29/9/13

Las brujas de Zugarramurdi

Las brujas de Zugarramurdi dirigida por Álex de la IglesiaTítulo original: Las brujas de Zugarramurdi
Año: 2013
Duración: 112 min.
País: España
Director: Álex de la Iglesia
Guión: Álex de la Iglesia, Jorge Guerricaechevarría
Música: Joan Valent
Fotografía: Kiko de la Rica
Reparto: Hugo Silva, Mario Casas, Carmen Maura, Terele Pávez, Pepón Nieto, Secun de la Rosa, Carolina Bang, Carlos Areces, Jaime Ordóñez, Gabriel Delgado, Macarena Gómez, Enrique Villén, María Barranco, Javier Botet, Manuel Tallafé, Santiago Segura, Alexandra Jiménez, Javier Manrique
Productora: Coproducción España-Francia; Enrique Cerezo P.C. / La Ferme! Productions

Dos parados (Mario Casas y Hugo Silva) cometen un atraco y huyen perseguidos por la policía (Pepón Nieto y Secun de la Rosa) y por la ex mujer de uno de ellos (Macarena Gómez). Así, se adentran en los bosques impenetrables de Navarra y caen en las garras de una horda de mujeres enloquecidas que se alimentan de carne humana.

Álex de la Iglesia ex-presidente de la Academia Cinematográfica de España y director de películas tan sonantes como El día de la bestia, Acción mutante o La comunidad, se ha convertido en uno de los directores con mayor renombre dentro del panorama nacional de la última década. En Las Brujas de Zugarramurdi, el director bilbaíno nos presenta una lunática comedia matrimonial, me atrevo a decir, que es su film más loco hasta la fecha, y ya es decir.

Producida por Enrique Cerezo (el mismo hombre que se atrevió con Drácula 3D de Dario Argento) la película se inspira, muy libremente, en el acto de fe que efectuó la Inquisición Española en el pueblo navarro de Zugarramurdi, donde cuarenta mujeres fueron procesadas y doce de ellas condenadas a la hoguera.

Y es que Álex de la Iglesia, ha demostrado en incontables ocasiones que hace lo que le viene en gana, guste o disguste. Un ejemplo de esa libertad, se encuentra en Los crímenes de Oxford, adaptación de la novela Crímenes imperceptibles de Guillermo Martínez, la única película -diría yo- que el cineasta se alejó totalmente del estilo que le ha caracterizado y permanecido la mayor parte del tiempo en su carrera como director.
Un estilo que ha ido evolucionando en sus últimos trabajos a un registro mucho más teatral, acentuando ciertos defectos que eran omisibles en un ámbito más cinematográfico. Para mí, lo que adolece el resultado es la exagerada tonalidad cómica y circense que plasma ahora en sus escenas, además, del remarcado apartado visual. ‘Situación’ que ya se dio en Balada triste de trompeta. Un trabajo digno de su talento, pero que en su tramo final, para mi gusto, se volvía insuficiente a la par que sobrecargado.


Las Brujas de Zarragamurdi, a mi entender, comete los mismos errores que aquella, con una diferencia, en Balada triste de trompeta había una justificación, los hechos se sucedían en una compañía de circo, aquí no la hay. Sin embargo, el tramo final vuelve a pecar de lo mismo; es demasiado desbordante, histriónico, cargante, y por momentos, insulso (no confundir con aburrido). Un tramo final que se va por tangente de lo bizarro y lo grotesco, incluso, se ha permitido el lujo de incluir un homenaje digital – dañino para la retina- al personaje de Vera Cosgrove en Braindead. Un desenlace, que hubiera sido más efectivo recortando un poco la parte central.
Sinceramente, no veo la necesidad de casi dos horas de película para contar una crisis matrimonial y la profecía de unas brujas. El viaje en taxi después del robo, aunque tiene buenas conversaciones entre sus ocupantes, hubiera sido un buen momento para recortar y así agilizar la historia, que en realidad son dos. Unidas por un único personaje, el de Silvia (Macarena Gómez), la mujer de Jose (Hugo Silva), de no ser por Silvia, se podría afirmar que son dos películas totalmente diferentes, la del atraco y la de las brujas.

El cineasta recupera el tono cómico de anteriores trabajos, como Crimen ferpecto. Pero el abusivo uso de los tópicos de las relaciones matrimoniales o de pareja, al estilo Escenas de matrimonio, nos dejan unas bromas demasiado recurrentes y trilladas anteriormente en monólogos de El club de la comedia. Los diálogos carecen de la frescura que el cineasta ha sabido plasmar en otras de sus películas. No quiere decir que no estén bien buscados, en efecto, esbozan la sonrisa pero no provocan la carcajada, ni te hacen llorar de risa, que al parecer es la intención del guión co-escrito por Álex de la Iglesia junto a Jorge Guerricaechevarría, que ha escrito casi todos los trabajos del director.


Con un tridente en cada bando, masculino y femenino, la guerra de sexos abre su veda casi desde el primer minuto, una batalla en el que las mujeres siempre ganan. En el rincón izquierdo tenemos a José (Hugo Silva), Tony (Mario Casas) y Manuel (Jaime Ordóñez). Y en el rincón derecho a Silvia (Macarena Gómez), Eva (Carolina Bang) y Graciana Barrenetxea (Carmen Maura). Todos están correctos y sus interpretaciones van a favor del ritmo y tonalidad que adquiere el film a medida que avanza, donde predominan las estridencias.
Pero si un papel merece ser destacado, aun siendo secundario, es el de Maritxu interpretado por Terele Pávez, su quinta colaboración con Álex de la Iglesia. Su cadavérica interpretación e imponente voz, eclipsa a Carmen Maura en más de una ocasión.

La parte visual sigue siendo bastante notable, la teatral puesta en escena y la caracterización de las brujas, sin dar miedo, son inquietantes, que junto a la recreación de los escenarios y las localizaciones encontradas; como el pueblo o la cueva, son uno de los platos fuertes de la película. En cambio, el fuego y sangre digital, canta a la vista, pero se ve compensado en un moderado y fugaz recurso estilístico. No tanto se puede decir de los efectos especiales, como las brujas volando o trepando por las paredes, son efectivos en el contexto de cada escena y su tono humorístico, pero yo no me atrevería a pasarlo a cámara lenta.

La banda sonora de Joan Valent (El cosmonauta) crea una buena ambientación, en la parte que los atracadores llegan al pueblo de Zugarramurdi, aunque algunas partes son demasiado ruidosas. Una cosa mejorable es el pulso de la unidad de cámara, al que parece no le dieron Diazepam antes de filmar las escenas de persecuciones y de acción.
De la Iglesia recrea una España profunda, con lugareños que en otro contexto, darían auténtico terror. Una entretenida comedia ida de olla, con una buena puesta en escena y ambientación, pero que no consigue recuperar del todo al mejor Álex de la Iglesia, el de los 90.

