16/9/12

Demenciator, muñeca sin cabeza


TÍTULO ORIGINAL: Un Extraño en la casa
AÑO: 1968
DURACIÓN: 85 min.
PAÍS: México
DIRECTOR: Alfredo Zacarías
GUIÓN: Miguel Zacarías, Alfredo Zacarías
MÚSICA: Manuel Esperón
FOTOGRAFÍA: Rosalío Solano
REPARTO: Evita, Joselo, Roy Jenson, Rosenda Monteros, Ofelia Montesco, René Cardona, Arturo Castro 'Bigotón', José Loza Martínez, John Kelly, Victor Eberg, Stillman SegarPatricia Muniz.
PRODUCTORA: Coproducción USA-México; Producciones Zacarías S.A.

La policia busca a un asesino psicopata que asesina con una navaja de afeitar.En su huida se introduce sin ser visto,en un vehiculo que le llevara a una residencia.donde una niña y una mujer se enfrentaran solas al terror y la demencia del asesino.

Muchas son las películas que se rebautizaban para su mejor distribución en EE.UU, así ha sido como muchos incautos han terminado por morder el anzuelo, entre los que un servidor se encuentra.
Su título original, Un Extraño en la casa, no es especialmente atractivo ni reclama nuestra atención. Por lo tanto, con la intención de darle una mayor tirada en el mercado internacional, aunque ya fuera una coproducción entre México y EE.UU, se procedió a realizar lo que tantas veces se ha hecho en el mundo del cine, se rebautizó y pasó a titularse Demenciator.


Además se re maquetó su portada, con la finalidad de hacerla más llamativa en ciertos sectores del público amante del terror más escabroso. Curiosamente la calavera sería usada años después para la portada de Inferno, una de las obras cumbre de Dario Argento. Aunque no tengo datos si la portada de la obra dirigida por Alfredo Zacarías, fue realizada años después para alguna edición en dvd o por el contrario durante la época de su estreno. Así que no puedo afirmar quien copió a quien, aunque no por ello deja de ser curioso ver como la industria es la primera que se plagia y copia entre sí.

Sin embargo, ni con esas suculentas modificaciones promocionales convencerán al espectador en extraer unas conclusiones bastante nefastas en cuanto a su argumento y sobre todo puesta en escena, claro que una vez pasas por caja, a ellos, la productora, le da lo mismo si te has creado una mala opinión.
Y es que apenas nada aprovechable queda en nuestro cerebro tras su visionado. La ‘nueva’ portada y su título ‘internacional’ prometen una película mala, sí, pero con suculentas muertes. Término básico en cualquier película con un asesino en serie, dónde su principal motivación y razón de existir radica en matar preciosas chicas. Pero ni siquiera algo tan primario y necesario en una película de estas características se cumple mínimamente.

La puesta en escena está excesivamente mal coreografiada, los ataques del asesino a sus víctimas no son nada creíbles, ¿Cómo es posible aturdir a alguien con el auricular de un teléfono?¿O de un codazo en la cara y estomago matar a un agente de la ley?.
Además no he visto asesino más torpe y con tan poco carisma. La interpretación de Roy Jenson no provoca ningún temor en el espectador, ni siquiera sus intentos de poner caras perturbadoras lo consiguen. Los gritos y la coordinación de sus víctimas, no son mejores, hacen el conjunto poco creíble y nada terrorífico. En las situaciones que éstas se ven acorraladas no generan ningún tipo de tensión en el espectador, ni siquiera con la banda sonora se consigue un ápice de tensión, o suspense en las típicas escenas que la víctima se esconde en los lugares más absurdamente típicos como detrás de la cortina o un baúl.


Lo cierto es que no pasa nada en toda la película y las muertes son más bien escasas, además de cutres y nada violentas, un poco de kétchup en el cuello de las chicas y andando. Y no me sirve la excusa del año en que fue realizada, he visto algunas mejor realizadas por aquella época.

El argumento se resume a que se pasan toda la película persiguiéndose unos a otros, tal cual capítulo de El Coyote y el Correcaminos, cuando no es la policía persiguiendo al asesino, es el asesino persiguiendo a sus víctimas o al fotógrafo de prensa sensacionalista que en lugar de avisar a la policía se toma la ‘justicia’ por su mano con tal de no perder la exclusiva noticia. Un cliché que se ha convertido en algo tan vulgar como cansino.
Claro que gracias a este personaje, el fotógrafo, veremos unas escenas finales realmente divertidas, aunque no intencionadas, entre él y una guadaña. Además de un desenlace al que no daremos crédito de lo que estamos viendo realmente. Pensar que se pasan toda la película persiguiendo a un asesino tan torpe y que nadie ha sido capaz de acabar con él, y que sea en la secuencia final y de esa forma tan poco previsible como surrealista la que un simple fotógrafo consiga lo que no puede hacer todo un departamento de policía, es para mearse encima, pero de la risa. En serio que cuando he visto el final, ha merecido la pena el aburrimiento que he sufrido durante los 80 minutos restantes de historia.

La forma de mover la cámara tampoco ayuda a disimular fallos de coreografía. Luego tenemos los topicazos, como la victima escondida en lugares recónditos de la casa, pero con un cero por ciento de suspense. Vamos que lo mejor y más aprovechable de todo el surrealista final es su título y, no sé muy bien por qué todos los títulos que terminan en -or- como Terminator, Rotor, Predator…me ‘pican’ la curiosidad de esa manera, motivo único por el que he terminado por ver esta película, de otra forma creo que jamás hubiera tomado interés en ella.

Una película con una pésima puesta en escena, carente de violencia, tensión y lo más importante, muertes simples y poco elaboradas, pero con un final tan surrealista como plausible.

4 comentarios:

  1. Vamos, que ni me acerco a ella, lo tengo claro.

    ResponderEliminar
  2. Quien sabe, a lo mejor te gusta.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo2/12/12 7:09

    tenia 12 años y a mi me gustaba mucho evita, era su admirador, y a mi la pelicula si me gusto....tanto que deseo muchisimo tenerla en DVD ORIGINAL y aun no la consigo. quiza ni exista en dvd. si alguien sabe avise. gracias

    ResponderEliminar
  4. Creo que se encuentra descatalogada, al menos por estas tierras. Incluso en Amazon de EE.UU el vhs está agotado.

    ResponderEliminar