15/12/12

El Hobbit: un viaje inesperado

El Hobbit dirigida por Peter Jackson
TÍTULO ORIGINAL: The Hobbit: An Unexpected Journey
AÑO: 2012
DURACIÓN: 169 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Peter Jackson
GUIÓN: Fran Walsh, Philippa Boyens, Peter Jackson, Guillermo del Toro (Novela: J.R.R. Tolkien)
MÚSICA: Howard Shore
FOTOGRAFÍA: Andrew Lesnie
REPARTO: Martin Freeman, Ian McKellen, Richard Armitage, James Nesbitt, Aidan Turner, Graham McTavish, Jed Brophy, Stephen Hunter, Ken Stott, John Callen, Adam Brown, Dean O'Gorman, William Kircher, Peter Hambleton, Mark Hadlow, Hugo Weaving, Andy Serkis, Sylvester McCoy, Cate Blanchett, Christopher Lee, Elijah Wood, Ian Holm, Barry Humphries, Jeffrey Thomas, Lee Pace, Conan Stevens, Bret McKenzie
PRODUCTORA: Co-producción USA-Nueva Zelanda; Warner Bros. Pictures / MGM / New Line Cinema / WingNut Films

En compañía del mago Gandalf y de trece enanos, el hobbit Bilbo Bolsón emprende un viaje a través del país de los elfos y los bosques de los trolls, desde las mazmorras de los orcos hasta la Montaña Solitaria, donde el dragón Smaug esconde el tesoro de los Enanos. Finalmente, en las profundidades de la Tierra, encuentra el Anillo Único, hipnótico objeto que será posteriormente causa de tantas sangrientas batallas en la Tierra Media.

Hace ya una década que Peter Jackson nos dejó a la gran mayoría babeando con El Señor de los Anillos, la adaptación de la novela de J.R.R Tolkien, que abreviaré en adelante ESDLA. Después de muchas peleas con la productora, que claro miedo al fracaso en taquilla quería contar los tres libros en dos películas, acabó cediendo a la insistencia del director. Así fue como Jackson, finalmente pudo llevar la adaptación cinematográfica al mismo número de películas que libros, tres.

Yo siempre pensé y lo seguiré haciendo, que tras finalizar el estreno de El Retorno del Rey, tercera parte de la trilogía, es cuando se tendría que haber llevado a cabo la adaptación de El Hobbit, en lugar de hacer King Kong. Por muchas razones; ahorro en los costes de producción, tonalidad fílmica respecto a la trilogía (que a pesar del avance tecnológico, han respetado bastante), y sobre todo, acortar la espera de pasear otra vez por la Tierra Media, llegué a creer que nunca la rodaría.
Pero como dice el dicho “más vale tarde que nunca”. Llega tardía y con sus muchas polémicas en torno a su rodaje; el abandono de Guillermo del Toro en la dirección –no dudo de su talento, aunque para mí es lo mejor que pudo pasar- , los 48fps, o el formato trilogía son algunas de las desdichas más puestas en boca de todos.

Como fan de ESDLA, para mí la mejor trilogía que ha parido la industria del cine. Antes de que me peguéis, diré que, para gustos colores. Aún con todos los contras y malos augurios, no podía obviar su estreno. La segunda parte se estrenará el 13 de diciembre de 2013 y llevará por título El Hobbit: La desolación de Smaug y el 18 de julio de 2014, la tercera El Hobbit: Partida y regreso.

Hacer tres partes era lo más cuestionable y criticado, incluso por un servidor. Más aún, cuando inicialmente se habían previsto rodar solo dos, forzándose a rodar más y nuevas escenas para ello. Peter Jackson defiende y argumenta que se han dado cuenta en la sala de montaje, que rodando más material, habría suficiente para tres films. Estas declaraciones e intenciones han sido lo que más polémica ha generado entre los fans ¿Cómo un libro de 300 páginas podía llegar a tres partes? El Señor de los Anillos consta de 1800 páginas, y fueron la misma cantidad que se pretende con El Hobbit.


