30/12/12

Los miserables

Los miserables dirigida por Tom HooperTÍTULO ORIGINAL: Les Misérables
AÑO: 2012
DURACIÓN: 152 min.
PAÍS: Reino Unido
DIRECTOR: Tom Hooper
GUIÓN: William Nicholson (Drama: Victor Hugo)
MÚSICA: Claude-Michel Schönberg
FOTOGRAFÍA: Danny Cohen
REPARTO: Hugh Jackman, Russell Crowe, Anne Hathaway, Amanda Seyfried, Eddie Redmayne, Samantha Barks, Helena Bonham Carter, Sacha Baron Cohen, Aaron Tveit, Isabelle Allen, Daniel Huttlestone, Colm Wilkinson, Natalya Wallace, Michael Jibson, Bertie Carvel, Tim Downie, Marc Pickering, Patrick Godfrey, Killian Donnelly, Fra Fee, Gabriel Vick, George Blagden, Alistair Brammer, Charlotte Hope
PRODUCTORA:Coproducción Reino Unido-Estados Unidos; Universal Pictures / Working Title

El expresidiario Jean Valjean (Hugh Jackman) es perseguido durante décadas por el despiadado policía Javert (Russell Crowe). Cuando Valjean accede a cuidar a Cosette, la pequeña hija de Fantine (Anne Hathaway), sus vidas cambiarán para siempre.

Dejando a un lado lo que supone la estrategia comercial por parte de la distribuidora, estrenar la película en fechas tan señaladas como las fiestas navideñas. Y al margen de cualquier espectador cinéfilo, resulta una estricta planificación de marketing de proporciones mastodónticas, más que la de El Hobbit.
Sin importar nada en absoluto lo demás, un plan urdido con un solo propósito, atraer al máximo de gente posible, mejorando la recaudación en el primer fin de semana, a menudo, el más optimo. Entrando en la producción, es otro tema, el merito habla en cada fotograma del film. Y hablando de distribución, es lógico querer recuperar la inversión realizada, pero en estas fechas lo que nos vamos a encontrar es un público de lo más variopinto y poco frecuente en las salas. El cinéfilo u aficionado a los musicales hubiera ido a verla en cualquier mes del año, sin importar la fecha de su estreno.

La película se basa en la novela de Víctor Hugo, escrita en el siglo XIX (y yo sin enterarme). La película, la novela no sé, cuenta a su manera la revolución francesa del siglo XVIII. Digo a su manera, puesto que el núcleo de la historia no deja de ser un romance con tintes dramáticos y todos sus tópicos. ¿Es malo eso? No, sus elementos están bien dispuestos, aunque no resultan especialmente novedosos, la película tiene otros elementos mucho más destacables.

La parte de la revolución, es tan solo una de las varias subtramas que nos encontramos a lo largo de sus 150 minutos, no excesivos, pero tampoco imprescindibles. Esos pequeños episodios entre personajes, algunos de los cuales, aparecen paulatinamente en la historia, a la vez que se van integrando con el resto de personajes y en la historia, aunque no todos ellos se acaban entrelazando.
El momento de la revolución toma la forma de cara al desenlace del film, un desenlace que guarda relación directa con la búsqueda personal de Jean Valjean, la redención. El tratamiento que se le otorga a dicha revolución, es muy acorde con la situación política/social actual. Aunque visto en pantalla no resulta tan funesto como en la vida real, su mensaje y denuncia es captado sobradamente por el espectador.

Anteriormente a ésta versión musical, dirigida por Tom Hopper - desconocido para mí- y con guión de William Nicholson (El Primer Caballero, Gladiator) -ya entiendo porque Russell Crowe está en el reparto- la obra original fue relanzada en 2010 coincidiendo con el vigesimoquinto aniversario del musical en los teatros. Además, la novela cuenta con cerca de treinta adaptaciones cinematográficas, y pensar que luego nos quejamos porque nos hacen un remake de tal o cual película. Si el autor levantara la cabeza, seguramente la volvería a agachar.
Aunque, me consta que de semejante alto número de adaptaciones a la pantalla, la de Hopper es la única orquestada. Entre todas ellas figuran algunas TV movies, series televisivas e incluso algunos cortometrajes. Así que posiblemente, además de ser la novela con más adaptaciones en toda su historia, también sea la más heterogénea.


