11/10/12

Drácula 3D


TÍTULO ORIGINAL: Dario Argento's Dracula 3D
AÑO: 2012
DURACIÓN: 106 min.
PAÍS: Italia
DIRECTOR: Dario Argento
GUIÓN: Dario Argento, Enrique Cerezo, Stefano Piani, Antonio Tentori (Libro: Bram Stoker)
MÚSICA: Claudio Simonetti
FOTOGRAFÍA: Luciano Tovoli
REPARTO: Rutger Hauer, Thomas Kretschmann, Asia Argento, Marta Gastini, Unax Ugalde, Félix Gómez, Miriam Giovanelli, Maria Cristina Heller, Giuseppe Lo Console
PRODUCTORA: Coproducción Italia-Francia-España; Enrique Cerezo Producciones Cinematográficas S.A. / Film Export Group / Les Films de l'Astre

Transilvania, 1893. Jonathan Harker, un joven bibliotecario, llega al pueblo de Passo Borgo para trabajar para el Conde Drácula. Contrariado por las excentricidades de su anfitrión, Jonathan no tardará en descubrir que el Conde supone una auténtica amenaza, especialmente para su mujer, Mina. ¿Les suena de algo? Una de las historias más míticas del fantástico cae en manos de uno de los grandes maestros del terror. Rodada en tres dimensiones, este Drácula según Argento llega cargado de grandes dosis de sangre, sudor y mucho escote desbocado.

Anque yo no guardo mal recuerdo del todo, después de la floja El Jugador, el retorno del mitico director con los capítulos Jennifer y Pelts de la serie Masters of Horror, supuso una bofetada, en el buen sentido, a los amantes del género. Luego con la Terza Madre, cerraría la trilogía de las tres madres, junto a sus clásicas obras Suspiria e Inferno, dejó frio a más de uno. Y Giallo no fue mucho mejor, aunque un servidor defiende más ésta última que la Terza Madre.

Ahora llega con su propia visión de Drácula, la novela de Bram Stoker. Un reparto peculiar Unax Hugalde de la serie Los Borgia, se pone en el papel de Johnathan Harker, una interpretación insuficiente y poco creíble. Rutger Hauer es Van Helsing, su papel es bien escueto, aparece bien adentrado en la historia, que por cierto, pocos cambios ha sufrido. Por un lado bien, y por otro mal, ya que es una historia muy sobada. Hay tantas adaptaciones que ya no sorprende lo más minimo, y creo que deberían haber tomado ciertas licencias para distanciarse de las miles de adaptaciones que ya existen. Además siendo un subproducto la podrían haber hecho más cañera, con más gore y violenta, en lugar de centrarse tanto en la parte romántica de la historia. Faceta que en la versión de Ford Coppola se trataba bien de cerca.


Thomas Kretschmann se pone en la piel de Drácula, un vampiro inusual, además de en lobo o murciélago, se puede transformar en búho o mantis gigante, momento de demenciales aplausos. Kretschmann (Valkyria, Blade 2) ya trabajó con Argento en La sindrome di Stendhal. La película tiene tetas, pero pocas. Asia Argento en el papel de Lucy y Miriam Giovanelli en el de Tania, dos concubinas del conde, son las afortunadas en levantar ovación en la sala, pero insuficiente dosis de “personalidad” femenina junto al poco gore, que se concentra en un par de escenas, frustran el divertimento de la película. No es tan desastrosa como me la esperaba, pero que es mala es una realidad.
Lo único que destacaría es la ambientación de los escenarios, muy propios de las cintas de la Hammer y su gran banda sonora de Claudio Simonetti, que ha trabajado en la gran mayoría de films de Argento.


Un apartado que se resiente son los efectos digitales, realmente cutres, frente a los artesanales realizados por Sergio Stivaletti, el Tom Savini italiano y gran conocido de Argento. Pienso que en el apartado de efectos digitales hubiera hecho falta una mejor inversión de dinero, o en su lugar sugerir más que mostrar. Y una vez más el innecesario 3D no hace otra cosa que resaltar esos fallos, pero he de reconocer que el efecto de profundidad estaba mejor logrado que en otros productos mucho más comerciales y con mejor tirada que la cinta aquí presente.
Un retorno de Dario Argento que va a dejar frio a más de un fan de sus obras más reconocidas, como son Rojo Oscuro, Suspiria o Inferno. ¿Recuperará algún día ese talento artístico que tenía en aquella época? el tiempo lo dirá.

11 comentarios:

  1. El trailer ya apestaba lo suyo, así que no me extraña esta crítica.

    Por otra parte, su clásico Suspiria, vista hoy día, me parece un muermo considerable (y su banda sonora insoportablemente estridente). No entiendo el culto y la adoración hacia ella. Peeeero para gustos, colores.

    Saludos ;)

    P.D.: Qué rabia no haber podido ir este a Sitges :(

    ResponderEliminar
  2. Lo que se valora de Suspiria son aspectos técnicos. Cosa que Drácula ya no tiene. Me encontré a tu colega y me dijo el porqué, es una putada.

    ResponderEliminar
  3. Me voy a ahorrar todo tipo de comentarios. Lo único que valió la pena es que Argento viniese a dar la cara en la proyección: "Sí, esta COSA la he hecho yo".

    ResponderEliminar
  4. Te olvidas de la Mantís, además hiciste trampa, dormiste....

    ResponderEliminar
  5. No, perdone usted, para la mantis algún cabrón joputa (ups, perdón, que no se puede insultar). Repito. No, perdone usted, para la mantis algún %$·&/()(/=((/(& me despertó de un codazo. "Mira, mira, ¡la mantis!" XD

    ResponderEliminar
  6. Pues claro, la Mantís hay que verla.

    ResponderEliminar
  7. La Mantis es lo mejor de la película xD

    ResponderEliminar
  8. Mira! lo dice el %$·&/()(/=((/(& :P

    ResponderEliminar
  9. Pero, ¿a que valió la pena?
    Ya verás cuando la pongan el próximo año en cotxeres: Dracula 3D sin 3D y en catalán.

    ResponderEliminar
  10. Por supuesto.
    Bueno después de Matxet, ya no hay dolor.

    ResponderEliminar