24/10/12

Looper

Looper
TÍTULO ORIGINAL: Looper
AÑO: 2012
DURACIÓN: 118 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Rian Johnson
GUIÓN: Rian Johnson
MÚSICA: Nathan Johnson
FOTOGRAFÍA: Steve Yedlin
REPARTO: Joseph Gordon-Levitt, Bruce Willis, Emily Blunt, Paul Dano, Piper Perabo, Jeff Daniels, Garret Dillahunt, Tracie Thoms
PRODUCTORA: Sony / TriStar Pictures / MG Entertainment / Endgame Entertainment / FilmDistrict

Como en 2072 los asesinatos están terminantemente prohibidos, las víctimas son enviadas a través de una máquina del tiempo al pasado (2042), donde los Loopers, un grupo de asesinos a sueldo, se encargan de eliminarlas y deshacerse rápidamente de sus cuerpos. El problema surge cuando Joe (Gordon-Levitt), uno de los Loopers, recibe desde el futuro un encargo muy especial: eliminarse a sí mismo (Bruce Willis).

Siglo tras siglo, el afán del hombre por avanzar en la ciencia y la tecnología, no ha cesado jamás. Ha descubierto el fuego, inventado la bombilla, el teléfono, internet, ha descubierto vacunas, ha viajado al espacio etc. Sin embargo, hay una meta que a día de hoy todavía no ha logrado alcanzar, los viajes en el tiempo. Aunque, los rumores a veces se extienden más allá de nuestro hacer cotidiano diciendo lo contrario, que la NASA o cualquier otra entidad gubernamental secreta lo ha conseguido. Eso es tan fiable como que en el área 51 hay un platillo volante de otro planeta, meras especulaciones.

Así que, posiblemente, durante las próximas décadas e incluso algún que otro siglo, nos conformamos al soñar con ello viéndolo en las películas. La industria del entretenimiento ha sabido contentar o disgustar –según el caso- a su público durante décadas, en todas las vertientes y géneros cinematográficos; comedia, ciencia ficción, acción etc. con obras tan emblemáticas o desconocidas por el público, como por ejemplo El Tiempo en sus manos, Terminator, Regreso al Futuro, Doce Monos, Primer, Los Cronocrimenes, Freejack, Las Alucinantes Aventuras de Bill y Ted, Atrapado en el Tiempo, Codigo Fuente y un sinfín de obras que podría enumerar y me faltarían hojas en las que escribirlas.

Llego un poco tarde con ésta cinta de Rian Johnson que ya ha sido estrenada en salas comerciales, pero que un servidor vio durante el Festival de Sitges.
Rian, el director de Brick, película de la que hablan bastante bien pero no doy fe de ello puesto que no la he visto, escribe y dirige esta paradoja de viajes espaciotemporales de una forma fresca. Aprovechando el caos que se presupone al encontrarse el yo del pasado con el yo del futuro, lleva ese ámbito al extremo, liquidarse a sí mismo. Las consecuencias, no hace falta que diga que pueden ser fatales.

La cinta es fresca y entretenida, pero la línea argumental no es demasiado innovadora, ni revolucionaria para los tiempos cinematográficos en los que vivimos. Esta película de haberse estrenado hace diez años, hubiera supuesto todo un referente a seguir en el campo de la ciencia ficción para futuras obras de dicho género, tal como lo fue Matrix en su momento en la acción.


A pesar de ciertas paradojas temporales, la película está enfocada más a la acción, con un pletórico Bruce Willis, haciendo de Bruce Willis como él solo sabe. Joseph Gordon Levitt se encuentra comedido en su interpretación, pero ambos realizan una gran interpretación de Joe, el sensato y responsable (Willis) y el alocado e incauto (Levitt).

Un tema que habría que tratar en profundidad, es el parecido entre ambos actores, Willis y Levitt, que es más bien poco.Aunque, he de reconocer que el departamento de maquillaje, gracias a la prótesis nasal para Levitt y algo de maquillaje en torno a los ojos que consigue rasgar, hacen que el parecido con Willis sumándole tres décadas más en la película, dé suficientemente el pego.

