26/6/13

Sitges 2013: Avance títulos importantes

Faltan menos de 4 meses para que dé comienzo la 46º edición del Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya, comúnmente denominada Sitges 2013, que se celebrará entre el 11 y el 20 de octubre. Para los rezagados aquí tenéis el leit motiv de dicha edición.

Desde este humilde blog, el Festival es nuestra pasión y uno de los motivos por los que vale la pena sufrir pormenores un año entero. Como cada año, se ha realizado en el día de hoy, miércoles 26, una rueda de prensa avanzando algunos de los títulos más importantes, a la cual, las obligaciones laborales me han impedido asistir, pero a estas horas ya se han dado a conocer públicamente.

La organización sigue apostando por el cine made in, Grand Piano, la producción catalana de Adrián Guerra y Rodrigo Cortés dirigida por Eugenio Mira inaugurará el Festival. Un thriller desarrollado en la celebración de un concierto de piano, en el reparto tenemos a a Elijah Wood, John Cusack, Alex Winter y Kerry Bishé.

Takashi Miike exhibirá sus últimos trabajos, Lesson of the Evil y Shield of Straw. Pero no viene solo, Johnnie To, le acompaña con Drug War y la comedia negra Blind Detective. Digo lo de viene, porque además de presentar sendos trabajos, se confirma la asistencia de ambos en la larga lista de invitados.


La sección Oficial Fantàstic, contará con títulos como Only God Forgives, dirigida por Nicolas Winding Refn, autor de Drive, que pudimos ver en la anterior edición. Only Lovers Left Alive, el último trabajo de Jim Jarmusch, un singular relato de amor eterno entre dos vampiros.
A Glimpse Inside the Mind of Charles Swann III, una comedia surrealista y extraña de la mano de Roman Coppola. The Congress, una adaptación de Stanislaw Lem dirigida por Ari Folman o Real, el retorno del director Kiyoshi Kurosawa al cine fantástico.
Dicha sección, también cuenta con jóvenes realizadores como Sebastián Silva con su obra Magic, o autores polémicos como Shane Carrtuh, con su nueva propuesta Upstream olor, o Marina de Van, con Dark Touch.




Por otra parte, retornan algunos realizadores legendarios, Alejandro Jodorowsky con su biografía imaginaria, La danza de la realidad, o Neil Jordan (que recibió el Gran Premio Honorífico en Sitges 2012) y su retorno a la temática vampírica con Byzantium, interpretada por Saoirse Ronan, Gemma Arterton y Caleb Landry Jones.


La organización descubrirá nuevas formas de aproximarse a este arte y nuevos modelos de negocio surgidos de la crisis, prestando una atención especial a los mercados emergentes y a las producciones low cost con films como The Battery, film de zombies dirigido por Jeremy Gardner; la versión final de La tumba de Bruce Lee, de Canódromo Abandonado, o El lobito de Antonio Dyez.

Noves visions, la sección más experimental acogerá los nuevos trabajos de Ho Sang-soo (Nobody's Daughter Haewon), Phillippe Grandieux (White Epilepsy) o Peter Greenaway (Goltzius and The Pelican Company). Además del cine japonés, coreano o de Hong Kong, aterriza el filipino, con el último trabajo de d’Erik Matti, On the Job. También estará presente India, con la película negra Ugly, de Anurag Kashyap, que el pasado año ya presentó Gangs of Wasseypur.

Anima’t será unos de los puntos centrales del Festival, dentro de su sección, y en la Sección Oficial, además de la mitica sección de cortometrajes, de los creadores de Ghost in the Shell se proyectará el film 009 RE-Cyborg, en 3D.



Panorama/ Midnight X-treme cuenta con títulos como Big Ass Spider, de Mike Mendez; Frankenstein’s Army, de Richard Raaphorst; Contracted, de Eric England; Kiss of the Damned, de Xan Cassavettes; Milo, de Jacob Vaughn o Hellbenders 3D, de J.T. Petty, así como la nueva entrega de la saga slasher Hatchet dirigida por Adam Green (Frozen).

La popular maratón La noche más zombi, que ilustra la famosa Zombie Walk, tendrá como estrella la película Battle of the Damned, un film de robots contra zombis con Dolph Lundgren en medio de toda la masacre.

Brigadoon, la sección más underground, tendrá un peso específico en el documental, con films como Sangue Marginal - Relatos de cinema e vídeo underground, dedicado al cine fantástico y de terror brasileño; Eurociné 33 Champs Élysées, centrado en la mítica productora francesa Eurociné; o The Outsider - Il cinema di Antonio Margheriti, un repaso a la obra cinematográfica del realizador italiano Antonio Margheriti.
También se le rendirá un homenaje al desaparecido Jess Franco, con el estreno de dos películas suyas inéditas y codirigidas con la actriz y directora Fata Morgana, Lascivia (2007) y Monte de Venus (2006). Además del documental La última película de Jess Franco (2013), dirigido por Pedro Temboury.


Sitges 2013 será también la edición del lanzamiento de Phonetastic Mobile Sitges Film Festival, la nueva propuesta que acogerá cortometrajes realizados con teléfono móvil. El festival proyectará los primeros trabajos de eta iniciativa, que busca aprovechar los formatos y soportes de reciente creación y así dar oportunidades a los nuevos talentos.

22/6/13

El hombre de acero

El hombre de acero dirigida por Zack SnyderTítulo original: Man of Steel (Superman)
Año: 2013
Duración: 143 min.
País: Estados Unidos
Director: Zack Snyder
Guión: David S. Goyer (Historia: David S. Goyer, Christopher Nolan)
Música: Hans Zimmer
Fotografía: Amir Mokri
Reparto: Henry Cavill, Amy Adams, Russell Crowe, Michael Shannon, Kevin Costner, Laurence Fishburne, Diane Lane, Ayelet Zurer, Christopher Meloni, Antje Traue, Jadin Gould, Tahmoh Penikett, Michael Kelly, Dylan Sprayberry
Productora: Coproducción USA-Canadá-Reino Unido; Warner Bros. Pictures / Legendary Pictures / Atlas Entertainment

Clark Kent (Henry Cavill) es un joven periodista que posee poderes sobrehumanos. Cuando era un niño, fue enviado a la Tierra desde Krypton, un lejano planeta muy avanzado tecnológicamente, Educado en los valores de sus padres adoptivos, Martha (Diane Lane) y Jonathan Kent (Kevin Costner), llega a la conclusión de que esos poderes le exigen grandes responsabilidades: no duda entonces en transformarse en Supermán, el Hombre de Acero, para proteger no sólo a los que quiere, sino también para representar una esperanza para el mundo.

El mejor agente británico 007, siempre será Sean Connery y el mejor Superman, siempre será Christopher Reeve, de eso no me cabe duda alguna. Es cierto, que la última vez que revisioné (hace ahora ya una década) la obra dirigida en 1978 por Richard Donner, se me cayó un mito infantil. Había envejecido demasiado en cuanto a efectos especiales se refiere. Esos improvisados fondos cromáticos en los vuelos de Superman, hacían daño a la vista. Sin embargo, ésta se sustentaba bastante bien en otros muchos aspectos argumentales. De todas formas, no he querido correr el riesgo re visionarla otra vez, he ido a ver la nueva versión con el recuerdo de entonces, siempre será mejor que el extraído en la actualidad.

La película de Zack Snyder tiene un diseño de producción excelente; las armaduras, las naves y los trajes son de lo mejorcito. En cambio, los efectos especiales y digitales no son tan elocuentes, algunos cumplen muy bien su cometido, cierto, pero otros no tanto. Lo más sufrido y resentido, se encuentra en el fuego, el humo y las ondas expansivas, demasiado superpuesto en el entorno. Estoy seguro que en pocos años envejecerá mucho visualmente.

En cuanto a la historia, sufre los mayores cambios hasta la fecha en el personaje. A grandes rasgos es lo mismo, pero tiene detalles que cambian. Se suprime el rol de Clark Kent, al menos de la manera en que lo recordamos la gran mayoría, con gafas y camisa a cuadros. Queda para el final de la película, que ya huele a segunda parte. Al Kent de Snyder se le intenta dar un toque más reflexivo y moral.


El estilo de David S. Goyer en el guión se nota mucho en ese aspecto, y las labores de Christopher Nolan en cuanto a la construcción/ampliación de la historia y productor del film, también. Sin duda lo mejor de todo, son esas explicaciones extras que nos ofrecen. Precisamente les daba para hacer una película en la que no tratase de Superman, pero claro el nombre es lo que vende.

No a todos los superhéroes les queda bien ese toque oscuro, ejercido sobre el personaje de Batman en la reciente trilogía realizada por Nolan, pero lo han sobrellevado con bastante acierto, incluido a modo de begins (tan de moda actualmente) el prólogo en el planeta Kriptón. Aún con sus excesos visuales, el prólogo tendría mucha más importancia en el desenlace del film, de no ser por la excesiva y gratuita pirotecnia desplegada en la segunda, debido en gran parte a los delirios de grandeza visuales de los que adolece últimamente Snyder. La molestia que se han tomado en construir y re planificar la historia en torno al mítico superhéroe creado por la editorial DC, se pierde en un mar de efectos visuales.

Es una lástima, porque el conjunto tiene sus aciertos, tantos, como desaciertos. Dejando la balanza bastante equilibrada, pero en un producto de semejantes características y elevado presupuesto de 225 millones de dólares, esto es casi imperdonable. No negaré, que es bastante mejor que el remake realizado por Bryan Singer (X-Men). Labor no muy difícil, teniendo en cuenta como le quedó a éste su versión del héroe de Krypton. Sin embargo, eso no excusa a Snyder de semejante, no diré desastre, pero sí insuficiente resultado.

Además del excesivo metraje, existe demasiada información en el primer tramo del film. Lo cual no sería un problema, si dicha información, fuera distribuida adecuadamente, y sobre todo, aprovechada durante la segunda mitad de la película. Mitad en la que Snyder da rienda suelta a sus emociones, desata toda la pirotecnia gratuita digital, y nos deja unas escenas tan confusas como mareantes. Aunque hay una unidad de cámara al que tendrían que dar un diazepam, porque hasta en los planos de conversaciones hay un titubeo constante de la cámara.


Como buen blockbuster que es, es lógico que haya de tener acción, pero siempre sin perder la dosificación y la coherencia. Entonces me pregunto ¿para qué quiero tanta profundidad en el personaje, si luego todo se vuelve una sucesión de efectos brillantes y luces de colores?

A los mencionados defectos, hay que sumar las inverosímiles reacciones o cuestiones de dudosa resolución. Como la de Kal-El frente al huracán que pone en peligro a su padre de la tierra, interpretado por un demacrado y solvente Kevin Costner. O ¿Como éste último es capaz de mover una nave de 8 toneladas hasta el cobertizo de su granja? También tenemos un cliché del cine catastrófico; en una ciudad totalmente arrasada por Zod en una despampanante batalla final, que dura una cuarta parte del film, ¿cómo puede el jefe de la redacción del Daily Planet y sus acólitos seguir por ahí tan tranquilos vivitos y coleando?

Y con esta nos acercamos a Roland Emmerich y su Independence Day ¿Como un científico de la tierra mirando una pantalla y un gráfico, sabe en pocos segundos cual es el efecto que está causando la nave interplanetaria en la tierra? ¡Ojo! que Independence Day me gusta. Pero ese intento de justificación y profundidad argumental en el guión, hace que nos cuestionemos semejantes despropósitos. Si no se hubieran molestado tanto con ciertos preámbulos, y en solidificar ciertos aspectos del guión, para luego olvidarse de todo y convertirlo en un blockbuster puro y duro, hubiera disfrutado mucho más lo que es.


