavier Capellas
FOTOGRAFÍA: José Luis Alcaine
REPARTO: José Coronado, Adriana Ozores, Marta Etura, Roberto Álvarez, Adrián Portugal, Laura Conejero
PRODUCTORA: Enrique Cerezo P.C. / Antena 3 / Canal +

Emilio Barrero (José Coronado) en apariencia es un hombre de éxito. Economista del Banco de España, tiene una buena esposa, un bonito chalet y un hijo que le admira. Está a punto de cumplir 40 años, y su esposa Ágata (Adriana Ozores) le está preparando una sorpresa; pero la sorpresa se la va a llevar su familia, porque la vida de Emilio Barrero está basada en la mentira. Cuando Rosana (Marta Etura), una encantadora estudiante aparece en su mundo, el precario equilibrio que mantiene su existencia se desmorona.

Opera prima del director Eduard Cortés que obtuvo gran éxito y reconocimiento, se estrenó en la 48ª edición del Festival Internacional de Cine de Valladolid consiguiendo premio a la Mejor Actriz para Adriana Ozores y nominación a la Espiga de Oro para para Eduard Cortés. Al siguiente año de su estreno obtuvo tres Nominaciones a los Goya, aunque no consiguió ninguna estatuilla, estando Adriana Ozores nominada como mejor actriz, Marta Etura como actriz revelación y Eduard Cortes por dirección novel. La película está basada en un caso real del francés Jean-Claude Romand quien engañó durante años a toda su familia hasta que no pudo seguir con la mentira y terminó matándolos. No he destripado el desenlace de la película pues se evitó este final, en palabras del propio director, por ser excesivamente dramático para la película.


Eduard Cortés comenzó su carrera con algunos cortos y trabajando en series televisivas hasta su debut en cine con el largometraje La vida de nadie en el 2002. En la actualidad se estrenó su nueva película The Pelayos y tiene anunciada otra titulada ¡Atraco!, ambas también basadas en personajes y hechos reales. La vida de nadie ya tenía a sus espaldas y de forma muy reciente otras películas que abordan el mismo caso, la francesa El empleo del tiempo dirigida por Laurent Cantet en el 2001 y el mismo año de su estreno la co-producción entre Francia, España y Suiza L'adversaire, dirigida por Nicole Garcia. La cuestión es que Eduard Cortés adaptó el caso a nuestro país reflejando la sociedad Madrileña.


La vida de nadie está contada sin caer en lo excéntrico, se aleja de provocar carcajada involuntaria para mantener de forma dosificada una tensión casi constante. Creó alguna que otra división de opiniones por su final, hay quien lo tacha de cobarde y hay quien lo realza como el más apropiado. La cuestión es que resulta algo previsible, pero funciona en la película. También hay que decir que la fotografía de José Luis Alcaine funciona mucho mejor que el final durante toda la película, sin resultar una fotografía destacable mantiene una coherencia y en algunos momentos realza la escena. Este director de fotografía a sido nominado a los Goya en muchas ocasiones habiendo sido premiado con el Goya a la mejor fotografía en cuatro certámenes por las películas: El sueño del mono loco, Belle Époque, El pájaro de la felicidad y El caballero Don Quijote.


Donde la película tiene su mayor potencial es en los actores, un buen casting de Carlos Manzanares bien dirigidos por Eduard Cortés. Como protagonista tenemos a José Coronado, que en los últimos años está demostrando que cada vez es mejor actor. Adriana Ozores borda su papel como ingenua esposa que confía ciegamente en su marido, lo mismo ocurre hasta cierto punto con Marta Etura en el personaje que interpreta, ambas actrices lo hacen muy bien. Como secundario destacado tenemos a Roberto Álvarez, reconocido actor con una amplia trayectoria profesional. La vida de nadie es un gran debut, sin ser una película brillante consigue mantener la atención, crea expectativas que en mayor o menos grado consigue satisfacer y algún momento de tensión dramática muy logrado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario