27/7/12

El hombre que sabía demasiado



TÍTULO ORIGINAL: The Man Who Knew Too Much
AÑO: 1956
DURACIÓN: 120 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Alfred Hitchcock
GUIÓN: John Michael Hayes
MÚSICA: Bernard Herrmann
FOTOGRAFÍA: Robert Burks
REPARTO: James Stewart, Doris Day, Brenda de Banzie, Bernard Miles, Ralph Truman, Daniel Gélin, Alan Mowbray
PRODUCTORA: Paramount Pictures
PREMIOS 1956: Oscar: Mejor canción
1956: Festival de Cannes: Nominada a la Palma de Oro (mejor película)

Una familia americana, compuesta por el doctor Ben MacKenna (James Stewart), su mujer (Doris Day) y su hijo Hank, está pasando unas vacaciones en Marruecos. Tras la muerte de un espía en brazos de Ben, mientras visitaban el mercado de Marrakech, el matrimonio descubre que su hijo ha sido secuestrado. Sin saber en quién confiar, los MacKenna se ven envueltos en una angustiosa pesadilla que tiene que ver con una operación de espionaje internacional.

La fama de Alfred Hitchcock le precede por encima de todo, incluso sin haberse visto sus películas o gran parte de ellas, lo cual es un error. Aunque los gustos personales sean un concepto inatacable, es una lastima dejar de disfrutar con sus películas, sobretodo alguien que se considere cinéfilo o cinéfila. Las películas de Alfred Hitchcock te hacen fluir en los acontecimientos que ofrecen sus desarrollos argumentales, a parte, está la gran calidad cinematográfica a la hora de crear las películas.


El hombre que sabía demasiado es un remake de una misma película que realizó en 1934 en su etapa inglesa, la original la tengo pendiente y no las puedo comparar, pero algunos comentarios la consideran como un esbozo de lo que consiguió con su versión de 1956. Doy un voto de confianza en que las dos versiones son muy buenas, pero si nos centramos en la versión que nos atañe ahora, es una película que realizó con más medios, mayor presupuesto y más experiencia cinematográfica; no es que sea una garantía de éxito, pero no hay que dudar del tito Alfred, pues hasta sus películas más flojas son buenas películas. Para esta ocasión pudo disponer de un reparto de gran proyección comercial y la actuación del habitual James Stewart es esplendida; en toda la película transmite esa sensación de paz dentro de lo abrupto que puede llegar a ser su comportamiento en algunas ocasiones, y a la vez, consigue arrancarte más de una sonrisa en algunas situaciones cómicas. Por otro lado, la actriz y cantante Doris Day realiza una gran interpretación, en algunos momentos destaca igual e incluso más que el carisma de Stewart, uno de los momentos míticos es cuando canta la canción que ganó el Oscar titulada Whatever Will Be, traducida como Que será, será, compuesta por Jay Livingston y Ray Evansque.


El hombre que sabía demasiado es una película de intriga familiar con una trama de espionaje internacional, consigue atraparte y hacerte pasar por muchos momentos emocionantes, el suspense y la intriga están muy bien manejados pero gracias a los momentos cómicos se consigue un respiro para luego retomar el hilo principal. Un thriller muy bien elaborado donde la maestría de Hitchcock rebosa por todas partes, un perfecto equilibro entre la comedia familiar y lo sórdido de la trama de espionaje. Una película considerada obra maestra, para mi gusto personal hay otras mucho mejores, aunque El hombre que sabía demasiado consigue hacerse muy amena y contiene impactantes secuencias difíciles de olvidar; pasando por el gran inicio en Marrakech hasta la gran secuencia muy bien trabajada del teatro Royal Albert Hall del Reino Unido.


La fotografía de Robert Burks ayuda a realzar la calidad de la película, rodada en Technicolor con unos colores llamativos y bien utilizados, consigue en muchos momentos que la calidad de los encuadres sea aún mayor. La banda sonora de Bernard Herrmann es espectacular y trepidante. El compositor saltó al cine tras trabajar en la radio y conocer a Orson Welles, con quien colaboró en la adaptación radiofónica de La Guerra de los Mundos de H.G.Welles que causó un gran impacto quedando como un hito radiofónico. En 1955 inició su relación con Hitchcock en la película The Trouble With Harry? traducida como Pero... ¿Quién mató a Harry? y a partir de ahí fue un habitual compositor para el cineasta. En esta versión de El hombre que sabía demasiado incluso realiza un cameo apareciendo como director de orquesta en la mencionada secuencia del Royal Albert Hall. El guionista John Michael Hayes, también habitual en muchas películas de Hitchcock,es el encargado de guionizar esta nueva versión y hay que decir que todos los detalles están muy bien atados y reforzados con buenas subtramas, personajes y situaciones secundarias muy divertidas. El hombre que sabía demasiado es muy recomendable, no acostumbra a ser una de las películas que más se recuerde de Hitchcock, pero dispone de todos los elementos que la convierten en una gran película de imprescindible visionado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario