3/5/12

Taxidermia


TÍTULO ORIGINAL: Taxidermia
AÑO: 2006
DURACIÓN: 91 min.
PAÍS: Hungría
DIRECTOR: György Pálfi
GUIÓN: Zsófia Ruttkay, György Pálfi (Historia: Lajos Parti Nagy)
MÚSICA: Amon Tobin
FOTOGRAFÍA: Gergely Pohárnok
REPARTO: Csaba Czene, Gergõ Trócsányi, Marc Bischoff, Adél Stanczel, István Gyuricza
PRODUCTORA: Coproducción Hungría-Austria-Francia

Historia de tres generaciones de una familia establecida por casualidad en Europa del Este. La del abuelo, un hombre algo torpe que se convierte en capitán durante la segunda Guerra Mundial; la del padre, un deportista de alto nivel; y finalmente la del hijo, un taxidermista. Las tres contadas por el miembro más joven de la familia. El surrealismo y los hechos históricos se mezclan en su imaginación, creando así una especie de "cuento de hadas realista".

Algo no muy habitual en mí, es ver una película sin ningún tipo de referencia. Bien sea director, reparto, fotografía, compositor o cualquier elemento que me sirva de punto de partida, a la vez que de recomendación propia. Pero Taxidermia fue una de esas pocas excepciones que suelo hacer, ver sin apenas leer la sinopsis, y creo que ésta vez tampoco lo hice.

La película estuvo nominada a mejor film en el Festival de Sitges, en la edición del mismo año de su estreno, el 2006. Servidor que por aquel entonces no era tan asiduo al festival como lo es hoy en día, se la perdió. Aunque lo más probable la hubiera omitido de mi selección, pues como he dicho, no tenía ningún referente que atrajera mi atención hacia ella.

Poco tiempo después, no recuerdo cuanto (aunque no mucho), casi por azar la película acabó en mis manos. Claro, que entonces seguía sin saber que había sido proyectada en el festival. De esta manera ningún punto de referencia aclamaba mi interés ni me ‘ataba’ a semejante espectáculo, digno de elogios, que estaba a punto de presenciar. Así que fue un visionado totalmente casual y 'virgen'. Nada condicionado en mi opinión final. Le día al play, y tras su visionado aún recuerdo que me quedé perplejo y anonadado, pero me gustó.

Ahora varios años después, sin haberla vuelto a ver desde aquel entonces, gracias a la reciente proyección de Bloodbath Movies, el re-visionado de este pedazo de epopeya visual se ha hecho una segunda realidad.


Lo cierto es que la tenía bastante olvidada, lo siento, mis dotes retentivas son bastante escasas. Por suerte a medida que avanzaba la película iba recordando anticipadamente lo que tenía que suceder. Esta vez jugaba con ventaja, no solo sabía plenamente a lo que me exponía. Sino que también conocía todo lo que les iba a suceder a cada uno de los personajes, antes, durante y después de su momento de gloria.

El hecho de conocer su destino y las situaciones que les esperaban, cada cual más pintoresca, hizo que me gustase y disfrutase mucho más que la primera vez que la vi. Ir recordando anticipadamente lo que estaba por llegar me transmitia una sensación tan curiosa como palpable dentro de mi cabeza, como una gran y densa nube de humo que invadía mis últimas neuronas sanas.

György Pálfi dirige y escribe el guión basado en historias cortas de Lajos Parti Nagy, no me preguntéis referencias, pues ni siquiera consultando sus filmografías sabría deciros algo positivo o negativo sobre ellos, fuera de ésta cinta. De lo que no hay duda es que Pálfi con ésta película nos abrillanta las pupilas con una realidad, algo vulgar por momentos, pero con gente real en un mundo real, como lo es el nuestro para nosotros.

¿Pero qué se puede decir a la hora de recomendar una película como Taxidermia?
La verdad, es que no habría que decir nada, tan solo conocer un poco a quien se la vas a recomendar, antes de hacerlo. Y si crees que está acostumbrado a ver rarezas y no solo los últimos estrenos comerciales, decirle: ‘tienes que verla y luego me cuentas’.


Pero si algo hubiera que decir sobre ella, de hecho, tengo que llenar estas líneas de alguna forma. Es qué su belleza es tan cautivadora como destructiva, una obra con pinceladas surrealistas, pero ambientada en un perfecto y creíble mundo. Aunque la historia no es excesivamente grotesca, ni gratuita, algunos momentos, y sobre todo su desenlace puede resultar un tanto desagradable para algunos espectadores. Si bien plausible para otros.

A pesar del surrealismo que destila en algunos momentos, la película nos cuenta tres generaciones con un realismo atroz. Tres épocas diferentes muy bien ambientadas y que están conectadas entre si, tan fuertemente, como son los lazos sanguíneos de tres generaciones directas; abuelo, padre e hijo.
Hablar de los nombres de los actores es demasiado complejo para mi cerebro y mi teclado, aún más, puesto que la gran mayoría son checoslovacos o rusos. Pero lo que si puedo decir es que sus interpretaciones son brillantes y totalmente creíbles.

Taxidermia es una película que marca un punto de inflexión en el cine, tal como pudo hacer en su momento Calígula con Malcom McDowell, salvando distancias, claro. La diferencia es que Taxidermia no se ha expandido a un círculo de gente muy amplio. Por un lado lo considero injusto, pues me parece una gran película tanto técnicamente en todos y cada uno de sus aspectos, desde la fotografía, los efectos especiales artesanales casi en su totalidad, como en la forma de mover la cámara, tan sublime y magistralmente (atención a los giros de 360º horizontales) que roza lo experimental.
Pero por otro lado entiendo que no todo el mundo está preparado para ver semejante degeneración visual. Así que recomendarla es un poco arriesgado. Igual que no todo el mundo es apto para ver Freaks de Tod Browning. Y se puede decir sin reparos que Pálfi ha creado su propia versión de Freaks.

No se me ocurre nada más que decir, si os pica la curiosidad, no dudéis en apostar por ella.

3 comentarios:

  1. Me encanta esta película, la comenté hace tiempo, es extrema sin duda, si se quiere provocadora, pero consigue atraparte y hacer de lo feo/repulsivo algo que querer mirar entre los dedos. Y sobre todo es ORIGINAL, algo tan complicado hoy en día. No se si has visto el debut de Pálfi "Hipo (Hukkle)", una película que en todo el metraje solo se oyen ruidos guturales y el hipo de un vejete que pasa por ahí. En ese planteamiento se desarrolla una historia de una comunidad rural que tiene mucha miga, interesantísima. La que no he visto es la última que tiene de 2009.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo en tu apunte. No he visto nada más del director. Ya que me la recomiendas le hecharé un ojo.

    ResponderEliminar
  3. La película está muy bien, tiene momentos increíbles. Paja de fuego!
    Me quedo con la historia central ;)

    Su última peli se titula Nem vagyok a barátod, he visto el trailer y parece interesante.

    ResponderEliminar