Ahora que ya la he visto, sigo sin aprobarlo pero comprendo a Jackson. Es sencillo, el libro de ESDLA se extiende en explicaciones, en ocasiones demasiado. Por el contrario, El Hobbit relata algunas secuencias en apenas unos párrafos -a lo sumo en un par de páginas- se abordan muchos temas de simple pasada, sin profundizar en ellos, como el personaje de Radagast, el Nigromante o la decadencia del pueblo de los Enanos. Esto último sirve de prólogo al film para ponernos en situación, con una narrativa diferente y algún cambio cronológico respecto al libro.
La parte de Radagast, es una de las más fantasiosas y chocante frente al tono salvaguardado en la trilogía. En la película, esos detalles ínfimos del libro (El Hobbit) que se tocan de pasada, pueden suponer una escena con una batalla, escape y descanso, pero en ningún momento hay sensación de que esté sobrando escena, ni se torna aburrida. Ahora bien, se nota una carencia en la intensidad emocional que se adquiría fácilmente con la trilogía original.
También hay que tener en cuenta que hay muchas cosas en ESDLA que fueron abreviadas, unificadas u omitidas. Lo cierto es, que si se hubiera contado todo lo que aparece en el libro, ESDLA daba para otra película más, aunque mucho me temo que cinematográficamente hablando el ritmo argumental se hubiera quebrado por la mitad.

Luego teníamos los desdeñables 48 fps, el doble de los 24 frames actuales. Velocidad determinada en los inicios del cine, considerando ésta la más adecuada a la capacidad retentiva del ojo humano. En la Comic Con (creo) se proyectaron unos minutos con la nueva y obsesiva velocidad de 48 fps, que Peter Jackson defiende a capa y espada. Sin embargo, las opiniones en general fueron poco favorables.

Yo he decidido ir a verla en este nuevo formato, para opinar con coherencia. Un formato que disgustará a algunos y alegrará a otros. Un servidor, que está en contra de la nitidez absoluta, de hecho, no abogo a favor del bluray. Se tiene que quitar el sombrero, realza el 3D como nunca he visto antes. Es tan real como estar in situ en mitad del rodaje, viendo a los actores y entorno con tus propios ojos. Sin embargo, nada es perfecto. Esa visión tan real, pierde naturalidad en los movimientos de los actores, adoptan una celeridad surrealista en planos detalle, sobre todo, al coger objetos o dejarlos.
En resumen; gana realidad visual de los personajes y decorados, pero no en la ‘capacidad motriz’, los movimientos de los personajes son muy irreales, realmente paradójico. De todas formas, al igual que el 3D, no resulta imprescindible para disfrutar del cine, por mucho que se empeñen los directores y productoras.

Muchos hablan que el afán de Jackson por estirar tanto el argumento, es puramente recaudatorio, cierto, pero yo creo que también hay una parte de orgullo propio en todo ello. Él ama todo ese universo creado por Tolkien y que menos que querer cerrarlo de la mejor forma posible, contando todo lo posible sobre sus personajes, ciudades o situaciones. Sin duda, un deleite para los que nos quedamos con más ganas de Tierra Media después de ESDLA.
Hay secuencias que están extraídas de los apéndices o del Silmarillion, ambos escritos por Tolkien. Aunque alguna de ellas, sospecho que es de cosecha propia de los guionistas del film, Fran Walsh, Philippa Voyens, Guillermo del Toro y el propio Jackson. En general las partes del libro son bastante fieles a éste, sin embargo hay cambios minuciosos en esta entrega, que supongo se acrecentarán en las venideras. No hay que olvidar que la trilogía también sufrió cambios en la narración y la supresión de algunos personajes fusionándolos con otros, aunque el cambio más drástico residía en el epílogo del libro, los que lo hayáis leído sabréis de que hablo. Así que en realidad los cambios son un mal menor, mientras no varíen el propósito en la historia.


La cuestión es que por ahora, las partes ajenas al libro de El Hobbit, están de lo más logradas, incluso en ocasiones, mejores a las del propio libro; como el concilio entre Elrond, Gandalf, Galadriel y un personaje que no esperaba encontrarme. Una charla que hace referencia directa a algunos de los acontecimientos que están por llegar. También hay detalles sutiles que los más acérrimos seguidores agradeceremos profundamente, refuerzan ese vinculo que prometían entre ambos libros. Claro qué, el título debería ser El Hobbit y las desventuras de la Tierra Media, pues aunque las partes del libro son fieles, el film narra muchas cosas que en éste no aparecen, y eso, que apenas recoge los seis primeros capítulos del libro.

¿Dónde se resiente el conjunto para mi gusto? en el tono cómico que le han imprimido al film, además de algunos momentos demasiado sobrecargados en la acción, y demasiado irreales, como la caída del puente con los enanos surfeando entre las rocas. Aunque los enanos tienen fama de ser habilidosamente patosos en tierra firme y dicha escena es fiel al libro, visualmente es más próxima a cualquier película de Disney. Claro qué, esas pequeñas manchas (para algunos no lo serán) lo compensan otras situaciones, escenarios, personajes y el placer de pasear por la Tierra Media una vez más.

