11/11/12

Robo-G

Robo-G dirigida por Shinobu YaguchiTÍTULO ORIGINAL: Robo Jî
AÑO: 2012
DURACIÓN: 111 min.
PAÍS: Japón
DIRECTOR: Shinobu Yaguchi
GUIÓN: Shinobu Yaguchi
MÚSICA: Miki Yoshino
FOTOGRAFÍA: Katsumi Yanagijima
REPARTO: Naoto Takenaka, Yuriko Yoshitaka, Mickey Curtis, Takehiko Ono, Gaku Hamada, Tomoko Tabata, Emi Wakui, Chan Kawai, Junya Kawashima
PRODUCTORA: Toho Company / Fuji Television Network / Altamira Pictures Inc.

Ota, Kobayashi y Nagai han construido un androide que deben presentar en una feria robótica. Pocos días antes de la exhibición, su creación se cae fatalmente por la ventana. Sin tiempo para construir un nuevo robot, solo se les ocurre una solución para no quedar como unos perdedores: contratar a alguien que pueda introducirse en la carcasa del robot. Su “mejor” candidato es Suzuki, un anciano entusiasmado ante la posibilidad de tener una actividad con la que matar el tiempo.

Siguiendo con las películas que hemos ido, en este caso disfrutado, durante el recién Festival de Cine Fantástico y de Terror Sitges 2012; es el turno para una dulce comedia titulada: Robo-G. Escrita y dirigida por Shinobu Yaguchi, cineasta que conduce su trayectoria a través de comedias con toques de humor negro. No conozco lo suficiente su filmografía, pero tras documentarme, parece que con Robo-G confluyen varios aspectos de sus anteriores películas, pero con un tono más clásico en lo que comedia se refiere.


El guión de Robo-G funciona en la medida de su concepción, en todo momento se mantiene ese tono de comedia, con pocos personajes y sin ningún tipo de excentricidad, pero no por ello falto de contenido. Se muestran diversos temas sociales en consonancia con Japón, se hace una muestra de cómo afecta la tecnología en la sociedad, tanto en el ocio como en lo laboral, así como un pequeño repaso a diversas presiones laborales. También muestra el lado melancólico que suscita la situación de la tercera edad, todo en conjunto a un mensaje positivista sobre la superación personal. No es una película de comedia alocada, es suave, te mantiene una sonrisa en la cara. Tampoco es una película que procure tocar la fibra haciendo uso de la melancolía, no se ha explotado esa faceta, aunque en algunos momentos se aproxime.


Lo más gracioso de la película son las situaciones que irán atrapando a los personajes en berenjenales que pondrán a prueba su ingenio para salir del paso. Se conecta muy rápido con todos los personajes, pero en especial, quien consigue meternos en su bolsillo, es su protagonista, el anciano que se tendrá que introducir en la carcasa del robot. Interpretado por Mickey Curtis, actor y cantante japonés nacido en Tokio en 1938, borda el papel desde su primera aparición y consigue resultar entrañable hasta el final de la película. Su papel de viejo cascarrabias medio sordo que no termina de aceptar que es un anciano, sencillamente, es lo mejor de la película. Mención para la versión que realiza el actor en los créditos finales de la canción Mr. Roboto del grupo Styx.
El resto del reparto, sin duda, está a la altura de las circunstancias, desde los tres técnicos que diseñan al robot sin tener ni idea de robótica; su jefe, que los presiona para utilizar el robot para fines comerciales, hasta la estudiante de ingeniería robótica que se termina subiendo al carro. Personajes bien diseñados con los que resulta muy agradable pasar el rato que dura la película.


Bueno, según lo comentado en el anterior párrafo, quien obtiene el rol de autentico protagonista es el propio robot, o la carcasa de éste. Un diseño fantástico que desde el primer momento que lo ves, quieres que sea tu amigo robot.
La fotografía de la película es muy luminosa, llamativa y alegre. No hay ningún alarde de grandiosidad, ni desarrollo a destacar, pero es correcta y no se realza, ni despista, sobre la faceta de la película que más importa, en este caso, la historia. Pero hay planos muy interesantes en conjunto con la iluminación, también está muy bien rodada la forma de mostrar al robot en determinados momentos.
 La banda sonora está planteada de la misma forma, siendo la versión del tema Mr. Roboto el eje principal de atención. Un pequeño "pero" que puede achacarse a la película, es que, aún teniendo un buen ritmo, por su tramo final hay algunos minutos que quedan algo vacíos, pero no es ningún problema que afecte a su calidad, tan sólo es una apreciación personal. El conjunto final de la película es bueno en términos generales y cuando termina, la escena final contiene y consigue el objetivo de la película, dejarte con la sonrisa en la boca.

Puntuación

1 comentario:

  1. Hombre no parece tan excéntrica como otras. La idea me recuerda mucho a Awesom-o.

    ResponderEliminar