El resto del reparto formado por una correcta Emily Blunt (El Hombre Lobo) que ejerce de madre sobre protectora, no para Cid, el niño en torno al cual gira toda la trama, sino para los demás. No digo más para no desvelar la sorpresa final. Cid está interpretado por Pierce Gagnon que realiza un papel menor en el remake The Crazies. Y Seth interpretado por Paul Dano (Cowboys and Aliens) tiene un papel menor, pero éste supondrá los primeros problemas para Joe en el pasado. Una correcta interpretación que no trasciende más allá de los primeros minutos.


Johnson nos sitúa la mayor parte de la cinta en el pasado, la libertad en qué dirección se puede viajar, la pone nuestra imaginación a la hora de escribir un guión para una película, en éste caso Johnson decide que sólo se viaja en una dirección, hacia el pasado. El futuro ideado por Johnson es muy urbano, a pesar de que las motos levitan, la urbe posee grandes y estilísticos edificios, además, sin olvidar los viajes en el tiempo, tiene un toque rudimentario y en ocasiones decadente.

Los efectos especiales se encuentran dentro de lo correcto, sin sobrepasarse en grandilocuencias visuales, ni resultados tediosamente digitales. Si bien, comparaciones visuales a Origen de Christopher Nolan saldrán al estrado en alguna ocasión. La banda sonora de Nathan Johnson que ha trabajado anteriormente con Rian en Brick, mantiene el tono en cada momento, aunque resalta mucho más en los momentos de acción en la película.

Como pega le pondría que a mí personalmente, hay un trozo que se desarrolla en la granja que me aburrió un poco, por suerte fueron poco más de diez minutos. Rian salva la situación con la aparición de un nuevo sicario en busca de ambos Joe’s.
Una cinta que va a flipar más a las nuevas generaciones que a los curtidos como los de mi generación. Aunque la película se desarrolla y tiene grandes momentos, no se va a convertir en una de nuestras obras predilectas, pero se disfruta bastante bien.

Puntuación

10 comentarios:

  1. Creo que con otra peli ya comenté algo por el estilo... Matrix no es ningún referente de la ciencia ficción, en todo caso se puede considerar referencia en efectos digitales.
    Referentes son Viaje a la luna, Metropolis, Blade Runner, 2001.... Hasta Ghost in the shell es más referente que Matrix.

    ResponderEliminar
  2. Cierto, lo fué de la acción, y cuando digo referente, no lo hago desde tu punto de vista. Me refiero a que marcó un punto y aparte, estéticamente y en otros muchos aspectos, que muchos siguieron.

    ResponderEliminar
  3. Claro, en eso estamos de acuerdo... pero no en la ciencia ficción.

    ResponderEliminar
  4. Si se hubiera estrenado varios años antes muchos la habrían copiado, con lo que sería un referente. Ya te he dicho a lo que me refiero.

    ResponderEliminar
  5. No te entiendo, si no digo nada de eso. Sólo que Matrix no es un referente en la ciencia ficción.
    Y bueno, no he visto Looper, pero... por curiosidad ¿no es el mismo planteamiento de Terminator pero un poco modificado? Viajar en el tiempo para salvar a mi hijo que todavía no ha nacido = Viajar en el tiempo para matarme a mi mismo.

    ResponderEliminar
  6. No he dicho que Matrix lo fuera en la ciencia ficción.
    Que va, ahí es donde cambia, pero no te lo voy a spoilear.

    ResponderEliminar
  7. Guay, supongo que algún día caerá, me refiero a verla, no comprarla, jejeje ;)
    Lo de Matrix está escrito:
    Esta película de haberse estrenado hace diez años, hubiera supuesto todo un referente a seguir en el campo de la ciencia ficción para futuras obras de dicho género, tal como lo fue Matrix en su momento.

    ResponderEliminar
  8. Originalmente había escrito detrás de momento, la palabra acción, pero lo veía más confuso. Ahora veo que no.

    ResponderEliminar
  9. A ver si este fin de semana puedo verla y puedo opinar sobre Looper, no leo nada más que elogios hacía esta cinta. La tuya es la primera en la que veo algún pero. Ya te contare.

    ResponderEliminar
  10. El problema es que cada vez cuesta más sorprender, y aunque tiene su punto, es una de esas cintas que llega tardía para ello. Es buena, pero no va a resultar revolucionaria como otras.

    ResponderEliminar