El tono de humor es muy semejante a los momentos que tenía Gimli en ESDLALas Dos Torres con el asedio de los Wargos, pero elevados al cubo. Un humor claramente de cara al cine familiar, qué hará más o menos gracia. En mí caso, poco, fue lo menos agradable de la trilogía. Aunque dichas escenas son fieles representaciones de las escenas del libro, en éste no resultan tan extremadamente tontunas como en el film. Suerte que por lo menos han sabido repartirlas para no saturar al espectador. Por otro lado, tenemos grandes momentos como el de los acertijos entre Bilbo y Gollum o la breve aparición de Frodo y al auténtico Bilbo (Ian Holm) en el prólogo. Aunque he de reconocer que Martin Freeman lo clava, visual e interpretativamente.


A medida que avanza el film se torna más oscuro e intrigante, pero no alcanza ese tono oscuro y siniestro de la trilogía. Claro, que aquí la Tierra Media no se encuentra asediada por miles de orcos y un señor Oscuro que promete someter a todas las razas a una eterna oscuridad, es una misión un poco menos peligrosa. Aunque supongo que en la siguiente se volverá un más con la aparición total de Smaug, no llegará al mismo nivel.
Un factor diferente, también lo encontramos en la propia tonalidad del libro, mientras que ESDLA era mucho más maduro y cercano al mundo real, aún con sus toques mágicos, no era tan fantasioso como El Hobbit. Seña que Jackson aprovecha para dar un toque mucho más imaginativo y cercano al género fantástico infantil, estilo La historia interminable y productos similares. Al fin y al cabo el libro es para niños.

La caracterización de todos los personajes está hiper-mega-currada, los ya conocidos y los nuevos. La diferencia física entre enanos es notable, y permite identificarlos con claridad, sin embargo, el peso del protagonismo recae sobre Thorin, Fili, Kili y Balin, del resto te olvidas fácilmente. Supongo que irán tomando más protagonismo más adelante, siendo un poco más coral en las dos entregas siguientes, de lo contrario, no entenderé porque se los han currado tanto estéticamente a todos y cada uno de ellos.
Los escenarios siguen siendo una gozada visual, Rivendell en pleno solsticio de verano y el esplendor de un pueblo que no piensa en zarpar a las tierras, es muy grande. Esos planos aéreos de las montañas de Nueva Zelanda, que dejan ver una inmensidad inconmensurable, lo dicho, una gozada para la retina.

La banda sonora no me ha cautivado tan intensamente como lo hicieran los tres discos enteros que orquestaban ESDLA. No por ello voy a negar que Howard Shore ha realizado un buen trabajo, y ha conseguido un tema bastante emblemático, el que cantan los enanos en casa de Bilbo antes de partir. Una pegadiza melodía que se usa a lo largo del film para representarlos, tal como hacían con La Comunidad del Anillo. Lo que no me ha terminado de encajar, es algún re-aprovechamiento de las melodías de ESDLA, no todas han encajado tan bien. Por ejemplo, el tema de los Nazgul llegando a Bree, no me ha terminado de convencer en la confrontación entre Thorin y el Orco Jefe a lomos del Wargo.

En resumen, una película mucho más fantástica y menos bélica que no alcanza la épica de la trilogía. Y aunque tampoco lo hace el libro hasta su desenlace, no significa que no haya acción, pero las batallas son bastante esquemáticas. Un agradable paseo y retorno al mundo Tolkiano, pero sin la intensidad emocional ni pragmática de ESDLA. Esperemos que en las siguientes, insufle algo más de vida en ese aspecto.

Puntuación

15 comentarios:

  1. Pues yo la tengo que ir a ver este lunes. Estoy dudando mucho en que formato verla, si en 2D, en 3D, en 3D con los 48 fps, no sé. La verdad es que tras leerte tampoco lo termino de tener claro, debido a los pros y contras que expones, pero quizás si tengo un poco más claro que merece la pena el 3D con 48 fps para vivir la experiencia y luego tener base para poder opinar. En cuanto a la película, yo la veré sin el conocimento que tu tienes de la saga y los libros. A mí la trilogía de El señor de los anillos me gusta, aunque de forma decreciente. Ya te contaré. Gracias por tan detallada crítica. Y que denota gran sabiduría en el asunto. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Pues estamos bastante de acuerdo, aunque yo la vi en los 24fps de toda la vida, así que en ese aspecto no puedo opinar. De todos modos, en vista de alguna simulación (aproximada) que circula por la red, duda que me gustara. Creo que parte del encanto del cine son sus particularidades que lo alejen de la realidad diaria. Si tengo que ver una película, y además de fantasía, que parezca un documental, una obra de teatro o una telenovela latina, pues como que mejor me quedo en casa.