Puntuación


28/9/13

Insensibles

Insensibles dirigida por Juan Carlos MedinaTítulo original:.Insensibles
Año: 2012
Duración: 101 min.
País: España
Director: Juan Carlos Medina
Guión: Juan Carlos Medina, Luiso Berdejo
Música: Johan Söderqvist
Fotografía: Alejandro Martínez
Reparto: Àlex Brendemühl, Juan Diego, Tómas Lemarquis, Derek de Lint, Irene Montalà, Félix Gómez, Mot Harris Dunlop Stothart, Ilias Stothart, Ramon Fontserè, Àngels Poch, Bea Segura, Liah O'Prey, Joan Carreras
Productora
Roxbury Pictures / Televisió de Catalunya / A Contracorriente Films / Fado Films / Les Films d'Antoine / Tobina Films

Tras un fatídico accidente de coche, un brillante neurocirujano es sometido a una serie de pruebas que revelan que tiene cáncer y que necesita un trasplante de médula. Cuando decide pedir ayuda a sus padres, la respuesta de éstos sacará a la luz una misteriosa historia del pasado. El protagonista emprende entonces una investigación que le permite averiguar que, durante la Guerra Civil (1936-1939), un grupo de niños nació con una extraña peculiaridad: la insensibilidad ante el dolor físico.

Con solo dos cortometrajes a sus espaldas, Juan Carlos Medina debuta en el mundo del largometraje con Insensibles, proyectada en la pasada edición del Festival de Sitges y me quedó pensdiente de ver. Una ópera prima, que aun con todas sus diferencias, sigue la sombra Guillermo del Toro en el El laberinto del Fauno, fusiona el drama social de la Guerra Civil con el género fantástico.

Medina, además de hacerse cargo de la dirección, escribe el guión con ayuda del co-guionista de [REC], Luiso Berdejo. Un guión construido a base de tópicos y rodeado de elementos bastante trillados, pero que sabe aprovechar creando una buena atmosfera durante más de medio film.
Sin embargo, aunque no es la única, la película hace trampa en su comienzo, con un extraño y enigmático prologo, amén del fuego digital, consigue captar nuestra atención con avidez y despierta la curiosidad por conocer más detalles de los misteriosos niños y su 'enfermedad'.


Con una calidad técnica nada despreciable, la caracterización de los actores y la recreación de los escenarios no tienen nada que envidiarle a grandes producciones extranjeras. El apartado de fotografía se une de forma talentosa y provechosa al de iluminación, haciendo un buen uso de los sombríos y oscuros rincones en los escenarios, que en aisladas ocasiones se acerca al terror.
Aunque la película juega más con la tensión y la intriga, que con el terror. Medina crea un buen equilibrio entre el drama familiar y el social, dotando a varias escenas de una solvente tensión en el ambiente, sobre todo la parte de la Guerra Civil.

Sin embargo, a medida que nos acercamos al desenlace, la primigenia inserción de elementos fantásticos se apodera del film, y ésta abandona el contacto con la parte real, la del cirujano y su problema de salud. Lo que, quizás, debieron ser simples pinceladas fantásticas a lo largo del film, termina siendo insertado a la fuerza, de manera que se le resta importancia a los acontecimientos relatados.
Un tramo final en el que el director parece no tener muy claro como terminar, y se empeña en resaltar el aura fantástica, y al no estar debidamente justificado ni relacionado con la historia principal, crea un choque demasiado brusco y surrealista.


Es una historia de varios personajes, pero pocos protagonistas. Àlex Brendemühl encabeza el reparto interpretando a David, el cirujano que sufre el accidente. El actor de Héroes y El bosc, ambas proyectadas también en anteriores ediciones del Festival de Sitges, sigue haciendo su papel correctamente sin demasiados meritos, pero con la eficiencia y credibilidad requerida. Al resto que cabe mencionar por su importancia y ratio de pantalla, sería a Tómas Lemarquis, en el papel de Berkano, uno de los enigmáticos niños en su etapa adulta. Una especie de Dr.Sandman que sirve a un solo propósito, su interés por la venganza ante los 'daños' infligidos.

Los papeles de los doctores, Holzmann y Carcedo interpretados por Derek de Lint y Ramon Fontserè, respectivamente, son una parte importante en la infancia y la incursión de las tropas al llegar la guerra. Pero no tienen una gran relevancia en el desenlace de la película, éste queda para David y Berkano.
El resto de personajes a destacar, son los padres de David, que aportan el 'giro' sorpresa a la película, aunque no es especialmente sorprendente ni importa demasiado en el desenlace, está bien buscado.

Johan Söderqvist el compositor de Let The Right One In,  crea un buen ambiente, pero sigue el mismo estilo de la obra de Tomas Alfredson, no ha variado prácticamente nada. Sin saber quién era el compositor, mientras veía la película, llegué a pensar que habían plagiado uno de los temas de la película sueca.

Podemos decir sin miedo a represalias, que toda la parte de la guerra civil -la mejor- mezclada con el aura misteriosa y experimentos científicos, desemboca en un abrupto desenlace que deja una sensación de vacío emocional. Y entonces te preguntas, si además de tu atención como espectador, ha merecido la pena todo el esfuerzo y buenas intenciones del equipo técnico para terminar en un final tan poco fructífero e insulso carente de clímax. Un caso de tantos otros, un buen film estropeado por un final insustancial.

Puntuación

27/9/13

Sitges 2013: Primeras cifras notables


Como comentábamos esta mañana, hoy se han puesto a la venta las entradas, y el entusiasmo ha bañado unos resultados realmente buenos. Y aunque no es un dato demasiado significativo para el espectador convencional, más allá de la simple curiosidad. He querido comentarlo, pues en tiempos de crisis como estamos, o eso dicen, es un buen presagio y orgullo para el Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya, la buena recepción por parte del público.

Según reza la organización, sólo en la primera hora, el servicio de Telentrada de CatalunyaCaixa había registrado la venta de más de 6.000 entradas; al cabo de tres horas, ya se habían vendido hasta 11.000 entradas. Unos resultados que deja ver a verdaderos amantes del séptimo arte, que edición tras edición malviven varios días a base de bocadillos y cafeína para poder sentir la magia del cine en las venas, 46 ediciones a sus espaldas dan buena fe de ello.

Y aunque, a simple vista las entusiastas cifras pueden parecer algo infladas, por eso de crear hype entre el público, un servidor se lo cree. Tiempo atrás fui un espectador cualquiera, y en el primer día de venta de entradas ya sufrí algún que otro pase agotado.

Hay que tener en cuenta, que durante los 11 días (este año 10) que dura el festival, pasa una cantidad ingente de personas. Teniendo en cuenta que la sala del Auditori puede albergar casi 1400 personas y las proyecciones más importantes suelen llenar la sala, todavía estamos hablando de modestas cifras para los tiempos que corren. Cifras de las que la organización estará bien orgullosa, de eso no me cabe duda.

Y para completar, hay novedades respecto a la anterior edición, esto si que interesa más al espectador, que siempre viene bien ahorrar un poco. Este año, el Festival ha facilitado la opción de adquirir las entradas a través del sistema de Telentrada desde el mismo website de Sitges 2013.
Además, se han preparado precios reducidos para algunas sesiones, facilitando la asistencia al público. Todas las sesiones de las 8,30h de la mañana, desde el día 11 al 19 costarán 4,5 euros sin descuento.

