19/6/13

Lo oculto

Lo oculto dirigida por Jack SholderTítulo original: The Hidden
Año: 1987
Duración: 97 min.
País: Estados Unidos
Director: Jack Sholder
Guión: Jim Kouf
Música: Michael Convertino
Fotografía: Jacques Haitkin
Reparto: Kyle MacLachlan, Michael Nouri, Claudia Christian, Clarence Felder, Ed O´Ross, Clu Gulager, William Boyett, Richard Brooks, Larry Cedar, Katherine Cannon, John McCann, Chris Mulkey
Productora: New Line Cinema / Heron Communications

Tom Beck, un agente de policía de Los Ángeles, y Lloyd Gallagher, un detective del FBI, tienen que resolver unas extrañas muertes en las que existe un patrón común: el repentino cambio de comportamiento de la futura víctima y la gran resistencia al dolor de la misma. Detrás de estas misteriosas muertes se esconde un alienígena que se introduce dentro de las personas hasta controlar completamente su cuerpo.

Obviando Pesadilla en Elm Street 2: La venganza de Freddy, que ya venía vendida ella solita con la fama adquirida en la original dirigida por Wes Craven, Jack Sholder realizó con un ajustadísimo presupuesto de menos de 10 millones de dólares, la qué, posiblemente, sea su mejor obra. Además de ser ampliamente reconocida dentro de un especializado círculo cinéfilo, pues Sholder ha terminado dirigiendo productos como Arachnid o Wishmaster 2: El mal nunca muere, claramente inferiores a ésta.

The Hidden, rebautizada por aquí como Lo oculto, arranca al son de heavy metal y sin ninguna explicación aparente (ya que el misterio es el hilo conductor del film) con una huída por parte de un atracador en un Ferrari, aunque, la sinopsis ya desvela dicho misterio. No en el sentido estricto de la palabra, pero el inicio no deja de resultar extraño, impactante y enigmático para el espectador.
La secuencia está rodada a la vieja usanza y con un pulso cinematográfico, que ni los mejores editores con un teclado y programa de efectos son capaces de emular. No diré, que es la mejor persecución de la historia del cine, mentiría. Pero el frenesí que desprende ésta, junto con la ausencia de explicación alguna, crea bastante interés e intriga en el espectador.


La banda sonora compuesta por Michael Convertino, no contiene ningún tema destacable, ni imperativo, tal y como solía ser en la década de los 80 en la gran mayoría de films, época en la que los temas solían ser tremendamente pegadizos y remarcables con el paso de los años. Pero, éste sustenta bien el conjunto en su totalidad.
Lo más destacable en la carrera de Convertino como compositor, es el cortometraje Frankenweenie dirigido por Tim Burton y la película Cosas que hacer en Denver cuando estás muerto, protagonizada por Andy García.
También tenemos algunas canciones compuestas por otros artistas, aunque desconocidos completamente para un servidor, la mayoría de ellos suenan muy heavy metal. Como Shok Paris y su tema On Your Feet para la mencionada genial secuencia inicial, o algo más hard/heavy para The Truth y su tema Hidden, que cierra los créditos finales. Sin duda, un atractivo/reclamo sonoro para los que nos gusta el rock u el heavy metal, captando nuestra atención, aunque no los conozcamos.

La película no cuenta con un gran reparto, ni espectaculares interpretaciones, su mejor baza no se encuentra en la superficie. El más reconocible es Kyle MacLachlan, que se pone en la piel del agente del FBI Lloyd Gallagher. Anteriormente había trabajado con David Lynch en Dune y Terciopelo Azul. Aunque, el éxito le vendría justo después, con su papel de agente Cole Cooper en la serie Twin Peaks. De la que Lynch fue creador junto a Mark Frost. Salvando distancias, su aspecto y su interpretación es muy similar, igual de apocada que en la serie, factor que inevitablemente nos hará pensar en ambos casos, como si fuese el mismo personaje. Michael Nouri se convierte en Tom Beck, el compañero de Lloyd, Beck ha realizado posteriormente papeles menores, entre los cuales, por importancia de la película, destacaría La Terminal de Steven Spielberg.
Lloyd y Beck emprenden la misión de acabar con el malo, aunque las buddy movies es un género que aumentó en la década de los 90, aquí ya se entrevé la intención de crear ese característico tono de humor entre ambos, claro que no llega al nivel paródico de Arma Letal u otras.


A nivel práctico el malo siempre es el mismo, sin embargo, éste se cobra una horda de victimas, así que visualmente disfrutamos de unos cuantos malos. Los más destacables son Jonathan Miller interpretador por William Boyett, que nos ofrece la parte más escabrosa y quizás cómica por momentos, gracias a su desorbitada mirada de poseído. Claudia Christian en el papel de Brenda Lee Van Buren, la stripper, nos deleita con la parte sexual del film y la morbosa forma de explorar su nuevo cuerpo. Y el teniente John Masterson interpretado por Clarence Felder, nos brinda la parte con más acción al estilo Jhon Carpenter y su Asalto a la Comisaría del Distrito 13. Aunque, estos son solo algunos de los envoltorios que escogerá el verdadero huésped.

Si bien, no hay que olvidar que es una película de ajustado presupuesto, aunque sus intenciones sean todo lo contrario. Sus efectos especiales han envejecido, cierto, pero siguen siendo terriblemente carismáticos para el espectador que devora y disfruta con los efectos tangibles de la vieja escuela. Tan solo encontraremos algún efecto de rayo láser realizado de forma digital sobre el fotograma, no como ahora, sobre pantalla verde.

El guión de Jim Kouf no es ninguna maravilla, y sin duda, las influencias de La Invasión de los ultracuerpos, El terror llama a su puerta o En la línea de fuego son latentes durante el film. Ésta última fue posterior, pero Kouf se encargó de escribir los personajes, de ahí puede que venga la similitud con el tramo final de la película. Esas comparaciones pueden ser odiosas si las tomamos al pie de la letra. Sholder nos brinda un film del que hay que disfrutar como lo que es, un film de ciencia ficción digno para cualquier ferviente admirador del cine ochentero.

Puntuación

2 comentarios:

  1. Pues me la apunto... la verdad es que estas cosillas se agradecen de vez en cuando...

    ResponderEliminar
  2. Es bastante probable que la disfrutes, ya contarás.

    Un saludo.

    ResponderEliminar