    La textura cinematográfica es la que es, y ya me gusta así (no hay más que ver el efecto raro y feo de narices que ofrecen mucho televisores de última generación).

    Del mismo modo rechazo el sacacuartos del 3D por parecerme totalmente inútil; un efecto decorativo que no aporta nada de nada (al menos para mi) al visionado de una película.

    Otra cosa es la nitidez. No le veo ningún sentido a estar en contra del bluray, que ofrece mejor calidad de imagen y te permite apreciarlo todo con mayor definición. Eso no está afectando al proceso cinematográfico, sino que te está ofreciendo una mejoría. Reconozco que al principio no veía tanta diferencia, pero ya con un simple ripeo se nota una barbaridad. Un ripeo a 720p o 1080p es una gozada en comparación con un simple Dvdrip, dónde todo se aprecia peor (y ya si te acercas un poco a la pantalla, lo ves todo desenfocado).

    Saludos ;)

    ResponderEliminar
  3. David: Lo cierto es que no se torna algo imprescindible, ni mejora o empeora lo que es la película en si. Yo decidí ir a verla así, porque al igual que todavía no he renovado mi tele, reproductor etc... a todas las nuevas y ultimas técnologias, que parece que si no las tienes ya no eres el más guay, no pienso hacerlo tampoco con esto. Así que la forma de verla y poder resarcirme era pagando la entrada más cara. Y desde luego la gente que ya se marea o no ve bien el 3D, le va a repatear el estomago. Yo por suerte no tengo ese problema. Ha sido una cuestión de poder vivir la experiencia y opinar, como bien tú dices. Si te pica la curiosidad, no te quedes con ella. En cuanto a la película, es posible que algunas cosas las entiendas mejor y se esclarezcan algunas lagunas de la trilogía. Ya contarás.

    ResponderEliminar
  4. Pliskeen: Entiendo las comparaciones que hace la gente con las telenovelas o documentales, recuerda a ello, pero no se parece exactamente.

    Estoy de acuerdo contigo que el 3D, solo es decorativo, por eso no es algo que entre en mis planes hogareños. En el cine pues no me importa, eso si, por mucho que digan que no hay diferencia a rodar con cámaras 3D o hacer una conversión posterior, la hay.

    En cuanto al bluray, hablo con la unica propiedad que hablo es la de quedarme mirando algún escaparate y en algunos casos, he notado cierta celeridad, quizás sea lo que comentas de los televisores, no sé. Además creo que si que afecta, pierde cierto ruido en la imagen, que viene siendo lo natural para mí, he nacido en la era analógica, estoy acostumbrado a los pantallazos azules y la ausencia de sonido, por lo que para mí el dvd ya ofrece una calidad más que notable. Resumiendo, a mí no me gusta, mientras tenga opción de seguir comprando en dvd, lo haré. En cuanto al ripeo, no noto diferencia, mi tele es de 720p. así que da igual. La película he leído tu crítica y sí estamos bastante de acuerdo.

    ResponderEliminar
  5. Yo fui a verla en 2D y 24frames, y es cierto que muchos planos estaban hechos expresamente para el 3D; tanto, que llegan a marear y se ven borrosos.
    Lo siento, pero yo no he disfrutado de la película, ni argumental ni técnicamente. Se me ha hecho excesivamente larga, falta de emoción, y con unos efectos digitales que en ocasiones rozan la vergüenza (directamente para jugar en la PS Vita). La aparición de Radagast es totalmente innecesaria, y solamente sirve para alargar el metraje y de forma ridícula (lo siento, pero sus carreras a campo abierto son lamentables).
    Y... todo ello sin olvidar... que en ningún momento El Hobbit es ESDLA: ni cono obras literarias, ni obviamente como sus adaptaciones al cine. SI pretendemos comparara una y otra saga, mal vamos. Es como compararar Independence Day y Mars Attaks: las 2 en el mismo escenario, las 2 con extraterrestres... pero sin punto de comparación.
    Aix, después de tanto tiempo... y ni siquiera puedo decir que sea una decepción: era totalente previsible que iba a ser un fiasco para mi. :(
    Voy a leerme el libro, debajo de una manta, en mi agujero hobbit, con un buen té caliente en la mano, y !a disfrutar!