La Marató 3D de domingo 20 al Retiro, costará 9 euros (frente al precio de 10,50 el año pasado). Y el programa matinal family para la mañana de domingo 20, en el Prado, también a 9 euros. Y en la Sala Tramuntana (donde habrá otras proyecciones a precios populares) y el nuevo espacio Sitges a la Fresca en el céntrico parque 'Hort de Can Falç' en el centro de Sitges.

También hay descuentos para la compra de paquetes de 10, 20 y 40 entradas. Los precios para todas las sesiones y las diferentes opciones para adquirir las entradas pueden consultarse en el apartado 'entradas' del web del Festival. Más info http://sitgesfilmfestival.com/cas/programa/entrades

Sitges 2013: Spot ZombieWalk y entradas YA! a la venta

Ya tenemos el spot de la Sitges Zombie Walk, que se encuentra en su quinta edición. Se celebrará el día 12 de octubre, primer sábado del festival. La salida se realizará a las 20h. desde el edificio Miramar y acabará en la calle Primer de Maig, que empalmará con un fin de fiesta a las 21:30h.

Festival de Sitges Zombie Walk 2013

También recordar que hoy han salido las entradas a la venta y podéis adquirir en Telentrada. Para más información dirigirse a la web oficial del festival. http://sitgesfilmfestival.com/cas


25/9/13

Sitges 2013: Programación completa


Poco puedo decir que no haya dicho ya durante los dos últimos meses. Aunque a un servidor se le está haciendo eterno, faltan poquisimos días para que empieze la 46ª edición del Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya. Hoy se cierra la programación con algunos títulos más que se incorporan a las diversas secciones. En la web oficial ya podéis consultar los horarios y recordad que las entradas para todas las sesiones de los cuatro recintos (Auditori, Retiro, Prado y la sala Tramuntana) se pondrán a la venta el viernes 27 de septiembre, a través del servicio de Telentrada. A estas cuatro salas, hay que añadir L’Escordaxor (donde se proyectará la sección Brigadoon) y el nuevo Cine al aire libre, en el Hort de Can Falç, que presentará algunos clásicos de género. Estos últimos espacios serán gratuitos.


En la sección Oficial Fantàstic Panorama a competición se añaden la producción suiza Chimères, de Olivier Beguin, que narra la turbia relación de pareja después de las extrañas consecuencias de una trasfusión de sangre. La canadiense Antisocial, de Cody Calahan, muestra la claustr ofobia de un grupo de jóvenes encerrados, amenazados por una epidemia monstruosa, y que registran lo que les sucede a través de dispositivos digitales como un smartphone, y The Machine, de Caradog W. James, propone una nueva distopía donde las máquinas contradicen el imperativo de ayudar a los humanos.


En la sección Midnight X-Treme, se incorporan películas como An American Terror de Haylar García, una producción que remite a un hito del horror contemporáneo como es Saw, o Savaged, de Michael S. Ojeda, una brutal rape revenge con posesiones de chamanes que aterrorizan a la América provinciana.


Oficial Noves Visions, en la categoría de Ficción, se proyectará Yellow de Nick Cassavettes, el retrato onírico de una mujer atrapada en sus fantasías, o The Dirties, de Matthew Johnson, un film reflexivo e irreverente de las asperezas de la vida adolescente con la cámara de los protagonistas como mediadora del relato. Y en la subsección Emergents se añade la película Faraday, de Norberto Ramos del Val, una sátira paranormal del urbanismo madrileño sufragada a través del crowfunding, The Lobito de Antonio Dyaz, una ficción en primera persona donde el propio director es impulsado a realizar su primera película de terror para salvarse de la ruina, Algunas Chicas, de Santiago Palavecino, un fresco thriller psicológico con personajes neuróticos, y Las aventuras de Jesús María Cristóbal Pequeño, otro proyecto que mezcla comedia y ciencia ficción financiado mediante el mecenazgo social.


Sitges Family estrenará dos producciones tridimensionales: El mago de Oz 3D, el clásico de Victor Fleming de 1939; y Pororo: The Racing Adventure 3D, un film de animación protagonizado por un pingüino y aderezado con tortugas corredoras.

Los rostros más destacados del cine del Estado también estarán en Sitges con la proyección de Gente en Sitios, de Juan Cavestany, una colección de sorprendentes escenas que hacen que las experiencias cotidianas parezcan parte de una película de marcianos. Con motivo de la proyección CASA BACARDÍ SITGES ofrecerá una fiesta exclusiva en el ecuador del festival, con la presencia del equipo de la película y cócteles especiales Bacardí dedicados al universo fantástico.

Además de los dos nuevos trabajos de Takashi Miike, Lesson of Evil y Shield of Straw, que ya se anunciaron, se proyectarán films anteriores como Audition y Shinjuku Triad Society; además, el realizador japonés ofrecerá una masterclass.

19/9/13

Spring Breakers

Spring Breakers dirigida por Harmony KorineTítulo original: Spring Breakers
Año: 2012
Duración: 94 min.
País: Estados Unidos
Director: Harmony Korine
Guión: Harmony Korine
Música: Cliff Martinez, Skrillex
Fotografía: Benoît Debie
Reparto: Selena Gomez, Vanessa Hudgens, Rachel Korine, Ashley Benson, James Franco, Heather Morris, Emma Holzer, Ash Lendzion, Josh Randall, Gucci Mane
Productora: A24 / Hero / MJZ / Muse Productions / O'Salvation / Annapurna Pictures

Cuatro jóvenes estudiantes con ganas de mucha juerga acaban en la cárcel, tras ser sorprendidas en una casa llena de drogas durante sus locas vacaciones escolares de primavera (spring break). Pronto salen bajo fianza gracias a un joven traficante de armas y de drogas (James Franco) que ve en las chicas a unas potenciales delincuentes que usar para sus intereses.

Muy poco sé de Harmony Korine, salvo que fue guionista de Kids -dirigida por Larry Clark- y director de Trash Humpers, esta ultima proyectada en la edición del 2011 del Festival de Sitges, que obvié visionar, pues aunque me gusta el cine experimental, no tanto.

Por lo poco que he leído y conozco, Korine es conocido por realizar obras polémicas y transgresoras. En cierto modo, Spring Breakers lo es. Sin embargo, a pesar de su estilo artie, el sello independiente, sus salidas de tono y rumbo que toma en su segunda mitad. Sin conocer el resto de sus obras, me atrevo a afirmar que ésta es su película más accesible y comercial de todas.

De todas maneras, a su paso por la edición del pasado año 2012 en el Festival de Sitges, Spring Breakers quedó para mí eclipsada por el alud de películas, además, sabiendo que Trash Humpers era suya, tampoco quise correr el riesgo. Pero después de algunas buenas recomendaciones, y la provocativa portada, le he dado el beneficio de la duda. Está claro que no se va a convertir en una película especialmente remarcable dentro de mis gustos personales, pero bien merece una oportunidad como curiosidad fílmica.