El reparto cumple las funciones en el contexto del film, pero no hay ninguno de ellos con el que llegues a empatizar en ningún momento, ni siquiera el propio Superman, al que casi siempre llaman Kal-El en lugar de Superman. La carencia de emociones entre los personajes se extiende a lo largo de la película, además, las secuencias de acción no resultan especialmente emocionantes, ni siquiera con el logrado y apabullante score compuesto por Hans Zimmer, el cual ha trabajado con Nolan y sus Batman.

Se ha omitido hacer un guiño a la clásica melodía creada por Jhon Williams, aunque, desde mi punto de vista, no hubiera pegado ni con cola en el tono semioscuro del film. Pero hay un par de guiños, aunque no sé muy bien si contentarán a los fans acérrimos, con nombres míticos en partes del escenario, Smallville en un depósito de agua y Lex industries en un camión cisterna.

Superman le dice a Lois que el logo en su pecho, no es un S de Superman, significa esperanza en su pueblo, pero yo creo que es una S de Son Goku, cuando veáis la batalla final lo entenderéis.
Un film entretenido de ver, pero insuficiente en bastantes aspectos, e injusto para un personaje tan famoso en el mundo del comic.

Puntuación

19/6/13

Lo oculto

Lo oculto dirigida por Jack SholderTítulo original: The Hidden
Año: 1987
Duración: 97 min.
País: Estados Unidos
Director: Jack Sholder
Guión: Jim Kouf
Música: Michael Convertino
Fotografía: Jacques Haitkin
Reparto: Kyle MacLachlan, Michael Nouri, Claudia Christian, Clarence Felder, Ed O´Ross, Clu Gulager, William Boyett, Richard Brooks, Larry Cedar, Katherine Cannon, John McCann, Chris Mulkey
Productora: New Line Cinema / Heron Communications

Tom Beck, un agente de policía de Los Ángeles, y Lloyd Gallagher, un detective del FBI, tienen que resolver unas extrañas muertes en las que existe un patrón común: el repentino cambio de comportamiento de la futura víctima y la gran resistencia al dolor de la misma. Detrás de estas misteriosas muertes se esconde un alienígena que se introduce dentro de las personas hasta controlar completamente su cuerpo.

Obviando Pesadilla en Elm Street 2: La venganza de Freddy, que ya venía vendida ella solita con la fama adquirida en la original dirigida por Wes Craven, Jack Sholder realizó con un ajustadísimo presupuesto de menos de 10 millones de dólares, la qué, posiblemente, sea su mejor obra. Además de ser ampliamente reconocida dentro de un especializado círculo cinéfilo, pues Sholder ha terminado dirigiendo productos como Arachnid o Wishmaster 2: El mal nunca muere, claramente inferiores a ésta.

The Hidden, rebautizada por aquí como Lo oculto, arranca al son de heavy metal y sin ninguna explicación aparente (ya que el misterio es el hilo conductor del film) con una huída por parte de un atracador en un Ferrari, aunque, la sinopsis ya desvela dicho misterio. No en el sentido estricto de la palabra, pero el inicio no deja de resultar extraño, impactante y enigmático para el espectador.
La secuencia está rodada a la vieja usanza y con un pulso cinematográfico, que ni los mejores editores con un teclado y programa de efectos son capaces de emular. No diré, que es la mejor persecución de la historia del cine, mentiría. Pero el frenesí que desprende ésta, junto con la ausencia de explicación alguna, crea bastante interés e intriga en el espectador.


