6/10/12

Branded


TÍTULO ORIGINAL: The Mad Cow (Branded)
AÑO: 2012
DURACIÓN: 106 min.
PAÍS: Rusia
DIRECTOR: Jamie Bradshaw, Aleksandr Dulerayn
GUIÓN: Aleksandr Dulerayn, Jamie Bradshaw
MÚSICA: Eduard Artemiev
FOTOGRAFÍA: Rogier Stoffers
REPARTO: Ed Stoppard, Leelee Sobieski, Max von Sydow, Jeffrey Tambor, Ingeborga Dapkunaite, Mariya Ignatova, Andrey Kaykov
PRODUCTORA: Co-producción Rusia-USA; Mirumir / TNT

Branded nos introduce en un mundo donde las corporaciones, activando un código genético en el ser humano han desencadenado una conspiración mundial para poder controlar sus mentes, manteniéndolos así en un estado de dependencia y pasividad ante todo lo que les rodea. Misha, cansado de todo este control se propone desvelar la conspiración que existe, lo que no sabe es que desencadenará una batalla con las fuerzas que realmente controlan el mundo.

Branded es una película de esas que se queda en una buena idea, tan solo eso. Una idea que ya se plasmó, con mejores resultados, en Están Vivos de Jhon Carpenter, salvando diferencias.

Jamie Bradshaw debuta en la gran pantalla junto al ruso Aleksandr Dulerayn en esta cinta, que ambos guionizan y dirigen. La película aboga en contra de la publicidad subliminal y los planes que maquinan las grandes marcas corporativas que realizan en los ámbitos del consumidor, un daño invisible, esa es su mejor baza. Todo ello estudiado detenidamente, con los colores y las formas en sus logotipos, anuncios o frases promocionales, para qué el consumidor muerda el anzuelo y consuma sus productos compulsivamente.

La línea argumental es hueca, un galimatías que el público va a comprender, desde luego, pero que le va a resultar tedioso y por momentos aburrido. Culpa de un guión mal construido y con algunos pasajes demasiado surrealistas, como la conversión del protagonista a media película.

Como uno de sus directores anunció (ahora no recuerdo cuál de los dos hizo acto de presencia) antes de comenzar la proyección, Branded es una película extraña y que para bien o para mal, no dejará indiferente a nadie, aunque creo que para la gran mayoría, será para mal, al menos así ha sido en mi caso.

Seguro que habrá gente que la considere una gran película y es posible que en un grupo reducido la obra se convierta en un culto instantáneo. Pero lo que está claro es que su influencia de Están Vivos no le aporta nada fresco que favorezca esa pequeña posibilidad.


Al principio todo son devaneos entre Misha y Abby, interpretados por Ed Stoppard (Joy Division) y Lelee Sobiesky (Enemigos Públicos), un romance tontuno. Que si bien, tiene algunos momentos divertidos, como el polvo que echan en el coche, no hacen otra cosa que alargar la situación en exceso. Su mayor atractivo, termina siendo la crítica a las corporaciones y sus planes ocultos.

Luego hay personajes como el padre de Abby que desaparecen bruscamente de la historia, recalco, culpa de un guión con demasiado relleno y cabos sueltos.

En el tramo final es cuando lo atractivo y el reclamo principal de la película saltan a la palestra, cuando el protagonista adquiere, de forma absurda, matando una vaca roja, una profecía que anuncia la adquisición de poderes para ver el daño que hacen las grandes corporaciones en los seres humanos. Una situación que vivimos nosotros cada día, poca gente es la que hoy en día no ha caído en las redes de Microsoft, Apple, Google, Coca-Cola, Mc Donald o cualquier otra gran marca, que ya forma, queramos o no, parte de nuestra vida y hacer diario.


Ese daño, en la película es representado por unos monstruos mediante CGI, bastante cutres, todo sea dicho. Claro que a esas alturas eso será lo de menos, el problema es que hay demasiado relleno entre medio, con el romance mencionado y la relación entre Misha y el padre de Abby, jefe de Misha. Siendo demasiado tarde para que el espectador tome el debido interés en la parte, que a priori captaba la atención del espectador.

Una buena idea mal plasmada en el celuloide y que Carpenter, al parecer, con menos medios consiguió mejores resultados.

Puntuación

1 comentario:

  1. Coincido que esta pelicula pudo haber sido una pequeña joya, pero es bastante mediocre en mi opinion.

    Por cierto, ojala puedan reseñar Iron Sky

    Saludos

    ResponderEliminar