Con la esencia del reality Gandia Shore y el espíritu de película adolescente de Disney, pero con mucha más cafeína, aunque no lo parezca en el primer tramo del film. Korine crea un thriller de gánsters, pero no los de mocasines, sombrero y pajarita. Gánsters callejeros, de los que escuchan rap, llevan semiautomáticas y trafican con droga.
El cineasta californiano mezcla las fiestas de institutos americanas con los trapicheos de la vida nocturna. Juega con la provocación sexual a lo largo del film, que aún para alegría del público masculino, puede llegar a parecer aburrida y reiterativa tras el impacto inicial.


Sin embargo, éste se guarda un as bajo la manga. Desvía el rumbo de la película en un segundo tramo, para mostrarnos al contrapunto de las quinceañeras pijas, repelentes y provocadoras que nos presenta en primera instancia, para terminar ofreciendo unas femme fatale de armas tomar. Salvando abismales distancias, el segundo grupo de chicas en Death Proof, sería un buen ejemplo de ello. Una mano de cartas que juega con acierto, y mantiene bien ocultas como en una partida de póker profesional, que destapa en el momento justo y más necesitado, cuando ya no hay nada más que contar, vira el rumbo y consigue entretener hasta el precipitado y descolocante desenlace.

Haciendo un buen uso de la cámara lenta en los momentos sexuales más excitantes, y con un envoltorio muy colorista de envidiable fotografía. Al ritmo del dubster ('género músical' del que no soy especialmente seguidor, pero en el 'contexto' del film mola mucho más) de Skrillex, el cineasta se dedica a pasear  por la pantalla a sus cuatro 'pepitas' sexuales; Faith, Candy, Cotty y Brith, en un combinado de tetas y culos en bikini. Interpretadas por Selena Gomez, Vanessa Hudgens, Rachel Korine y Ashley Benson, respectivamente, ninguna destaca interpretativamente, aunque dicha carencia la suplen visualmente. En conjunto, un apartado visual muy efectista, técnico y actoral.

Volviendo a la banda sonora, además de sonar Skrillex, también se compone de temas de otros artistas en la onda visual que ofrece en los disyuntivos momentos, como Britney Spears, The Black Keys o Waka Flocka Flame. Y Cliff Martinez, compositor de Drive de Nicolas Winding Refn, hace uso de notas minimalistas y ambientales, que acompañan muy bien el tono onírico del film, sobre todo en el desenlace o la parte de la piscina con escena sexual a medio tono.


La violencia no resulta especialmente explicita, pero se hace uso de ella de forma efectiva, tratándose de una producción, aparentemente tan comercial. A nivel interpretativo, como he dicho, no hay mucho que destacar, salvo el polifacético y casi irreconocible James Franco, que nos brinda una destacable y reverenciable interpretación, aunque no sea el verdadero protagonista de la historia.
El segundo actor fetiche de Sam Raimi -el primero fue Bruce Campbell- ha protagonizado la saga Spiderman y ha trabajado en papeles bastante distintos con lo que aquí nos obsequia, ejemplos de ello sería 127 horas de Danny Boyle o El origen del planeta de los simios de Rupert Wyatt.

Creo que Spring Breakers es una película para ver sin altas expectativas. Lo cual no significa que vaya a gustar seguro, se trata de una película con momentos extraños y secuencias algo reiterativas, que no caerán en gracia a todo el mundo por igual. Lo que no se puede negar, es que Korine combina con acierto, elementos típicos con los atípicos, creando estridencias, visuales y argumentales. Como ya he dicho, curiosidad fílmica.

Puntuación

17/9/13

Sitges 2013 acogerá los últimos éxitos del cine fantástico y de terror

La semana pasada la organización del festival anunció que publicarían la próxima semana, o sea ésta, los horarios y la programación completa. A la espera de ello, siguen confirmando suculentos títulos.

La Sección Oficial Fantàstic se completa con producciones como; The Green Inferno, de Eli Roth, que homenajeará a los clásicos de terror caníbal, como Holocausto Caníbal, de Ruggero Deodato, o Caníbal feroz, de Umberto Lenzi. All Cheerleaders Die de Lucky McKee y Chris Sivertson, una comedia de horror juvenil llena de gore, basada en un corto previo de la misma pareja de directores. Lucky McKee es un veterano del Festival, donde presentó con gran éxito sus obras previas May y The Woman.

Seguimos con Afflicted de Derek Lee y Clif Prowse, una nueva aproximación al cine de vampiros. Y narra en clave de diario videográfico las peripecias de dos amigos de viaje por Europa, hasta que uno de ellos contrae una extraña enfermedad tras pasar la noche con una joven misteriosa.

Afflicted dirigida por Derek Lee

La sección oficial no dejará escapar Machete Kills (secuela de Machete), la nueva gamberrada de Robert Rodríguez y protagonizada por Danny Trejo. El mexicano con cara de más mala hostia vuelve con más ganas de masacrar que nunca. A su protagonista (Trejo) se suma un reparto 'estelar', Sofia Vergara, Mel Gibson, Charlie Sheen, Antonio Banderas, Lady Gaga.… Si la primera ya degeneraba, ésta secuela, promete lo suyo.

Zero Theorem dirigida por Terry GilliamMachete Kills dirigida por Robert Rodríguez

El festival tampoco perderá la oportunidad de proyectar The Zero Theorem, el último trabajo de Terry Gilliam, que con dicha obra regresa a la ciencia ficción, ¿inspirado? por dos de sus trabajos, Brazil y 12 Monos. The Zero Theorem, cuenta como Oohen Leth, un excéntrico genio de los ordenadores que vive en un mundo corporativo controlado por una oscura figura llamada "Dirección". Recluido en el interior de una capilla en ruinas, Oohen trabaja en la solución a un extraño teorema, un proyecto que podría descubrir la verdad sobre su alma y el significado de la existencia (o la falta del mismo) de una vez por todas.
El ex-Monty Python no volvía desde 2009, que paseó por el festival su anterior largometraje, El imaginario del Doctor Parnassus. Y hace ya varios años, a modo de retrospectiva, se proyectó su film más reconocido, Brazil.

Bruno Forzani y Hélène Cattet, los creadores de Amer, presentan en el marco de la programación su último trabajo, que lleva por título L'étrange couleur des larmes de ton corps, que vuelve a ser un homenaje a la estética y el sonido del giallo italiano.

Insidious 2 dirigida por James WanL'étrange couleur des larmes de ton corps dirigida por Bruno Forzani

A todo lo anunciado aquí y anteriormente, se suma el último gran éxito en las pantallas de Estados Unidos, Insidious Chapter 2, secuela de Insidious, la cual pudimos ver en la edición de 2010 del festival. Igualmente dirigida por James Wan, director de Saw o Dead Silence.

Los fans del cine de animación, van a rebotar de alegría. Sitges tendrá pases especiales de dos películas tan esperadas como Dragon Ball Z: Battle of the Gods, la nueva versión cinematográfica del mítico universo de Akira Toriyama, o The Wind Rises lo último de Hayao Miyazaki, aclamada en el último Festival de Venecia.

