12/5/12

X-Men: Primera generación


TÍTULO ORIGINAL: X-Men: First Class
AÑO: 2011
DURACIÓN: 131 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Matthew Vaughn
GUIÓN: Jane Goldman, Ashley Miller, Jamie Moss, Josh Schwartz, Zack Stentz (Historia: Bryan Singer)
MÚSICA: Henry Jackman
FOTOGRAFÍA: John Mathieson
REPARTO: James McAvoy, Michael Fassbender, Kevin Bacon, Jennifer Lawrence, January Jones, Jason Flemyng, Rose Byrne, Oliver Platt, Nicholas Hoult, Álex González, Lucas Till, Zoë Kravitz, James Remar, Matt Craven, Rade Serbedzija, Michael Ironside, Laurence Belcher, Bill Milner, Beth Goddard, Morgan Lily, Caleb Landry Jones, Edi Gathegi, Ray Wise, Hugh Jackman
PRODUCTORA: 20th Century Fox / Marvel / Bad Hat Harry Productions

Antes de que los mutantes se dieran a conocer y adoptaran los nombres de Profesor X y Magneto, los jóvenes Charles Xavier (James McAvoy) y Erik Lehnsherr (Michael Fassbender) empezaban a descubrir sus poderes. No había animadversión alguna entre ellos, sino que los unía una sincera amistad y el deseo de trabajar juntos y entrenar a un grupo de jóvenes mutantes para evitar el Armagedón nuclear. Su enemigo común: el malvado Sebastian Shaw (Kevin Bacon), un mutante con el que Erik tiene una cuenta pendiente.

Sirviéndose de la escena rodada magníficamente por Bryan Singer hace ya más de una década para la primera parte de X-Men. Matheew Vaughn que demostró sobradamente lo que es capaz de hacer en el mundo de los superhéroes en la gran pantalla, con esa joya titulada Kick Ass, sustituye a Brett Morris que hacía de joven Magneto, por Bill Milner el niño de Son of Rambow, y vuelve a rodar dicha escena calcando cada plano, pero además la extiende para mostrarnos lo que pasaba justo después del incidente con la valla.
Poco se puede decir sobre la interpretación de Milner frente a la de Morris, ya que aunque la escena está extendida, el rato en escena es muy breve. En el trozo añadido no hace mucho más que demostrar el verdadero potencial de sus verdaderos poderes, y mostrar su predisposición por el lado oscuro. Lo cual hace mucho más creíble y justificable su futuro personaje, Magneto.
La presentación es básicamente la misma que la realizada por Synger, pero se comprende mucho más el motivo de su posterior odio hacia los humanos. También se nos presenta al infante profesor Xavier, que en la obra de Synger no se proyectaba ningún dato al respecto. Ese momento me resulta escueto, pero veremos alianzas sorprendentes e inigualables, y como la inocencia de Xavier y Mística logran su amistad.


Tras las presentaciones infantiles con un salto en el tiempo nos sitúa en plena guerra fría y se da paso a los actores adultos, Michael Fassbender en el papel de Magneto. Qué aunque ya busca venganza, todavía se hace llamar Erik.
James McAvoy se pone en la piel del profesor Xavier, que aquí todavía camina y tiene pelo. La película mantiene un paralelismo con sus dos personajes principales, el enfrentamiento entre dos titanes con poderes sobrenaturales. Hace referencia a un enfrentamiento entre las dos grandes potencias mundiales, EE.UU y Rusia, disputas gubernamentales que pueden dar lugar a una guerra nuclear. Xavier intentará que eso no ocurra y durante las dos horas restantes de película será un no parar de conocer nuevos mutantes, y vivir conspiraciones politicas, que no dejan decaer en ningún momento nuestro interés con subtramas estupidas. Un gran ejercicio en forma de autentico begins, no como el justo y raso aprobado sobre Lobezno, en la que no se aprovechaba lo suficiente el personaje, y mira que el personaje da juego...

Volviendo a los actores, nombrar a Fassbender y su cualidad interpretativa es una mera formalidad, ya que ahora mismo se encuentra en el ojo del huracán, no paran de llegarle trabajos a sus manos, demostrando una polivalencia inusual, que pocos han conseguido. Algunos trabajos lo demuestran, ya pasados como Malditos Bastardos de Q.Tarantino, Centurión de Neil Marshall, 300 de Zack Snyder. Otros más recientes Shame y Un Método Peligroso de David Cronenberg y algunos futuros como Prometheus y The Conselour, ambos de Ridley Scott.
El gran Ian McKellen bordaba el papel de un Magneto venido a menos y en horas un tanto bajas. Fassbender lo hace de una forma pletorica y lleno de esplendorosa vigoridad que irradia el poder de la juventud. De McAvoy no puedo dar fructíferas referencias pues solo he visto la ridícula Wanted y Las Crónica de Narnia: El León, la Bruja y el armario en la que hacía un papel secundario, de fauno irreconocible.