    ResponderEliminar
  6. Veo que no te has mojado lo suficiente con la crítica, jejejeje. Para resumir, la película es un peñazo! Y opino lo contrario, lo mejor de la película es lo que calcan del libro, aún así hay trozos que los alargan demasiado. Todo lo que añaden de "extra" es aburrido e innecesario, lo del mago ese de los conejos, Radagast, es lo peor de todo la película.

    Los efectos especiales NO están bien en su conjunto, son muy espectaculares, pero han querido que sean tanto, tato, que en muchas ocasiones quedaban ridículos y sobrecargados, muchos de los cromas eran incluso molestos. Ah! Odio al personaje que he bautizado como "muñoncito", quien haya visto la peli supongo que sabrá quien es :)

    La película la vi en la versión normal, 24fps y en 2D, creo que la opción de 48fps y el innecesario 3D digital de la parra no la hará mejor. Es una lastima que no hayan conseguido trasmitir ni un ápice de la emoción que puede transmitir leer el cuento. Aparte está el infantilismo extremo que le han añadido, pues más que infantilismo es tontería, pues esta película no es para niños, tanto por contenido como por duración. Tampoco es del todo para adultos, se queda corta tanto en chicha como en contenido. La sensación que tengo después de verla es la contraria que con el Señor de los anillos, cuando terminó la primera deseaba ver la siguiente, ahora he pensado: ¿aún quedan dos partes? Y eso que al igual que comenta David Amorós, la trilogía del señor también me gusta de forma decreciente.

    Menudo tostón he soltado, pero bueno, supongo que ya iremos comentando más, jajajajaja.... Mi veredicto es que en términos generales la han cagado.

    ResponderEliminar
  7. Cuando la estaba viendo adiviné tu opinión. XD
    La inclusión de Radagast es lo más extraño y absurdo, ya que adopta el papel de Beorn.

    ResponderEliminar
  8. Orlok, te digo lo mismo que a The Maiden, ya sabía tu opinión mientras la estaba viendo. Aunque creo que no has leído bien la crítica, desde luego creo que queda claro que el 3D y los 48fps, no la hacen mejor película. Pues si te parece que tiene poca chica, leéte el libro, tiene menos pues las confrontaciones las explica super brevemente. A pesar de todo, entiendo tu postura. Otra cosa para mí la trilogía no va increscendo ni decreciendo, es sencillamente perfecta.

    ResponderEliminar
  9. Lo que de la celeridad es lo que te comento yo de los nuevos televisores, que quieren imitar el aspecto televisivo (como las noticias) para ver el cine de igual forma. Pero no es más que un falseo de los 48fps. Nada tiene que ver con el BluRay, que ofrecer mayor definición (además de ofrecer más espacio para meter extras a cascoporro).

    En un televisor de 720p ya deberías notar la diferencia entre ripeo de dvd y uno de bluray.

    Yo tampoco me he pasado aún el BluRay, pero en casa de algún colega he comprobado la diferencia y el salto de calidad que antes, al igual que tú, me negaba a creer.

    ;)

    ResponderEliminar
  10. Y por cierto Orlok, dices que no me he mojado, pero si estoy chorreando. Lo del concilio es de paja de fuego.

    ResponderEliminar
  11. Pliskeen: Pues será eso, ya he dicho que es lo único que he podido comprobar. Pues en mi tele no noto diferencia, debe ser que tengo mal la vista. XD
    No si yo no me niego a creerla, es por eso que no me acaba de convencer.

    ResponderEliminar
  12. A mi no es que ni me haya gustado, que lo ha hecho, pero como bien dices, le falta esa emoción que sentimos al ver la trilogía original y también creo que hay alguna escena demasiado larga, o que directamente sobre (Randagast). Espero como tú, que aunque sí que me ha gustado,las sucesivas mejoren, al igual que pasaba con ESDLA, que La comunidad del anillo, para mi es la más floja.

    Saludos

    ResponderEliminar
  13. Lo de Radagast para mí sobra no por largo precisamente, claro qué meter a Beorn aún hubiera sido más ridículo. Yo espero que algo mejoren, pero el tono humorístico, que para mí es lo que más se resiente va a seguir estando mientras haya enanos, y eso es toda la película. Con lo de La Comunidad del Anillo no estoy de acuerdo.

    ResponderEliminar
  14. Estupenda reseña, comparto muchas cosas contigo!!.
    Te invito a ver la mia en mi blog.
    Un saludo!!

    ResponderEliminar