Obviando todos esos detalles, la película brilla en muchos aspectos. Despuntando muy por encima, en las interpretaciones, su conseguida ambientación y por supuesto su banda sonora, bastante primordial en un musical. Es cierto que sus melodías son algo recurrentes (sucedía también en Sweeney Todd de Tim Burton), pero sin denigrar a éstas, diré que se encuentran perfectamente asociadas a sus personajes.
La banda sonora ha sido escrita por los responsables del musical Claude-Michel Schönberg y Alain Boublil, por lo tanto –aunque no estoy seguro- diría que los temas son los mismos que los de la ya mítica obra teatral.

La narrativa también se merece elogios, amén de algún tedioso momento. Sin perder el hilo argumental, algunos pasajes me han resultado un tanto anodinos, respecto a otros realmente emocionantes u épicos. Una montaña rusa de densas emociones, que se torna en breves secuencias menos emocionantes, no confundir con aburridos. En una escena te atrapa fuertemente y en la siguiente te suelta de una manera un tanto frívola. Ese, es para mí, el punto por el cual el film no llega a ser todo lo redondo que debería.

La lograda, casi excelente, ambientación y recreación de sus escenarios perfectamente representados en los que no se han descuidado detalles, al igual que la indumentaria de sus personajes, se encuentran realmente bien integrados en los cromas a la hora de completar los sets o planos muy generales. Bastante inevitable en el cine actual, ya que los costes de producción se reducen considerablemente en la construcción parcial de un set de rodaje, frente a la de uno completo. Pero el resultado es más que notable. Una urbe francesa recreada bajo la más estricta y decadente pobreza, escenarios que nada tienen que envidiar a esos excelentes barrios marginales en la adaptación de El Perfume.

No menos destacable es el apartado de maquillaje, las excelentes caracterizaciones del reparto, incluido los extras, lo confirman. Otorgando a todos ellos una credibilidad absoluta. Aunque desde luego toda esa elaboración no serviría de nada, sin las brillantes interpretaciones de los actores. La fusión de ambas es el mejor mazo de cartas del que dispone la película y lo juega sin miedo alguno a perder.

En las interpretaciones todos andan brillantes, excepto Russell Crowe, que en comparación con el resto queda eclipsado. Le pone emotividad y se esfuerza en aparentar ser muy malo para poner al público en jaque, pero desgraciadamente no lo consigue.
Incluso los pequeños debutantes Isabelle Allen y Daniel Huttlestone, que interpretan a la versión infante de Cosette y el pequeño revolucionario Gavroche, respectivamente. Ambos se marcan unas interpretaciones muy por encima de lo que nos ofrece el actor de Gladiator, que no lo hace mal, pero resulta tan poco expresivo (casi menos que Nicolas Cage), mientrasque los demás actores se dejan la piel en cada plano y cada frase.

Por lo visto en el tráiler solo doblan los diálogos, una tranquilidad, pero por si acaso, he ido a verla en versión original. Realmente no sé muy bien lo que habrían hecho con las canciones, puesto que son los propios actores los que cantan y tararean todas las frases, se vuelve indispensable verla en V.O.S.E para saborear correctamente sus interpretaciones, ya que el énfasis se ve muy realzado.
Ante el dramatismo que rezuma la mayor parte del film, el momento cómico, lo representan Thénardier y Madame Thénardier, interpretados por el polifacético Sacha Baron Cohen y la oscura y morbosa (estancada en su propio estilo) Helena Bonham Carter, respectivamente. La pareja se pone en la piel de los dueños de una taberna, una pareja muy gypsi, que se dedica a desvalijar a sus clientes sin ninguna compasión. Entre ambos se crea una fuerte química y aportan un punto cómico muy moderado, pero sin perder el toque de acidez/sarcástico de los bajos fondos en los que se recrea la acción.