The Sacrament dirigida por Ti WestDragon Ball Z Battle of Gods - Akira Toriyama

La edición 2013 se cerrará el 19 de octubre con la proyección The Sacrament, la última película de Ti West. El film que trata sobre la investigación de dos periodistas en torno a una siniestra secta mesiánica. West, otro habitual del certamen, ha presentado en ediciones anteriores del festival otros trabajos, como La casa del diablo (House of the Devil) o The Innkeepers.

10/9/13

Sitges 2013: cine fantástico catalán

Rozando el larguero de los 30 días para que dé comienzo la 46º edición del Festival de Sitges, no pronunciaré la nomenclatura completa, puesto que ya debe ser conocida de sobras por cualquier aficionado y seguidor de las 'andaduras' del certamen, celebrado del 11 al 20 de octubre.

Sitges 2013 brinda el apoyo al cine fantástico catalán más diverso e internacional.
La producción catalana Grand Piano dirigida por Eugenio Mira, y con reparto internacional encabezado por Elijah Wood y John Cusack, inaugurará el festival, el próximo viernes 11 de octubre.


También, ofrecerá la première mundial del thriller paranormal Mindscape, ópera prima de Jorge Dorado protagonizada por Mark Strong (Rockanrolla, Kick Ass), es la primera de las producciones de Ombra, la flamante compañía creada por Jaume Collet-Serra.

Pero no serán las únicas películas distribuidas por la productora Roxbury. Enemy dirigida por Dennis Villenueve e interpretada por Jack Gyllenhaal (Donnie Darko) es un intenso thriller paranoico en torno al mito del doble y basado en un relato de José Saramago, escritor de la novela Ensayo sobre la ceguera que tuvo la correspondiente adaptación a la gran pantalla con Julianne Moore como protagonista.

También se apuesta por el talento joven y los nuevos formatos con Los inocentes, film que constituye un homenaje gore y con grandes dosis de diversión al slasher de los 80, con Alex Batllori, Charlotte Vega, Diana Gómez y Mario Marzo en los papeles principales. Se trata de una producción ESCAC films, dirigida por una docena de directores surgidos de las aulas de la escuela de cine catalana.


Otro título en el que se apuesta por 'sangre joven', es Hooked Up, que tiene la peculiaridad de haber sido rodada con un iphone, es la opera prima de Pablo Larcuen, ganador con el corto Elefante en Sitges 2012. Reza la 'sinopsis' que se trata de un film de terror claustrofóbico y malsano, donde dos amigos verán como una noche de ligue en Barcelona se convertirá en una pesadilla sin salida.

Manuel Carballo, director El último justo y La posesión de Emma Evans –ambas presentadas en el ambito del festival- presenta bajo el sello de Filmax, Retornados, un thriller terrorífico, que supone una vuelta de tuerca a la temática zombie.


Aunque ya lo anuncié anteriormente, puesto que se encuentra coproducida desde Catalunya, creo que debe ser incluida de alguna forma en la noticia. La sección Sitges family y la productora Arcadia Pictures realizan el estreno mundial de Mariah Mundi and the Midas Box, una superproducción de aventuras basada en la novela de G.P. Taylor que recupera el estilo clásico del género de obras como Los Cinco, Tin Tin o Harry Potter. Aventuras juveniles con fantasía y misterio además de un reparto encabezado por Michael Sheen, Lena Headey y Sam Neill.

9/9/13

Riddick

Título original: Riddick
Año: 2013
Duración: 119 min.
País: Estados Unidos
Director: David Twohy
Guión: David Twohy (Personajes: Jim Wheat, Ken Wheat)
Música: Graeme Revell
Fotografía: David Eggby
Reparto: Vin Diesel, Karl Urban, Katee Sackhoff, Jordi Mollà, Nolan Gerard Funk, Dave Bautista, Bokeem Woodbine, Raoul Trujillo, Antoinette Kalaj, Keri Hilson
Productora: Universal Pictures / One Race Productions

Traicionado por su propia especie y dado por muerto en un lejano y desolado planeta, aparentemente sin vida, el duro Riddick tendrá que luchar por la supervivencia contra depredadores alienígenas convirtiéndose en un ser más poderoso y peligroso que nunca.

Cuando vi el tráiler de esta forzada tercera parte, pensé que David Twohy, director y guionista de las dos anteriores entregas, Pitch Black y Las Crónicas de Riddick, se había limitado a fusionar elementos de ambas; la oscuridad y el tono survival de la primera, con la estética, la acción y el regusto de serie B -que intenta aparentar superproducción- de la segunda. Y así es, aunque esta fusión no le ha venido mal al conjunto, no me esperaba un refrito argumental de semejantes proporciones. Mi confianza en el cineasta, me hacía pensar, que además de contarnos una historia diferente, aunque fuera mínima, se guardaría un as bajo la manga.

Sin embargo, la sorpresa que Towhy ha preparado para esta forzada entrega, ha sido decepcionante. El guión escrito por él, desarrolla la historia en base a algunos acontecimientos de Pitch Black, pero la resolución, es bastante mala y de flojo factor sorpresa. No es que los anteriores fueran muy originales, pero el resultado final es inferior a lo ofrecido anteriormente.
En cuanto a los diálogos, en general son de inteligencia bastante insultante, si bien, algunas frases lapidarias esbozarán la sonrisa en nuestra cara, no por su originalidad, sino por sus salidas de tono e incluso de contexto.

Por otro lado, aunque sirve para ver un resurgir del personaje (lo más acertado de todo), han humanizado y civilizado a Riddick, que horror, es imperdonable. Antes de que alguien ponga el grito en el cielo, es cierto que el personaje siempre ha tenido un atisbo de humanidad y bondad, aunque fuera en el último instante. Pero lo de hacerse el simpático con sus raptores/victimas o ponerle una mascota y verlo jugar, como si fuese Mowgly en lugar de Riddick, ya es pasarse.

De todas maneras, amén de la confianza en el director, el reclamo principal seguía siendo el personaje de Richard B. Riddick, creado por Jim Wheat y Ken Wheat e interpretado por Vin Diesel. Actor que conocí con el susodicho personaje en Pitch Black, y que me pareció uno de los más carismáticos del cine de acción de los últimos años. Su arisco carácter, su egoísmo y antipatía en general hacia todo ser vivo, lo hacían realmente interesante. Pitch Black pasó modestamente por la cartelera, pero se encuentra en mi lista de películas de ciencia ficción favoritas.

Riddick

La película empieza sin diálogos, tan solo la voz en off del propio Riddick relatando lo que ya sabemos "una vez me dieron por muerto...". Un comienzo bastante extraño que se alarga un buen tramo del film, pero que resulta prometedor.
Por primera vez, vemos a Riddick realmente doblegado, moral y físicamente, y cuando digo realmente, me refiero a que lo veremos totalmente destruido y machacado. Estado físico que nos resulta chocante e intrigante, y lleva a preguntarnos ¿Cómo un furiano con sus cualidades ha llegado a verse en ese estado tan deplorable? Por suerte no queda como una incógnita, a modo de flashback se establece un nexo con las aventuras de los Necromonger (aquí traducidos como Necrófagos) de Las crónicas de Riddick.
Ahora bien, esa unión termina por resultar un poco inútil e inservible al propósito, enfoque y argumento del resto de película. De hecho, éste es tan minúsculo, y la aparición de Karl Urban como Vaako tan escueta, que no influye en el resto del film, tan solo es un salto de línea entre ambas películas.

