14/7/13

Star Trek: En la oscuridad

Star Trek: En la oscuridad dirigida por J.J. AbramsTítulo original: Star Trek Into Darkness (Star Trek 2)
Año: 2013
Duración: 132 min.
País: Estados Unidos
Director: J.J. Abrams
Guión: Alex Kurtzman, Damon Lindelof, Roberto Orci (Serie original: Gene Roddenberry)
Música: Michael Giacchino
Fotografía: Dan Mindel
Reparto: Chris Pine, Zachary Quinto, Zoe Saldana, Benedict Cumberbatch, Karl Urban, Simon Pegg, John Cho, Anton Yelchin, Alice Eve, Bruce Greenwood, Peter Weller, Noel Clarke, Leonard Nimoy
Productora: Bad Robot / Skydance / Paramount Pictures

Cuando a la tripulación de la nave Enterprise le ordenan que regrese a casa, en la Tierra se enfrentan a una terrorífica fuerza que, aparentemente desde dentro, ha perpetrado un ataque a la cúpula de la Federación y todo lo que esta representa, sumiendo a la flota en una profunda crisis. Con un asunto personal que resolver, el capitán Kirk encabeza una incursión a un planeta en guerra para capturar a un hombre que es un arma de destrucción masiva. A medida que nuestros héroes se van sumergiendo en una épica partida de ajedrez a vida o muerte, la lealtad se verá puesta a prueba, las amistades se romperán, y habrá que hacer ciertos sacrificios por la única familia que le queda a Kirk: su tripulación.

Nunca he sido seguidor de Star Trek, ni siquiera he visto más allá de algún fragmento suelto haciendo zapping. Queda claro, que mis conocimientos sobre el mundo Trekkie es tan escaso como las lluvias del Sahara. La anterior película dirigida por Abrams, fui al cine a verla, más por curiosidad que por interés. Esta vez ha sido un poco deudora de aquella, no me pareció un peliculón pero tampoco un desastre, y la curiosidad ha vuelto a arrastrar mi cuerpo hasta una sala.

Obviando las múltiples referencias y guiños, que sin duda los fieles seguidores disfrutaran mucho más que un servidor. La película está bien ideada y construida para que el resto de mortales ajenos a la serie creada por Gene Roddenberry, y los varios films realizados en torno a ésta, entiendan perfectamente el argumento de éste actualizado e inteligente blockbuster, sin tener que leer una enciclopedia sobre el mundo Trekkie. Así pueden disfrutar de muchos de estos guiños entre personajes, a pesar de desconocer el origen de los mismos.


Salvo algunos aspectos técnicos, como el exceso de brillantes efectos de iluminación (marca de la casa en las películas de Abrams) que sobrecargan los planos en más de una ocasión, y algún combate cuerpo a cuerpo en el que la cámara no se mueve con toda la estabilidad que se requiere, la película tiene una factura impecable.
A pesar de contar con mucha digitalización y pantalla verde, el diseño de producción es muy solvente e impresionante en sus diseños retrofuristas, muy futuristas en la parte externa y puentes de mando, fusionando a la perfección ese estilo moderno con lo retro, en sitios donde la mecánica (motores, salas de máquinas etc.) hacen acto de presencia.

A nivel actoral de personajes secundarios, hay que destacar a Peter Weller, el actor de Robocop, del que poco he sabido hasta verlo por estos lares. Ni me había fijado en el reparto completo, con lo cual, la sorpresa ha sido terriblemente agradable. Su papel es escueto, aunque de suma influencia en el tramo final de la película, su presencia impone respeto y su aspecto actual le va como anillo al dedo al papel que le endosan.
Sin olvidar al grandísimo Simon Pegg, que ya participó en la anterior entrega. Poco o nada se puede decir que no haya demostrado el actor británico en otros films como Hot Fuzz (a.k.a Arma Fatal) o Shaun of the Dead (a.k.a Zombies Party). Al contrario que Michael J. Fox, éste envejece a pasos agigantados, pero de verdad menudo papelón realiza con los escasos minutos que le dejan en pantalla. El resto, más bien en su sitio sin salirse ni ocultarse. Zoe Saldana (Avatar) contesta la mayoría de sus frases, únicamente hay dos momentos en los que su papel cobra/destaca, la pelea verbal con Spock (rabiosamente divertida) y la conversación con un Klingon Y Karl Urban (Dreed 3D) tiene algún diálogo/momento divertido con el capitán Kirk, aunque no tiene una labor excesivamente importante en toda la misión. Lo que realiza al final, podría haberlo hecho cualquier otro miembro de la tripulación.


A nivel principal de actores el protagonismo recae sobre el dúo Kirk/Spock. Abrams sigue explotando la dinámica de la anterior entrega con la relación amor/odio entre el capitán James T. Kirk y Spock, encarnados por Chris Pine y Zachary Quinto, respectivamente, aunque éste último carezca de emociones, 'rol' del personaje original, las situaciones entre ambos siguen dando un buen fruto cómico sin caer en el ridículo y sensacionalismo absurdo. Si algo se puede recriminar es el carisma, del que yo entiendo el verdadero villano del film interpretado por Benedict Cumberbatch (War Horse), el hecho de que sea tan misteriosamente inerte su labor y poderes, hacen que no sea lo suficientemente malvado.

La banda sonora vuelve a estar a cargo de Michael Giacchino que ya ha trabajado con Abrams en la Super 8 y en la obra precedente a ésta que aquí nos ocupa hoy. El score cobra mayor protagonismo en la segunda parte, al menos yo he notado un mayor repiqueo de las notas en el segundo tramo del film, realzando bastante la épica y la adrenalina de las escenas más espectaculares.

Aunque no por ello, los guionistas Roberto Orci, Alex Kurtzman, ambos guionistas de Transformers que ya escribieron el guión de la anterior, y el recién incorporado al tándem, Damon Lindelof (Cowboys and Aliens, Prometheus) olvidan un buen argumento, poco original pero bien construido, sin caer en la estupidez típica de muchos blockbusters. Aprovechan muy bien las características y personalidad de los personajes, dando un toque sarcástico en muchas de las ocasiones. El montaje está bien distribuido, se intercala bien las espectaculares e hiperbolizadas escenas de acción con el resto de escenas.

Un entretenido, digerible e inteligente producto veraniego, que su aparente excesiva duración se hace realmente amena y dinámica, gracias a un buen trabajo en la sala de edición. Si bien, como cualquier mega producción, va a contar con detractores y alabadores, tanto fans de la serie, como público ajeno al universo Trekkie. En mi caso, no va a pasar a una de mis películas favoritas, pero la he disfrutado como un entretenimiento por encima de la media intelectual de la mayoría de blockbusters.

Puntuación

2 comentarios:

  1. No soy fanatico de la saga(es mas,la anterior fue mi primera experiencia en el universo Trekkie)pero la anterior de Abrams me parecio excelente asi que esperaba esta con muchas ganas.Ganas que se incrementaron despues de las muy entusiastas criticas que esta teniendo por todos lados.Con que sea igual de buena que la anterior estoy mas que satisfecho.A esperar se ha dicho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te gustó la anterior, la disfrutarás mucho.

      Eliminar