Por encima de todos ellos encontramos a Hugh Jackman en el papel principal, el del preso Jean Valjean. Es sorprendente el registro interpretativo del actor australiano. Lo mismo te hace papeles que no requieren un gran esfuerzo interpretativo como en Van Helsing o Lobezno (mi mutante favorito) en X-Men, que de repente te hace papeles como en La fuente de la vida de Darren Aronofsky o El truco final de Christopher Nolan, demostrando sobradamente su talento como actor, sin mencionar la gran interpretación de Los miserables.

En el reparto femenino tenemos a Anne Hathaway, me rio de los que no les convenció como Selina Kyle en The Dark Knight Rises donde la descubrí plenamente. Tan solo había visto dos de sus anteriores trabajos, uno como la reina blanca en Alicia en el País de las Maravillas de Tim Burton y la otra en Brokeback Mountain de Ang Lee, pero eran papeles bastante menos destacables. Después de ver el momento que se marca aquí interpretando a Fantine, un papel escueto, pero de carga muy intensa. Confío en la actriz plenamente, si no desvía su carrera, con el tiempo creo que será tan reconocida como Natalie Portman o Marion Cotillard.


Por exigencias de la historia, Hathaway no aparece todo el tiempo que quisiéramos. El relevo lo toma Amanda Seyfried, interpretando a Cosette, la hija de Fantine en su etapa adulta. Que también lo hace muy bien, pero Anne Hathaway deja el listón muy alto con su interpretación. Y de Amanda Seyfried solo he visto Jennifer's Body  así que tampoco encuentro argumentos en los que apoyarme fuertemente, salvo la interpretación que nos muestra en Los miserables.
Por último, Eddie Redmayne (Black Death) en el papel de Marius junto a Samantha Barks en el papel de Éponine, que ha participado en la versión del 25º aniversario del musical, interpretando ese mismo papel. Cierran el romance, acercando el conjunto al thriller pasional. Muy destacable la interpretación de Redmayne, que como el resto, tiene su particular y brillante momento para lucirse en la historia.

Resta decir que si no te gustan los musicales, no vayas. No hay, más de cinco diálogos hablados, estos son tarareados antes de dar paso a las canciones. Nunca he sido fan incondicional de los musicales, pero en estos últimos años, he visto unos cuantos que me han gustado, este entra en la lista. Por eso, me sigue doliendo esos pequeños momentos funestos que se me han hecho algo tediosos respecto a otros, empañando así un poco el conjunto global. Por el resto de aspectos, reverencias no me faltan.

Puntuación

20/12/12

Cinebasura de Diciembre y Basumatón fin de año

Mañana viernes 21 de diciembre del 2012 a las 22:45 (si hemos sobrevivido al calendario Maya) tenéis cita ineludibe en #cinebasura con Mil Gritos Tiene la Noche, el clásico de Juan Piquer Simon.


Recordado mayormente por obras como Supersonic Man, La Grieta o Slugs. En 1982 se pasó a la moda de los slasher con Mil gritos…, conocida en todo el mundo (ejem) como “Pieces”. Violencia y sangre, diálogos sin sentido, desnudos frontales: toda una joya para el amante del género y la explotation.

Será a partir de las 22.45 horas en www.canalplus.es/cinebasura y para clientes en Canal+ Xtra a través del audio Dos.

Y para cerrar el año como se merece, en Nochevieja #BASUMATÓN!!!!! ¿Quién quiere ir a un cotillón o de fiesta en casa de un amigo con el frío que hace y habiendo maratón de #cinebasura?.
Maratón sin concesiones, todas seguiditas El Aparecido, La conquista de la tierra perdida, 2019. Tras la caída de Nueva York y Mil Gritos Tiene la Noche.



Todo ello Gratis! En streaming! y abierto a vuestros comentarios en www.canalplus.es/cinebasura!


Actualización: Debido a una incidencia técnica, no podremos ofrecer el maratón de #Cinebasura, el #basumatón, a través de internet el próximo 31 de diciembre como os contamos en la anterior nota. El maratón se podrá ver a través de Canal+ Xtra.

Cutre Con II

Si te gusta el cine caspa, eres de Madrid o piensas viajar a la capital el 19 enero del 2013 (si pasamos de éste viernes 21 de diciembre), estás de enhorabuena. La web Cine Cutre vuelve éste año con la segunda edición de la Cutre Con, el festival de películas "cutres" de Madrid.