Riddick en apuros

Volviendo a Riddick, toda la parte de su 'renacer' es un acierto, nos hará vibrar con sus pensamientos y reflexiones (amen de la mascota) que prometen devolvernos al mejor y letal de los furianos, lamentablemente no es así, no del todo. Muchas de las características del personaje se mantienen intactas, pero otras se diluyen en favor de un personaje más 'social' y menos agresivo de lo habitual, parece que se ha tomado un descafeinado de sobre.
Aunque, lo que termina de fastidiar el producto final, son todos sus rivales, dos grupos de mercenarios que parecen recién salidos de los boy scouts. ¡Vale! ningún rival tiene la categoría de Riddick, pero la falta de carisma de cada uno de ellos es insultante hasta para el peor de los furianos.

En el apartado técnico sigue muy de cerca a sus predecesoras, concretamente, los efectos digitales, se asemejan a lo visto en Las crónicas de Riddick, rozan lo mediocre en varias ocasiones, incluso, un poco por debajo de lo habitual. Atención a la mascota made in Asylum o los cromas cuando van en moto gravitatoria. Pero es algo totalmente asumible y perdonable si te gustaron las anteriores, sobre todo la segunda parte.
No es nada que deba sorprendernos, sabíamos a lo que jugábamos antes de entrar en la sala. El diseño de producción sigue estando muy elaborado, aunque puesto en práctica no sea tan efectivo, los escenarios y la indumentaria de los personajes sigue teniendo gusto a cartón piedra y porexpán, que junto con los cromas y los fondos pintados digitalmente no son lo más atractivo.

Pero todo se debe a  una cuestión de presupuesto, imaginaros películas como Los Vengadores o Iron Man con el mismo presupuesto que ha tenido Towhy. En cuanto a violencia, tiene algún momento destacable que se acerca al gore, pero muy digerible entre el público estándar. La banda sonora sigue a cargo de Graeme Revell que orquestó las anteriores dos piezas, no hay nada destacable, pero respeta la tonalidad y el main theme que caracteriza e identifica a Riddick, usado en los momentos ideales.

Vin Diesel y Karl Urban

Hay un tramo de película que se centra demasiado en ambos grupos de mercenarios, desviando la atención completamente de las acciones de Riddick, ralentizando el ritmo y llegando a aburrir, un tramo en el que ninguno de los mercenarios sabe que hacer realmente, ni siquiera con su propia vida, aunque a veces parezca lo contrario.
Como rivales de Riddick, además de los bichos pertinentes marca de la casa, tenemos al actor catalán Jordi Mollà (Bad Boys II) como Santana y a Matt Nable (Killer Elite) como Boss Johns, pero ninguno de los dos convencen.
Nable no destaca por encima de cualquiera de los bichos acuáticos, pero Mollà anda perdido todo el metraje, con reacciones tan inverosímiles como las de un infante. Incluso Thandie Newton en el papel de femme fatale de Las crónicas de Riddick resultaba más mortífera e impresionante que ambos mercenarios juntos.

Respecto al personaje de Riddick, lo único que merece la pena de su 'socialización', son las conversaciones entre éste y Dahl, la fémina del grupo interpretada por Katee Sackhoff (Battlestar Galactica). Sucias conversaciones de lenguaje explicito, que reafirman la salvaje e incontrolable atracción de Riddick por el sexo opuesto, algo sutil en las anteriores, y aclarado aquí, aunque resulta raro un lenguaje tan 'soez' en una producción tan comercial. Como era previsible el final queda más abierto que una parturienta, pero yo me pregunto ¿si ahora tenía mascota, en la próxima tendrá mujer, hijos y una casa en el campo?. El film tiene momentos rescatables de la hoguera. Pero es una subasta en la que no pienso pujar.

Puntuación

6/9/13

Sitges 2013: Noves visions viene con nuevos títulos

El día 11 de octubre se acerca y el Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya da a conocer nuevos títulos en cada sección. Hoy le toca a Noves Visions, nacida en 2003 con el objetivo de articular una programación que buscase nuevas vías narrativas, formales y conceptuales en el género fantástico, hoy cumple su décimo aniversario. A su vez, sirve de marco de presentación a los mejores cortos de los alumnos de las escuelas de cine de Catalunya. Se mostrará una selección de estos trabajos, en las opciones de ficción, animación y documental, que optarán a los premios SGAE Nova Autoria en las categorías de mejor guión, dirección y música.

En torno a la programación, su rama no-ficción, proyectará el estreno de la versión íntegra de American Jesus, del catalán Aram Garriga, que se sumerge en el cristianismo radical norteamericano. La sección estará protagonizada por el filme Closed Curtain de Jafar Panahi, víctima de la censura de su país, el director iraní contará con la proyección de su última película, una bella fantasía alegórica sobre el Irán contemporáneo.



 La sección sufre algunos cambios y modificaciones, la rama Discovery pasará a llamarse Emergents. Y se crea la rama Experimenta para subrayar los trabajos más radicales, como White Epilepsy, de Philippe Grandieux, una aterradora mirada sobre el cuerpo, y la polémica Escape from Tomorrow, de Randy Moore, además de The Taking, de Lydelle Jackson y Cezil Reed. Los nombres de Jean-Luc Godard, Peter Greenaway y Edgar Pêra se sumarán también a Experimenta con 3x3D, una reflexión codirigida por los tres realizadores acerca del cine en 3D.


En su rama Ficción, Noves Visions, abrirá con la perturbadora Love Eternal –producción irlandesa dirigida por Brendan Muldowney, una curiosa odisea personal de un joven obsesionado por la muerte– y contará con nombres consagrados como Hong Sang-Soo (Nobody's Daughter Haewon), Sono Sion (Why Don't you Play in Hell?) o Peter Greenaway (Goltzius & The Pelican Company). Otros autores como Denis Côté o Meul O. se pasean por dicha sección, con Vic+Flo ont vu un ours, que compitió en la Sección Oficial de la pasada Berlinale, o la coreana Jiseul, una de las triunfadoras del último festival de Sundance, respectivamente. 


De Estados Unidos aterrizarán la aplaudida comedia minimalista de zombies The Battery, de Jeremy Gardner, el estreno europeo del aterrador psycho-thriller Proxy, de Zack Parker, la peculiar película de zombies Halley, del mexicano Sebastian Hoffman, o la perturbadora The Rambler, de Calvin Reeder, obra próxima a los universos de David Lynch.

Haciendo honor a su propio nombre, la sección también presentará algunas de las películas francesas más atípicas del año, como Nos héros sont morts ce soir, de David Perrault, un film noir en el mundo del wrestling con estructura onírica y decadente, o la polémica Les rencontres d'après minuit, de Yann Gonzalez, comedia sexual con tintes de ciencia-ficción donde destaca la presencia del carismático exfutbolista Eric Cantona.