La banda sonora compuesta por Michael Convertino, no contiene ningún tema destacable, ni imperativo, tal y como solía ser en la década de los 80 en la gran mayoría de films, época en la que los temas solían ser tremendamente pegadizos y remarcables con el paso de los años. Pero, éste sustenta bien el conjunto en su totalidad.
Lo más destacable en la carrera de Convertino como compositor, es el cortometraje Frankenweenie dirigido por Tim Burton y la película Cosas que hacer en Denver cuando estás muerto, protagonizada por Andy García.
También tenemos algunas canciones compuestas por otros artistas, aunque desconocidos completamente para un servidor, la mayoría de ellos suenan muy heavy metal. Como Shok Paris y su tema On Your Feet para la mencionada genial secuencia inicial, o algo más hard/heavy para The Truth y su tema Hidden, que cierra los créditos finales. Sin duda, un atractivo/reclamo sonoro para los que nos gusta el rock u el heavy metal, captando nuestra atención, aunque no los conozcamos.

La película no cuenta con un gran reparto, ni espectaculares interpretaciones, su mejor baza no se encuentra en la superficie. El más reconocible es Kyle MacLachlan, que se pone en la piel del agente del FBI Lloyd Gallagher. Anteriormente había trabajado con David Lynch en Dune y Terciopelo Azul. Aunque, el éxito le vendría justo después, con su papel de agente Cole Cooper en la serie Twin Peaks. De la que Lynch fue creador junto a Mark Frost. Salvando distancias, su aspecto y su interpretación es muy similar, igual de apocada que en la serie, factor que inevitablemente nos hará pensar en ambos casos, como si fuese el mismo personaje. Michael Nouri se convierte en Tom Beck, el compañero de Lloyd, Beck ha realizado posteriormente papeles menores, entre los cuales, por importancia de la película, destacaría La Terminal de Steven Spielberg.
Lloyd y Beck emprenden la misión de acabar con el malo, aunque las buddy movies es un género que aumentó en la década de los 90, aquí ya se entrevé la intención de crear ese característico tono de humor entre ambos, claro que no llega al nivel paródico de Arma Letal u otras.


A nivel práctico el malo siempre es el mismo, sin embargo, éste se cobra una horda de victimas, así que visualmente disfrutamos de unos cuantos malos. Los más destacables son Jonathan Miller interpretador por William Boyett, que nos ofrece la parte más escabrosa y quizás cómica por momentos, gracias a su desorbitada mirada de poseído. Claudia Christian en el papel de Brenda Lee Van Buren, la stripper, nos deleita con la parte sexual del film y la morbosa forma de explorar su nuevo cuerpo. Y el teniente John Masterson interpretado por Clarence Felder, nos brinda la parte con más acción al estilo Jhon Carpenter y su Asalto a la Comisaría del Distrito 13. Aunque, estos son solo algunos de los envoltorios que escogerá el verdadero huésped.

Si bien, no hay que olvidar que es una película de ajustado presupuesto, aunque sus intenciones sean todo lo contrario. Sus efectos especiales han envejecido, cierto, pero siguen siendo terriblemente carismáticos para el espectador que devora y disfruta con los efectos tangibles de la vieja escuela. Tan solo encontraremos algún efecto de rayo láser realizado de forma digital sobre el fotograma, no como ahora, sobre pantalla verde.

El guión de Jim Kouf no es ninguna maravilla, y sin duda, las influencias de La Invasión de los ultracuerpos, El terror llama a su puerta o En la línea de fuego son latentes durante el film. Ésta última fue posterior, pero Kouf se encargó de escribir los personajes, de ahí puede que venga la similitud con el tramo final de la película. Esas comparaciones pueden ser odiosas si las tomamos al pie de la letra. Sholder nos brinda un film del que hay que disfrutar como lo que es, un film de ciencia ficción digno para cualquier ferviente admirador del cine ochentero.