Las peores películas del mundo se exhibirán con carácter gratuito el 19 de enero en el Centro Cultural Casa del Reloj de Madrid. Paseo de la Chopera, 6, Metro Legazpi.

Una maratón gratuita de películas cutres de culto, con las que se quiere rendir homenaje a filmes guerrilleros con los que reír hasta llorar.
Tras la exitosa experiencia piloto en 2011, el evento regresa al mismo emplazamiento casi un año después.

Una extensa programación arrancará a las 11:00 horas y que mantendrá en sus butacas a los fans acérrimos del subgénero durante casi 12 horas.

Mariachis, vampiros de poliespán, alienígenas de baratillo, litros de ketchup y ninjas rockeros serán los protagonistas de una maratón intensiva con exóticas películas venidas de la India, México y Estados Unidos.

Cutre Con II constará de dos etapas diferentes. La “Sesión Matiné”, desde las de 11:00h a 14:00h, sesión que será rematada a partir de las 12:30 horas con la proyección sorpresa de un título, aún por determinar, pero que la organización prevé ofrecer en primicia española uno de las películas que recientemente se ha convertido en un auténtico fenómeno entre los aficionados al cine de serie Z.

El evento se reanudará a la 16:00 horas, cuando dará comienzo el segundo tramo del festival, con el pase de tres de los filmes más representativos del cine subterráneo de todos los tiempos, alternando con otras actividades de carácter más participativo como concursos o sorteos.

Las películas todavía se encuentran por confirmar, pero estaros atentos a su web oficial, en breves días serán anunciados los títulos.

15/12/12

El Hobbit: un viaje inesperado

El Hobbit dirigida por Peter Jackson
TÍTULO ORIGINAL: The Hobbit: An Unexpected Journey
AÑO: 2012
DURACIÓN: 169 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Peter Jackson
GUIÓN: Fran Walsh, Philippa Boyens, Peter Jackson, Guillermo del Toro (Novela: J.R.R. Tolkien)
MÚSICA: Howard Shore
FOTOGRAFÍA: Andrew Lesnie
REPARTO: Martin Freeman, Ian McKellen, Richard Armitage, James Nesbitt, Aidan Turner, Graham McTavish, Jed Brophy, Stephen Hunter, Ken Stott, John Callen, Adam Brown, Dean O'Gorman, William Kircher, Peter Hambleton, Mark Hadlow, Hugo Weaving, Andy Serkis, Sylvester McCoy, Cate Blanchett, Christopher Lee, Elijah Wood, Ian Holm, Barry Humphries, Jeffrey Thomas, Lee Pace, Conan Stevens, Bret McKenzie
PRODUCTORA: Co-producción USA-Nueva Zelanda; Warner Bros. Pictures / MGM / New Line Cinema / WingNut Films

En compañía del mago Gandalf y de trece enanos, el hobbit Bilbo Bolsón emprende un viaje a través del país de los elfos y los bosques de los trolls, desde las mazmorras de los orcos hasta la Montaña Solitaria, donde el dragón Smaug esconde el tesoro de los Enanos. Finalmente, en las profundidades de la Tierra, encuentra el Anillo Único, hipnótico objeto que será posteriormente causa de tantas sangrientas batallas en la Tierra Media.

Hace ya una década que Peter Jackson nos dejó a la gran mayoría babeando con El Señor de los Anillos, la adaptación de la novela de J.R.R Tolkien, que abreviaré en adelante ESDLA. Después de muchas peleas con la productora, que claro miedo al fracaso en taquilla quería contar los tres libros en dos películas, acabó cediendo a la insistencia del director. Así fue como Jackson, finalmente pudo llevar la adaptación cinematográfica al mismo número de películas que libros, tres.

