7/10/12

Maniac



TÍTULO ORIGINAL: Maniac
AÑO: 2012
DURACIÓN: 90 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Franck Khalfoun
GUIÓN: Alexandre Aja, Grégory Levasseur
MÚSICA: Rob
FOTOGRAFÍA: Maxime Alexandre
REPARTO Elijah Wood, Nora Arnezeder, America Olivo, Morgane Slemp, Liane Balaban PRODUCTORA: Coproducción Francia-EEUU; Aja / Levasseur Productions / Blue Underground / P2 Productions

Remake de la película de 1980 en la que un asesino se mueve por las calles de Nueva York. Mata a mujeres brutalmente, se lleva sus cabelleras y les expone en maniquís en su asqueroso apartamento. Es su único contacto con el mundo fuera hasta que conoce a una guapa fotógrafa. Pero puede un Maníaco cambiar para formar una amistad?

Cuando me enteré de que se realizaría un remake de Maniac de William Lustig, mi rechazo fue total. Maniac es una obra que se ha convertido de culto entre los fans del terror, y sin duda marcó a su generación y a las posteriores, en gran parte gracias a su suciedad y alta dosis de violencia. Con lo que las esperanzas de que se realizara una buena relectura, eran pocas. Pero la curiosidad ha podido conmigo y una vez más he terminado por morder el anzuelo y he ido a verla.

He de reconocer que Franck Khalfoun el director de Parking 2 que aquí ejerce esa misma función y Alexandre Aja en función de guionista y productor, junto al también guionista Gregory Levasseur, que trabajó con Aja en Alta Tensión y Las Colinas Tienen Ojos ayudando a escribir el guión. Todos ellos han sabido realzar las virtudes y arreglar algunos aspectos poco explicados en la obra original, sin cargarsela. Así que me he tenido que comer mis propias palabras, no voy a decir que sea un peliculón, pero todo el miedo que tenía a que se perdiera el tono sucio y pútrido de la obra original, lo han mantenido y respetado con creces.


Lo que ha perdido es el ruido en la imagen, pero las calles, el apartamento etc. se ha mantenido sucio y austero. La cinta se ha ambientado en una época más actual, incluso hay internet, así busca a su primera víctima, al menos que veamos nosotros. Luego ya vuelve al método callejero, paseando su siniestra furgoneta.
La cinta pierde algunos detalles pero gana en otros aspectos, como el hecho de haberla rodado casi en su totalidad en primera persona, muy desenfocada, es un acierto, gana enteros a la hora de adentrarnos en la película, situando al espectador en la propia piel del asesino y sus conflictos morales. Aunque ese aspecto puede molestar a los más eruditos de la pulcritud en la imagen.
El tono de la original y la mayoría de sus aciertos se han potenciado, como el conflicto psicológico que tiene en una constante lucha interna su asesino, con lo poco que queda de su parte bondadosa en la que la parte criminal gana terreno dentro de su mente, quedando esa parte mucho mejor explicada.
Los cambios se han sucedido, para eso es un remake. La parte del romance entre él y su víctima preferida, se alarga, pero favorece a la hora de remarcar esa lucha interna que tiene dentro de su cabeza, la que quiere hacer daño y la que no. Todo ello mejor narrado que en la original.

Al estar rodada en primera persona, Elijah Wood casi no aparece, se hace mucho uso de los reflejos y espejos para mostrar más veces su rostro, pero aun así apenas aparece, mucho más enigmático. Joe Spinell salía más tiempo, porque su rostro ya era oscuro y suficientemente raro. Elijah no es la primera vez que hace de malo, en Sin City demostró que no solamente puede ser Frodo, y hay que reconocer que en esta relectura del asesino de las cabelleras, lo hace bien, da el pego y su caracterización gana puntos a medida que avanza la cinta, su aspecto se vuelve cada vez más incómodo de mirar, cada vez aparece más pálido y con unas ojeras que le da un aspecto nada envidiable al de Spinelly, no se pueden comparar, son bastante distintos, pero cada uno a su manera representa muy bien el papel.


El trauma que impulsa a éste a asesinar a sus víctimas arrancándoles la cabellera, sigue siendo el mismo, la larga cabellera de su madre y las largas noche de droga y vicio sexual de ésta. Un buen remake que para nada es mainstream, no se han cortado un pelo a la hora de la violencia, siendo bastante explicita con primeros planos de las incisiones craneales.La banda sonora es muy siniestra en todo momento, ya desde el principio tiene un tono muy oscuro que acompaña bien a los acontecimientos oscuros de la película. En cuestión de efectos especiales todo es bastante artesanal, algo de sangre digital pero bien integrada.
Uno de los pocos remakes que podemos meter en el grupo de las buenas relecturas.

4 comentarios:

  1. Les quedó muy bien, una película que se disfruta y bastante superior a la gran mayoría de las películas del festival que pretendían ser de sang i fetge.

    ResponderEliminar
  2. Yo me tuve que comer mi rechazo.

    ResponderEliminar
  3. Creo que fue la peli de "terror" que más disfruté este año, y después de ver la original.... sí, les ha quedado de puta madre. Trabajan mucho más el personaje principal, su relación con la madre, con la protagonista... y da más solidez al resto de la historia. Va, lo diré bien alto: ME GUSTA!

    ResponderEliminar
  4. La original tiene un encanto que solo apreciamos los que la vimos en cierto momento de nuestra vida. Respecto a ésta, les ha salido bastante lograda.

    ResponderEliminar