Puntuación

13/6/13

Double Trouble

Double Trouble dirigida por John ParagonTítulo original: Double trouble
Año: 1992
Duración:82 min.
País: Estados Unidos
Director: John Paragon
Guión: Charles Osburn, Kurt Wimmer
Música: Kevin Nadeau
Fotografía: Richard Michalak
Reparto: David Paul, Peter Paul, Roddy McDowall, David Carradine, Steve Kanaly, Troy Donahue, A.J. Johnson, Bill Mumy, James Doohan
Productora: Motion Picture Corporation of America (MPCA)

Dos gemelos muy diferentes entre sí, uno policía y otro maleante. Uno de ellos encontrará unos diamantes y será el otro el encargado de apresarle, pero cuando se descubra que solo quieren inculparle, unirán sus fuerzas en contra de un enemigo común.

Con este título más propio de un beat'em up de las recreativas de hace tres décadas, al estilo de Double Dragon, Captain Commando o Final Fight. El guionista de Elvira, además de ejercer como actor en algunas series televisivas, debutaba como director, con éste, su primer film. Una aberración de proporciones mastodónticas, a la que pocas obras como director seguirían, más allá de la tv movie, El anillo de los mosqueteros, algún capítulo de serie televisiva y la comedia infantil Twin Sitters, protagonizada también por los hermanos Paul. Su carrera se ha extendido hasta nuestros días, básicamente como actor secundario en algunos films de la talla de Red Riding Hood y The Pee-Wee Herman Show on Broadway, que viene a ser totalmente omisible.

Volviendo al film en cuestión, aunque no le prestamos nuestros cinco sentidos y las incesantes distracciones con el móvil se cometen en más de una ocasión durante el visionado, hay algo que nos impulsa a seguir viendo las tonterías cometidas por estos dos híper anabolizados gemelos.


Aunque el guión escrito por Charles Osburn y Kurt Wimmer, intenta emular a las buddy movies, como Danko: Calor rojo o Límite: 48h. Lo cierto, es que la película se encara claramente hacía la comedia, aunque sus bromas no hacen gracia, son tremendamente estúpidas y banales. De Osburn nada más se ha vuelto a saber, y Wimmer ha llegado a firmar las páginas de Equilibrium, Salt o el remake de Desafío total, lo sé, estas dos últimas no son ninguna garantía. Pero poco importan los elogios o las recriminaciones, cuando el guión a tratar, el de Double Trouble, es tremendamente denostado.

La coherencia argumental del film no hay por donde cogerla, ello no significa que no se entienda, pero las situaciones en las que se ven inmersos es para apuñalarse los ojos a sí mismo. Y la relación entre ambos hermanos, es insulsa y nada creíble.

La leyenda urbana de que los culturistas no son listos, aquí, se convierte en una realidad, el doblaje de orangután que les ponen a ambos, no hace otra cosa, que acrecentar la sensación de retraso mental en sus, ya de por sí, anodinas interpretaciones, por decirlo educadamente. Ya no solo es, que sean malos actuando, además, son terriblemente torpes en cada acción física que realizan.

Los hermanos Paul habían trabajado anteriormente en Los bárbaros, dirigida por Ruggero Deodatto, responsable del film de culto, Holocausto Caníbal. Si bien, en aquella explotatión de Conan, tampoco se podía tomar en serio a los susodichos hermanos, al menos sabían moverse con cierto orden y sentido, además de resultar un poco más creíbles, dentro del contexto de aquella, que también se decantaba por la comedia.


Es cierto que no puedes esperar grandes resultados en productos de esta categoría, y que los que nos ponemos a ver estas películas, solemos ser conscientes de lo que nos espera, ni creo que el propio equipo del film se lo tomara muy en serio, pero en dicha ocasión, la imaginación no supera la realidad, ésta es mucho peor.