Yo siempre pensé y lo seguiré haciendo, que tras finalizar el estreno de El Retorno del Rey, tercera parte de la trilogía, es cuando se tendría que haber llevado a cabo la adaptación de El Hobbit, en lugar de hacer King Kong. Por muchas razones; ahorro en los costes de producción, tonalidad fílmica respecto a la trilogía (que a pesar del avance tecnológico, han respetado bastante), y sobre todo, acortar la espera de pasear otra vez por la Tierra Media, llegué a creer que nunca la rodaría.
Pero como dice el dicho “más vale tarde que nunca”. Llega tardía y con sus muchas polémicas en torno a su rodaje; el abandono de Guillermo del Toro en la dirección –no dudo de su talento, aunque para mí es lo mejor que pudo pasar- , los 48fps, o el formato trilogía son algunas de las desdichas más puestas en boca de todos.

Como fan de ESDLA, para mí la mejor trilogía que ha parido la industria del cine. Antes de que me peguéis, diré que, para gustos colores. Aún con todos los contras y malos augurios, no podía obviar su estreno. La segunda parte se estrenará el 13 de diciembre de 2013 y llevará por título El Hobbit: La desolación de Smaug y el 18 de julio de 2014, la tercera El Hobbit: Partida y regreso.

Hacer tres partes era lo más cuestionable y criticado, incluso por un servidor. Más aún, cuando inicialmente se habían previsto rodar solo dos, forzándose a rodar más y nuevas escenas para ello. Peter Jackson defiende y argumenta que se han dado cuenta en la sala de montaje, que rodando más material, habría suficiente para tres films. Estas declaraciones e intenciones han sido lo que más polémica ha generado entre los fans ¿Cómo un libro de 300 páginas podía llegar a tres partes? El Señor de los Anillos consta de 1800 páginas, y fueron la misma cantidad que se pretende con El Hobbit.


Ahora que ya la he visto, sigo sin aprobarlo pero comprendo a Jackson. Es sencillo, el libro de ESDLA se extiende en explicaciones, en ocasiones demasiado. Por el contrario, El Hobbit relata algunas secuencias en apenas unos párrafos -a lo sumo en un par de páginas- se abordan muchos temas de simple pasada, sin profundizar en ellos, como el personaje de Radagast, el Nigromante o la decadencia del pueblo de los Enanos. Esto último sirve de prólogo al film para ponernos en situación, con una narrativa diferente y algún cambio cronológico respecto al libro.
La parte de Radagast, es una de las más fantasiosas y chocante frente al tono salvaguardado en la trilogía. En la película, esos detalles ínfimos del libro (El Hobbit) que se tocan de pasada, pueden suponer una escena con una batalla, escape y descanso, pero en ningún momento hay sensación de que esté sobrando escena, ni se torna aburrida. Ahora bien, se nota una carencia en la intensidad emocional que se adquiría fácilmente con la trilogía original.
También hay que tener en cuenta que hay muchas cosas en ESDLA que fueron abreviadas, unificadas u omitidas. Lo cierto es, que si se hubiera contado todo lo que aparece en el libro, ESDLA daba para otra película más, aunque mucho me temo que cinematográficamente hablando el ritmo argumental se hubiera quebrado por la mitad.

Luego teníamos los desdeñables 48 fps, el doble de los 24 frames actuales. Velocidad determinada en los inicios del cine, considerando ésta la más adecuada a la capacidad retentiva del ojo humano. En la Comic Con (creo) se proyectaron unos minutos con la nueva y obsesiva velocidad de 48 fps, que Peter Jackson defiende a capa y espada. Sin embargo, las opiniones en general fueron poco favorables.

Yo he decidido ir a verla en este nuevo formato, para opinar con coherencia. Un formato que disgustará a algunos y alegrará a otros. Un servidor, que está en contra de la nitidez absoluta, de hecho, no abogo a favor del bluray. Se tiene que quitar el sombrero, realza el 3D como nunca he visto antes. Es tan real como estar in situ en mitad del rodaje, viendo a los actores y entorno con tus propios ojos. Sin embargo, nada es perfecto. Esa visión tan real, pierde naturalidad en los movimientos de los actores, adoptan una celeridad surrealista en planos detalle, sobre todo, al coger objetos o dejarlos.
En resumen; gana realidad visual de los personajes y decorados, pero no en la ‘capacidad motriz’, los movimientos de los personajes son muy irreales, realmente paradójico. De todas formas, al igual que el 3D, no resulta imprescindible para disfrutar del cine, por mucho que se empeñen los directores y productoras.