La rama documental de la sección, denominada No Ficción, se abrirá con el impactante documental Blackfish, de Gabriela Cowperthwaite, en torno a la agresividad de las orcas en cautividad. La reflexiva propuesta de Peter Mettler en The End of Time, la nueva aportación al documental de tesis paranormal por parte de Richard Stanley en L'autre monde; o la brillante parodia del formato del found footage realizada por Bobcat Goldthwait (God Bless America) en Willow Creek


También habrá documentales que tratarán la temática del cine desde la reflexión, como Rewind This!, de Josh Johnson, que analiza el culto y la nostalgia en torno al formato doméstico del VHS, o Milius, de Joey Figueroa y Zak Knutson, que explora en la personalidad de uno de los directores y guionistas más atípicos de Hollywood como es el gran John Milius.

Por último, la rama de la sección Emergents y los cortos (Noves Visions Petit Format), al estar vinculadas con otras secciones del Festival, se anunciarán, así como el resto de los títulos de la sección, con el completo lineup del Sitges 2013.

3/9/13

Sitges 2013: Brigadoon amplía programación

Faltan cada vez menos días para el comienzo del Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya, y la sección Brigadoon da a conocer más detalles de su extensa programación dentro del certamen.

Simón Andreu, actor español
Simón Andreu

La sección rendirá un homenaje al actor Simón Andreu, que recibirá el Premio Nosferatu en reconocimiento a los más de cincuenta años de trayectoria, premio que recogerá el propio actor. Andreu, tiene en su haber más de 150 películas de producciones de diversos países. Su extensa filmografía incluye películas como Viaje a ninguna parte, dirigida por Fernando Fernán Gómez; Los placeres ocultos y El Sacerdote, ambas de Eloy de la Iglesia; El Mar, de Agustí Villaronga; La novia ensangrentada, de Vicente Aranda; La muerte camina con tacón alto, de Luciano Ercoli; El asesino está entre los trece, de Javier Aguirre; o Beyond Re-Animator, de Brian Yuzna. También ha trabajado bajo la dirección de Paul Verhoeven (Los señores del acero) y Milos Forman (Los fantasmas de Goya), y ha intervenido en estrenos comerciales como Bridget Jones: sobreviviré o Muere otro día, de la saga de James Bond.

Se reserva un destacado espacio al documental y al cine de terror colombiano, que prestará una atención especial al cine de género procedente de este país. La colaboración del festival colombiano Zinema Zombie Fest, permitirá a Sitges presentar una retrospectiva del realizador Jairo Pinilla, impulsor del cine de terror en ese país y del que se proyectarán títulos como 27 horas con la muerte, La silla satánica, Funeral siniestro o Triángulo de oro, la isla fantasma.

27 horas con la muerte dirigida por Jairo Pinilla

El documental ha sido de suma importancia para el certamen en estos últimos años, y Brigadoon también se hace eco de ello. En esta edición se proyectará el documental Frankenstein no asusta en Colombia, del realizador Erik Zúñiga, centrado en el cine fantástico y de terror colombiano.
El documental tendrá un protagonismo significativo en la parrilla del Brigadoon, con trabajos sobre el cine de zombies como From Romero to Rome: The Rise and Fall Of The Italian Zombie Film, de Calum Waddell; o Birth of The Living Dead, de Rob Kuhns, que se sumarán a los ya anunciados de Sangue Marginal - Relatos de cinema e vídeo underground, dedicado al cine fantástico y de terror brasileño; y The Outsider - Il cinema di Antonio Margheriti.

Birth of The Living Dead dirigida por Rob Kuhns

También tiene preparados diversos estrenos de películas nacionales e internacionales como plato fuerte de la sección: el found footage Shopping tour, de Mikhail Brashinskiy; los films de zombies Zombio 2: Chimarrao zombies, de Petter Baiestorf, y Zombie Massacre, de Marco Ristori y Luca Boni; la apocalíptica 2013 menos 1, de Vitor Baumgratz; el giallo Sonno Profondo, de Luciano Onetti o las españolas Vampire’s Mark (La marca del vampiro), de Germán Monzó o Carnívoros, de Manolito Motosierra.

También se recordará a los desaparecidos Jesús Franco y Patty Shepard. Como ya hablé en otro post, la larga sombra del desaparecido Jesús Franco se rememorará, con el estreno de dos películas suyas inéditas y codirigidas con la actriz y directora Fata Morgana, Lascivia (2007) y Monte de Venus (2006) y el estreno mundial de Revenge of the Alligator Ladies, de Antonio Mayans y Jesús Franco, finalizada por el actor en base al material que Jesús dejó grabado para su continuación.

Revenge of the Alligator Ladies dirigida por Jess Franco

La figura de Franco será motivo de un homenaje en Sitges 2013, con la proyección, en la sección Mondo Macabro, de la película Miss muerte y el documental La última película de Jess Franco (2013), dirigida por Pedro Temboury, y que en Sitges tendrá su premiere mundial.

1/9/13

Kick Ass 2: Con un par

Título original: Kick-Ass 2
Año: 2013
Duración: 103 min.
País: Estados Unidos
Director: Jeff Wadlow
Guión: Jeff Wadlow (Cómic: Mark Millar)
Música: Henry Jackman, Matthew Margeson
Fotografía: Tim Maurice-Jones
Reparto: Aaron Taylor-Johnson, Christopher Mintz-Plasse, Chloë Grace Moretz, Lyndsy Fonseca, Clark Duke, Evan Peters, Jim Carrey, Donald Faison, Robert Emms, Morris Chestnut, John Leguizamo, Lindy Booth
Productora
Universal Pictures / Marv Films

Después de que la loca valentía de Kick-Ass (Aaron Taylor-Johnson) inspirara a toda una oleada de nuevos defensores del bien dirigidos por el implacable coronel Barras y Estrellas (Jim Carrey), nuestro héroe decide unirse a ellos. Pero cuando Bruma Roja (Christopher Mintz-Plasse), que regresa con el nombre de El Hijop**a, decide deshacerse de esta panda de superhéroes aficionados, solo Hit Girl (Chloë Grace Moretz) podrá impedir que los aniquile.

En un panorama bastante saturado de adaptaciones de superhéroes convencionales. Productos como Defendor, Super o la primera parte de Kick Ass, han supuesto un soplo de aire fresco. No quiere decir que productos como Los Vengadores, Capitán Ámerica, Iron Man, Hulk, Thor etc. no merezcan reconocimiento, halagos, que no hayan debido hacerse, ni dejar de hacerlas tampoco.

Pero mezclar la vida real -dentro de los momentos ficticios, que los hay- con el mundo de los superhéroes sin poderes, ni miles de millones invertidos en artilugios y armamento, se agradece. Es una forma distinta de disfrutar el mundo del cómic en la gran pantalla.
A nivel comercial, la más remarcable de los tres ejemplos mencionados, sería Kick Ass. Basada en una serie de 8 números recopilados en un tomo y guionizada por Mark Millar con dibujos de John Romita Jr. no es de extrañar que ésta se rodase -al menos eso tengo entendido- casi a la par que se escribía el cómic, pues, aún con su lenguaje mal sonante y exceso de violencia en un producto de semejantes características, ya auguraba cierto éxito.