Y para finalizar, comentar que la banda sonora compuesta por Kevin Nadeau, del que tampoco nada se ha vuelto a saber, parece extraída directamente de un película pornográfica de los años 70. No hay momento en el que ésta encaje con las imágenes que explotan nuestra retina, nunca mejor dicho. Aún así, recalco que una misteriosa fuerza consigue que vayamos viendo (será como los discos satánicos cuando los pasas al revés y llevan un mensaje oculto), sin demasiado interés, lo que va sucediendo hasta finalizar semejante despropósito.

Puntuación

11/6/13

Spooky Cinema 17

La Oscura Ceremonia en colaboración con Cine The Warrior vuelven a la carga el domingo 16 de junio con la sesión número 17 del Spooky Cinema. En plena pre-producción de su primera película Megamuerte, los integrantes de dicha asociación nos deleitan con un especial Heavy Metal.


Un programa doble cargado de vatios con las siguientes películas:

Detroit Metal City, Toshio Lee, 2008
Soichi Negishi, un chico de campo, hijo mimado por su madre y gafapasta hasta la médula, llega a Tokio para estudiar en la Universidad. El sueño de su vida es formar una banda de música Pop de estilo Sueco, para poder así cantar sobre el amor y lo bonito que es vivir, todo ello de forma almibarada.
Con el fin de realizar su sueño se dedica a actuar como músico callejero durante sus ratos libres. Por desgracia, y sin saber muy bien cómo, acaba siendo el cantante de "Detroit Metal City", una banda de Death Metal caracterizada por sus letras repletas de, blasfemias, insultos, y palabras subidas de tono. Ni sus amigos ni su familia saben que en realidad él es Johannes Krauser II, cantante de la banda.


Hard Rock Zombies, Krishna Shah, 1985
Una banda de Hard Rock llega a la remota ciudad de Grand Guignol para actuar. Sorprendentemente, el público para el que tienen que tocar está formado por pandilleros, hombres-lobo, enanos asesinos, e incluso Hitler. Esto no es suficiente para que el cantante del grupo suspenda la actuación, más que nada porque se ha enamorado de una chica del pueblo, Cassie. Por fin los rocambolescos habitantes del pueblo asesinan a todos los componentes del grupo para satisfacer sus macabros instintos. Es entonces cuando Cassie les invoca para que vuelvan de sus tumbas para que la salven a ella, a la ciudad y probablemente al mundo entero.

Como viene siendo habitual, habrán stands, palomitas, refrescos y birras a precios economicos y golosinas de regalo.

ESPAI JOVE LA FONTANA. SALA DE ACTOS. 3ra planta.
C/. Gran de Gracia 190, Barcelona, Metro L3 Fontana.

Cortos, trailers, videos relacionados con el Heavy Metal
Stands, golosinas terroríficas de regalo y muchas sorpresas mas...

¿A qué hora?: 18h

Entrada Gratuita.

6/6/13

Inscripción de obras en Sitges 2013

Aunque es una noticia dirigida a los realizadores, en lugar de al público. Desde este humilde blog, no dejamos de hacer hincapie en ella, puesto que gira en torno al Festival de Sitges, del que cada año realizamos una cobertura previa y durante él.


El Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya ha abierto el plazo para poder inscribir las obras que optan a participar en la edición del 2013, un trámite que se podrá efectuar hasta el 2 de agosto, en el caso de los cortometrajes, y hasta el 16 del mismo mes para los largometrajes.

Para facilitar el proceso, el Festival cuenta este año con la plataforma reelport.com, donde los responsables de cada película deberán subir el material de visionado.

Las películas inscritas participarán en las siguientes secciones:

- Oficial Fantàstic (Sitges 46, Panorama y Òrbita)
- Noves visions (Ficció, No ficció, Discovery y Petit format)
- Anima’t
- Seven Chances
- Midnight X-Treme
- Focus Àsia
- Brigadoon
- Sitges Clàssics (retrospectives y homenatges)
- Sitges Family

Por su parte, los cortometrajes se podrán proyectar en la Secció Oficial, Noves visions, Brigadoon y Anima’t.