Muchos hablan que el afán de Jackson por estirar tanto el argumento, es puramente recaudatorio, cierto, pero yo creo que también hay una parte de orgullo propio en todo ello. Él ama todo ese universo creado por Tolkien y que menos que querer cerrarlo de la mejor forma posible, contando todo lo posible sobre sus personajes, ciudades o situaciones. Sin duda, un deleite para los que nos quedamos con más ganas de Tierra Media después de ESDLA.
Hay secuencias que están extraídas de los apéndices o del Silmarillion, ambos escritos por Tolkien. Aunque alguna de ellas, sospecho que es de cosecha propia de los guionistas del film, Fran Walsh, Philippa Voyens, Guillermo del Toro y el propio Jackson. En general las partes del libro son bastante fieles a éste, sin embargo hay cambios minuciosos en esta entrega, que supongo se acrecentarán en las venideras. No hay que olvidar que la trilogía también sufrió cambios en la narración y la supresión de algunos personajes fusionándolos con otros, aunque el cambio más drástico residía en el epílogo del libro, los que lo hayáis leído sabréis de que hablo. Así que en realidad los cambios son un mal menor, mientras no varíen el propósito en la historia.


La cuestión es que por ahora, las partes ajenas al libro de El Hobbit, están de lo más logradas, incluso en ocasiones, mejores a las del propio libro; como el concilio entre Elrond, Gandalf, Galadriel y un personaje que no esperaba encontrarme. Una charla que hace referencia directa a algunos de los acontecimientos que están por llegar. También hay detalles sutiles que los más acérrimos seguidores agradeceremos profundamente, refuerzan ese vinculo que prometían entre ambos libros. Claro qué, el título debería ser El Hobbit y las desventuras de la Tierra Media, pues aunque las partes del libro son fieles, el film narra muchas cosas que en éste no aparecen, y eso, que apenas recoge los seis primeros capítulos del libro.

¿Dónde se resiente el conjunto para mi gusto? en el tono cómico que le han imprimido al film, además de algunos momentos demasiado sobrecargados en la acción, y demasiado irreales, como la caída del puente con los enanos surfeando entre las rocas. Aunque los enanos tienen fama de ser habilidosamente patosos en tierra firme y dicha escena es fiel al libro, visualmente es más próxima a cualquier película de Disney. Claro qué, esas pequeñas manchas (para algunos no lo serán) lo compensan otras situaciones, escenarios, personajes y el placer de pasear por la Tierra Media una vez más.

El tono de humor es muy semejante a los momentos que tenía Gimli en ESDLALas Dos Torres con el asedio de los Wargos, pero elevados al cubo. Un humor claramente de cara al cine familiar, qué hará más o menos gracia. En mí caso, poco, fue lo menos agradable de la trilogía. Aunque dichas escenas son fieles representaciones de las escenas del libro, en éste no resultan tan extremadamente tontunas como en el film. Suerte que por lo menos han sabido repartirlas para no saturar al espectador. Por otro lado, tenemos grandes momentos como el de los acertijos entre Bilbo y Gollum o la breve aparición de Frodo y al auténtico Bilbo (Ian Holm) en el prólogo. Aunque he de reconocer que Martin Freeman lo clava, visual e interpretativamente.


A medida que avanza el film se torna más oscuro e intrigante, pero no alcanza ese tono oscuro y siniestro de la trilogía. Claro, que aquí la Tierra Media no se encuentra asediada por miles de orcos y un señor Oscuro que promete someter a todas las razas a una eterna oscuridad, es una misión un poco menos peligrosa. Aunque supongo que en la siguiente se volverá un más con la aparición total de Smaug, no llegará al mismo nivel.
Un factor diferente, también lo encontramos en la propia tonalidad del libro, mientras que ESDLA era mucho más maduro y cercano al mundo real, aún con sus toques mágicos, no era tan fantasioso como El Hobbit. Seña que Jackson aprovecha para dar un toque mucho más imaginativo y cercano al género fantástico infantil, estilo La historia interminable y productos similares. Al fin y al cabo el libro es para niños.