La manera de conocerse Erik y Xavier, es totalmente casual, pero desde ese mismo momento entablan una lograda y fortificada amistad, que bien se irá debilitando conforme avance la película, en gran parte debido a los quehaceres de los humanos y la negativa influencia de Sebastian Shaw, otro mutante que desea la guerra. Shaw encarnado por el gran Kevin Bacon, un actor caído en el olvido injustamente. Uno de sus últimos papeles reconocidos, creo que fue en El Hombre Sin Sombra de Paul Verhoeven, ya que otros como el de mafioso en Super o en Sentencia de Muerte de James Wan, en la que es un padre de familia que busca venganza. Desgraciadamente son películas que no han gozado de una excesiva repercusión entre el público mayoritario.

Con perdón de Los Vengadores, debo decir que lo realizado por Vaughn le da mil vueltas argumentalmente a lo realizado por Whedon. Me ha parecido un ejercicio inteligente y rabioso a más no poder, sin alcanzar a Nolan, claro. Una juega en campo de hierba y la otra en cemento puro.
En cuestión de efectos especiales se queda un poco justa.
Están bien hechos, pero me temo que algunas llamaradas, las alas del Angel Salvador, encarnada por la hija de Lenny Kravitz o los efectos de tele transportación de Azazel encarnado por un irreconocible Jasón Flemyng (Snatch Cerdos y Diamantes), pasarán factura mucho años antes que a Los Vengadores, que ésta si que gana en ese campo, con unos efectos especiales mucho más elaborados y una mayor inversión de tiempo y dinero, al menos en resultados así me lo ha parecido.
Pero bueno que a mí igualmente me han gustado los efectos, no son tan grandilocuentes, no digo que no hayan flipadas como la del submarino, pero todo está mucho más comedido, y en consonancia con su elaborado argumento.

Veremos nacer el grupo y su división en buenos y malos, excepto Xavier y Magneto, el resto de los personajes no serán los mismos que en las obras de Synger, pero algunos asemejan sus poderes a aquellos. Aunque se centra en la evolución de ambos, también veremos la explicación de cómo 'nace' Bestia que usaron para una floja tercera entrega dirigida por Brett Ratner. También veremos los motivos que llevan a Mística a unirse a Magneto cuando éste reniega de Xavier.
La banda sonora acompaña muy bien a todo el conjunto, realizada por Henry Jackman que ya trabajó en la orquestación de Kick Ass, conoce la manera de trabajar de éste, y se nota en los resultados.

Una buena y elaborada explicación de los orígenes de los X-Men tal y como los adaptó Synger. Obras (las dos partes) que personalmente no encumbro, pero que bajo mi punto de vista, salvo lo realizado por Burton con Batman, Synger fue el primero en adaptar los superhéroes con la estética que hoy conocemos, dejando de lado las mallas y la lycra, para realizarlo de un modo moderno sin caer en el ridículo. Es probable que con el tiempo lo hubiera hecho otro director, pero fue éste el que marcó un antes y un después a seguir en las adaptaciones de los superhéroes tal y como las conocemos hoy día, y eso es meritorio.

4 comentarios:

  1. Por lo general las opiniones sobre la peli coinciden. Lo que pasa es que de las otras de X-Men no me gusta ninguna, supongo que si esta la metemos en el mismo saco destacara respecto a las otras.

    ResponderEliminar
  2. Que las de Synger no te gusten me parece raro, y me hace pensar que ésta tampoco te pueda gustar.

    ResponderEliminar
  3. Comparto totalmente la critica porque me parecio una GRAN pelicula,posiblemente la mejor de la saga.Fassbender y McAvoy brillantes en sus papeles,nada que reprocharles a pesar de tener que cargar con la pesada sombra de McKellen
    y Stewart.Buena y muy llevadera la historia,muy buenos efectos especiales y MARAVILLOSA banda sonora sinceramente.Una gran introduccion a los mutantes y esperemos que la venidera secuela sea igual o incluso mejor.
    PD:debo ser de los pocos(poquisimos)que la 3 me parece la mejor de la primer trilogia.El tono oscuro de la pelicula quizas ayudo a esto.Igual me gustan mucho las 3 primeras y no mucho la de Wolverine.

    ResponderEliminar
  4. No sé a que te refieres exactamente a la pesada sombra, pero para mí, ambos lo hacían muy bien. Igual que lo hacen Fassbender y McAvoy, en ésta. Es la evolución perfecta. La historia es lo mejor de todo. Los efectos se los han currado, pero temo que envejeceran algo más rápido que en Los Vengadores, ojo! que no significa que sean malos, siguen cumpliendo perfectamente.

    La tercera la tengo bastante olvidada, recuerdo que tenía cosas chulas, pero me pareció la más floja de las tres. Tu caso es tan raro como curioso, pero me alegro, si a ti te gusta, que más da lo que piensen los demás. Y en la de Wolverine estamos de acuerdo.

    ResponderEliminar