6/10/12

Holy Motors


TÍTULO ORIGINAL: Holy Motors
AÑO: 2012
DURACIÓN: 115 min.
PAÍS: Francia
DIRECTOR: Leos Carax
GUIÓN: Leos Carax
MÚSICA: Neil Hannon
FOTOGRAFÍA: Yves Cape, Caroline Champetier
REPARTO: Eva Mendes, Kylie Minogue, Michel Piccoli, Edith Scob, Denis Lavant, Jean-François Balmer, Big John, François Rimbau, Karl Hoffmeister
PRODUCTORA: CNC / Les Films du Losange / Pierre Grise Productions

"Holy Motors" narra 24 horas en la vida de un ser con múltiples caras: asesino, mendigo, ejecutivo, monstruo, padre de familia... El protagonista tiene una identidad completamente distinta en cada una de estas vidas. Encarna personajes como si se tratase de una película dentro de una película. ¿Pero dónde están las cámaras, el equipo de cine, el escenógrafo? ¿Y dónde está su casa, su refugio?

Holy Motors me descubre a Leos Carax, un director francés, pero que por lo visto ya goza de seguidores que esperaban su retorno con gran expectativa. Aún no he tenido el placer de charlar en profundidad con alguno de ellos, para ver que opina sobre su nuevo film, pero si que me ha recomendado Mala Sangre, supuestamente su mejor film. Así que cuando pueda me pondré a ello.

Holy Motors no es el tipo de género y estilo de mi predilección, pero me ha gustado. Construida como una obra de teatro compuesta por diferentes actos, hasta 11 actos y un interludio, cada acto es la representación de un momento importante u hecho/acción en la vida de alguien. Desde un vagabundo excéntrico, pasando por un padre de familia que tiene una turbulenta relación con su hija, hasta un empleado para una empresa que hace capturas de movimientos para animaciones. Vidas y situaciones tan dispares entre sí, que tanto en el registro del actor y caracterización de éste, son como el sol y la luna.
Denis Lavant se pone en la piel de cada uno de ellos, cambiando su registro interpretativo y caracterización de una manera sorprendente, tan polivalente y poli fórmico como podría haber sido Andy Serkis, en un proyecto de tal envergadura.


Pero Holy Motors no es una película para recomendar abiertamente a cualquiera, tiene un tono muy artístico y el sello de autor se pasea por todo el metraje, es una película en la que no hay lugar para medias tintas, o te gusta bastante o no te gusta nada., incluso hasta el punto de amarla u odiarla. Yo creo que el público se dividirá a partes iguales. Lo que está claro, es que su formato de microhistorias sin un nexo de unión argumental aparente y tan ambiguo, da lugar incluso a dobles lecturas, todo ello no favorecerá al conjunto a la hora de gustar al público y tener una gran difusión de una forma generalizada.
Carente casi en su totalidad de banda sonora, se apoya mucho en el sonido ambiente. Tan solo en tres historias se orquestan ciertos momentos, como en el cementerio con la apertura del tema de la llegada de Godzilla, para mí el mejor capítulo y más bizarro de todos, en el que Eva Mendes aparece bajo mínimos de ropa. La historia de la azafata, es la más aburrida para mí, que no mala, en la que Kylie Minogue se marca un numerito musical, muy bonita la canción, pero su desenlace es lo que más mola realmente.
El capítulo de la captura, es bastante pornográfico, no demasiado aconsejable para menores. Claro que todos ellos funcionan mejor por separados, que no intentando unirlos de alguna forma con un hilo argumental. Realmente es difícil buscar y encontrar una explicación o mensaje a la película, pues son historias totalmente independientes, unidas por un pletórico Denis Lavant, su intérprete en todas ellas. Pero si tuviéramos que buscarle uno, sería sin duda, como su personaje se vuelca tanto en representar la vida de los demás, que no puede recuperar la suya propia. Aunque no sabremos cual es la suya propia.


Denis Lavant que actúa como presentador de cada historia, une las historias mediante su propia caracterización, aunque no lo hace argumentalmente, un estilo diferente a lo acostumbrado en Body Bags, Historias de la Cripta o The Theatre Bizarre que ya tienen su propio presentador y éste no interfiere en las propias historias.
Una película extraña y muy personal y rara a rabiar, que funciona mejor como historias independientes que como conjunto. Y el fragmento favorito variará según los gustos de cada espectador.

6 comentarios:

  1. Una de esas pelis que te descoloca después de verla.... puede que salgas echando pestes, puede que salgas maravillado. La verdad, tiene momentos espectaculares y la peli induce a múltiples reflexiones. Si Carax quería decirnos algo, yo no llego a tanto y no lo he comprendido, pero creo que no ha sabido trasmitir lo que pretendía, si es que pretendía trasmitir algo. Durante la película percibes distintas emociones, aunque la sensación general es de patochada, de histrionismo gratuito.

    ResponderEliminar
  2. Está claro que no es una película 'normal'. No sé si llegará a las salas, pero el hecho de que haya ganado el premio a mejor película, va a hacer que mucha gente tome interés en verla, y más de uno va a fliparlo en colores. Yo saqué una conclusión, aunque tengo dudas que sea la correcta, me gustó su formato de microhistorias y lo visual.

    ResponderEliminar
  3. Yo sigo sin entender nada. Aunque tiene cosas muy buenas (las caracterizaciones e interpretación de Lavant son increibles), muchas de las "citas" siguen sin gustarme. La mejor: en el cementerio.

    ResponderEliminar
  4. En una película de fragmentos es imposible que todos sean redondos. La película es dificil de entender, pero yo sigo sacando la misma conclusión que te dije en su momento. Y desde luego visualmente es magnífica.

    ResponderEliminar
  5. Lo que comentas sobre los fragmentos no es imposible, bueno, quizás en la actualidad si, jejejejeje. Sigo pensando que no es una película para sacar ninguna conclusión, y menos por el mínimo hilo argumental que tiene.

    ResponderEliminar
  6. Pero es muy dificil. Yo pienso lo mismo de Cosmopolis. XD

    ResponderEliminar