La caracterización de todos los personajes está hiper-mega-currada, los ya conocidos y los nuevos. La diferencia física entre enanos es notable, y permite identificarlos con claridad, sin embargo, el peso del protagonismo recae sobre Thorin, Fili, Kili y Balin, del resto te olvidas fácilmente. Supongo que irán tomando más protagonismo más adelante, siendo un poco más coral en las dos entregas siguientes, de lo contrario, no entenderé porque se los han currado tanto estéticamente a todos y cada uno de ellos.
Los escenarios siguen siendo una gozada visual, Rivendell en pleno solsticio de verano y el esplendor de un pueblo que no piensa en zarpar a las tierras, es muy grande. Esos planos aéreos de las montañas de Nueva Zelanda, que dejan ver una inmensidad inconmensurable, lo dicho, una gozada para la retina.

La banda sonora no me ha cautivado tan intensamente como lo hicieran los tres discos enteros que orquestaban ESDLA. No por ello voy a negar que Howard Shore ha realizado un buen trabajo, y ha conseguido un tema bastante emblemático, el que cantan los enanos en casa de Bilbo antes de partir. Una pegadiza melodía que se usa a lo largo del film para representarlos, tal como hacían con La Comunidad del Anillo. Lo que no me ha terminado de encajar, es algún re-aprovechamiento de las melodías de ESDLA, no todas han encajado tan bien. Por ejemplo, el tema de los Nazgul llegando a Bree, no me ha terminado de convencer en la confrontación entre Thorin y el Orco Jefe a lomos del Wargo.

En resumen, una película mucho más fantástica y menos bélica que no alcanza la épica de la trilogía. Y aunque tampoco lo hace el libro hasta su desenlace, no significa que no haya acción, pero las batallas son bastante esquemáticas. Un agradable paseo y retorno al mundo Tolkiano, pero sin la intensidad emocional ni pragmática de ESDLA. Esperemos que en las siguientes, insufle algo más de vida en ese aspecto.

Puntuación

11/12/12

Bloody Christmas Market 1ª edición

Se acercan las fechas navideñas y La Oscura Ceremonia celebra una nueva edición del mitico Market, conocido comunmente por sus dos habituales vertientes, Horror Market y Trash o Market. 
La organización ha decidido sumarse a los días que nos deparan y nos trae un especial  de dicha festividad anual. En su primera y seguro que no la última edición, lleva por nombre Bloody Christmas Market.


Un espacio común en el que podrás encontrar ese regalito original para Navidad o Reyes. El evento se celebrará el domingo 23 de Diciembre 2012 desde las 12h hasta las 21:30h en el Casal Jove La Fontana C/. Gran de Gracia 190 Metro L3 Fontana, Barcelona.

Entrada: un juguete nuevo ó 0,50€



De manera habitual habrá Djs pinchando exitos de la época y algún que otro hit navideño
Y como de costumbre en el Auditorio se proyectarán películas a partir de las 16h. En primer lugar Noche de paz, noche de muerte (1984) de Charles E. Sellier Jr. Clásico slasher navideño en el que Billy, a los cinco años presencia cómo un hombre disfrazado de "Santa Claus" asesina brutalmente a sus padres. Años después, el joven, trastornado por su pasado, inicia una serie de macabros crímenes disfrazado como el asesino de sus progenitores.

Y en segundo lugar Navidades Negras (1974) de Bob ClarkDurante el descanso de Navidad, las chicas de una fraternidad se preparan para retornar con sus familias, pero antes deciden hacer una fiesta. Durante la misma, las jóvenes reciben llamadas extrañas de un acosador, quien hace sonidos escalofriantes y se oyen diferentes voces, así como frases obcenas. Posteriormente, una de las chicas desaparece... película de la que se hizo un remake en el año 2006 dirigida por Glen Morgan, productor de Destino Final.

Algunos de los stands confirmados son los siguientes Far Away Handcrafted, Sweet and Sour Axessories, Huesitos, The Monster Museum, Smarelda Villalobos Custom Clothing, Entremosaicos, y la web KlownsAsesinos.

Para más info web oficial.