Las predicciones se cumplieron, el film se alzó con 13 nominaciones y 6 premios, de los cuales la artista del momento, Chlöe Grace Moretz (La invención de Hugo, Déjame Entrar y pendiente de estrenar el remake de Carrie), se llevó cinco a su casa. Nada que decir de la recaudación, solo en USA el primer fin de semana recuperó el 90% del presupuesto. De esta manera, era cuestión de tiempo, y no mucho, que Mark Millar, también guionista de algunas de las series de mayor éxito de los últimos años como The Authority, Ultimate X-Men o The Ultimates, se pusiera a trabajar en un segundo tomo.

Respecto al film, Matthew Vaughn director de Layer Cake y X-Men: Primera generación, que llevó la batuta en la primera parte, abandona el puesto de dirección y pasa a ejercer como productor en esta segunda parte. Delegando esa tarea a Jeff Wadlow, director de Cry Wolf, film que recuerdo vagamente como meramente entretenido, pero nada destacable.
A decir verdad, entre el kafkiano trailer y el cambio de director. Además de las regulares opiniones que leí en De Fan a Fan del segundo tomo del cómic, en el que se ha basado Wadlow para escribir el guión, tenía mis dudas respecto a esta secuela. El nivel de fidelidad no puedo corroborarlo, ya que no lo he leído. Cosa que si hice con la primera parte y salvo un poco más de violencia sobre el papel, era muy fiel.
Aunque mi gratitud para con la primera entrega, ha conseguido que me desplace a verla. Y puedo decir tranquilamente, que aunque ha perdido algo de frescura y originalidad, algo que sucede en casi cualquier secuela, para mí han conseguido un producto suficientemente digno de su antecesora.

La historia continúa tal cual donde se quedó la primera, con unos personajes algo más creciditos, pero con bastantes puntos en común y una narrativa muy similar. Con la voz en off del protagonista y ciertas imágenes que hacen referencia a los acontecimientos pasados, nos ponen en situación a los que hemos visto la anterior, y a los que no también.
La estética sigue los caminos y pautas marcados en la primera parte, aunque todo es mucho más excéntrico y salido de contexto en algunos momentos del film, sobre todo cuando empiezan a organizarse los dos grupos; los héroes y los villanos. Mostrando un montón de personajes peculiares, en estética y características. En la realidad de la película, a priori, parece que ser un superhéroe, además de que conozcan tu identidad ya no supone un problema. Incluso está de moda.


Aaron Johnson, Christopher Mintz-Plasse y Chloë Grace Moretz se han hecho con las características y roles de sus personajes de una manera sorprendente. Mintz regresa completamente desbocado, antes, a pesar de sus ingeniosas trampas, era un niño patoso y estúpido. Aquí se convierte y reinterpreta así mismo, de manera más cercana a su nuevo propio pseudónimo, Motherfucker -aquí traducido Hijoputa-. A decir verdad, casi todos los nombres los han cagado bastante traduciéndolos.

Moretz que con tan solo 16 años hay que ver como se está desarrollando, magnifica. Se enfunda mucho menos rato el traje de Hit Girl de lo que esperaba, pero sigue estando pletórica en su interpretación y repartiendo hostias a diestro y siniestro, eclipsando en más de una ocasión al propio Kick Ass interpretado por Aaron Taylor-Johnson, que supuestamente es el protagonista absoluto.
Pero a nivel interpretativo son los tres los que llevan el peso del film, el resto de superhéroes nuevos no destacan por encima de ninguno de ellos, incluso los hay que ni son presentados, son meros extras. El único que vale la pena mencionar, es el irreconocible física e interpretativamente, Jim Carrey en el papel de Coronel Barras y Estrellas, poco exprimido en su papel, todo hay que decirlo.

La banda sonora de Henry Jackman (co-compositor en la primera parte) y Matthew Margeson continúa siendo bastante jovial y muy respetable con el tono gráfico, mucho más alocado, sí, más aún. Sin embargo, así como en la primera parte contabamos con el Stand Up de The Prodigy o el Banana Splits de los Dickies, facilmente reconocibles por un servidor, sumando puntos en mi valoración personal. Esta vez no he alcanzado a reconocer ningún tema, salvo la remezcla de la melodía principal del Tetris de máquina recreativa, ¡sí! ese que salía el ruso bailando cuando pasabas de pantalla. Melodía usada con inteligencia y vehemencia para presentar los superpoderes dotes de uno de los villanos reclutados por Motherfucker.

Pero al menos han mantenido Flying Home, el main theme de la primera parte. Es más, suena en varias ocasiones a lo largo de la película, y aunque pueda parecer que carece de originalidad, es todo un acierto. Es un tema que a pesar de no incluirse en la edición de la banda sonora de la primera parte, se convirtió en todo un sello de identidad del personaje de Kick Ass, con el que te identificas cada vez que suena dicha melodía.

El nivel de violencia se ve mermado en regularidad, pero no en cantidad. Me explico, está bastante más espaciado, pero cuando hay, ¡hay!. Toda la masacre, miembros amputados, sangre salpicando etc. se sigue sirviendo en bandeja digital, pero son planos tan rápidos que cumplen perfectamente, tal como lo hicieran en la primera parte.
Dichos espacios carentes de acción, se rellenan con la parte sarcástica de los personajes. La película juega muy bien con la parte crítica de la sociedad moderna, a nivel tecnológico y de comportamiento de la gente.
Por contra, la parte que se desarrolla en el instituto es demasiado tediosa en alguna ocasión, acercandose a una película comercial de adolescentes y sus estupideces, perdón, inseguridades. Además, los estudiantes que pululan por el instituto son tan odiosos que dan ganas de vomitar, por suerte está Hit Girl (sin traje) pero con su sarcasmo y sus constantes salidas de tono, físicas y verbales, para marcar la diferencia y salvar por completo esas secuencias. Vamos, que en general está bien llevado.


Lo único que se le puede recriminar es a nivel contextual, y por momentos, su nada cuajante dramatismo argumental, menos serio y consecuente con los hechos que intentan explicar, en parte debido a una falta de equilibrio entre el humor y la parte dramática.
Al final se centra mucho en la adolescencia de Hit Girl, no en un problema realmente gordo o peligroso. Porque seamos claros, aunque intentan aparentar lo peligroso que puede ser Motherfucker, no deja de ser una pandilla de frikis jugando a rol en vivo, sí con el riesgo de acabar muerto, pero no impone el respeto y miedo que imponía su padre en la primera parte. Y la parte que introducen al tío de éste, tampoco cuaja por ningún sitio. El legado de Frank D'amico se ha visto suplantado por la divertida degeneración y locura de su propio hijo, Chris D'Amico, perdón, ¡Motherfucker!.

La primera parte, a pesar de su tono cómico, estaba algo más comedida y todas las situaciones giraban en torno a su argumento con un pretexto final. En cambio en esta segunda parte, las situaciones son ideadas en pro de la siguiente escena. De forma que aparecen y desaparecen personajes de una forma un tanto brusca. Por suerte al final te acabas centrando en los tres personajes principales y no le das demasiada importancia. Por encima de la media, consigue divertir y entretener al espectador durante sus apenas 100 minutos.

Puntuación