27/10/13

Only God Forgives

Only God Forgives posterTítulo original: Only God Forgives
Año: 2013
Duración: 90 min.
País: Francia
Director: Nicolas Winding Refn
Guión: Nicolas Winding Refn
Música: Cliff Martinez
Fotografía: Larry Smith
Reparto: Ryan Gosling, Kristin Scott Thomas, Vithaya Pansringarm, Rhatha Phongam, Gordon Brown, Tom Burke, Sahajak Boonthanakit, Pitchawat Petchayahon, Charlie Ruedpokanon, Kovit Wattanakul, Wannisa Peungpa, Byron Gibson
Productora: Coproducción Francia-Dinamarca; Gaumont / Wild Bunch / Film i Väst / Bold Films

En Bangkok, Julian, un fugitivo de la justicia estadounidense, dirige un club de boxeo tailandés que actúa como tapadera para su tráfico de estupefacientes. Su madre, jefe de una amplia organización criminal, desembarca procedente de Estados Unidos para repatriar el cuerpo de su hijo favorito, Billy: el hermano de Julian ha sido asesinado tras haber masacrado salvajemente a una joven prostituta. Llena de odio y venganza, exige a Julian la cabeza de los asesinos. Julian deberán entonces enfrentarse a Chang, un extraño policía jubilado, adulado por los demás policías.

Pasillo, Ryan Gosling con la mirada perdida, Vithaya Pansringarm cantando, escena de tortura, Ryan Gosling inerte, pasillo, cena familiar, Ryan Gosling mirando al oeste, pasillo, Vithaya Pansringarm cantando, Ryan Gosling mirando al sur, pelea, Ryan Gosling otra vez, pasillo y Fin. Un resumen cruel, lo sé, pero no lejos de la realidad que nos ofrece la nueva película del director danés.


Su filmografía no se mantiene intacta, al menos para mí, compuesta de altibajos a los que Only God Forgives se suma. Rebautizada en nuestro país como Sólo Dios perdona, Refn se aproxima con interminables y reiterativos planos a la belleza visual a la par que al tedio de las imágenes de Valhalla Rising. Se suele decir que un director hace la película que para sí mismo, no para el público, y Only God Forgives es un claro ejemplo.

Es innegable, qué el apartado técnico es sobresaliente y la ambientación conseguida, pero si el aburrimiento fuera una virtud esta película desprendería eficacia por cada centímetro cuadrado. Podemos destacar en él, los conseguidos escenarios y la fotografía de Larry Smith, que ya ha trabajado anteriormente con Refn en Bronson y Fear X.
En Only God Forgives usa los colores y la iluminación de brillantes luces de neón de una forma muy onírica e hipnótica. Sin embargo, el ritmo visual, más pausado de lo habitual en sus películas, sumado a la ausencia de diálogos consigue aburrir de forma pronunciada.


Con su habitual tratamiento de la violencia, el danés nos presenta una historia de venganza de pocos personajes principales -tres- y reminiscencias al western. Una historia que con un ritmo más manido podría haber dado mucho más de sí.
La mayor parte de metraje se pierde en planos de Ryan Gosling, que apenas media palabra en toda la película. Cierto, que en Drive hablaba poco, pero al menos lo hacía. La sombra de su anterior personaje se alarga en exceso, y el actor canadiense se limita a posar su rostro bajo luces de colores y poco más.

Kristin Scott Thomas (Misión Imposible) interpreta su papel a la perfección, la madre autoritaria y de seco carácter que nos brinda posiblemente el mejor diálogo de toda la película, el de la cena.
Y por último Vithaya Pansringarm (Resacón 2 ¡Ahora en Tailandia!) ejerce como la justicia personificada, un personaje de una planta y portento que impone respeto sin mediar palabra.


La banda sonora compuesta por Cliff Martínez, que ya puso las notas en la fantástica Drive, sigue siendo genial. En general, se compone de temas muy tranquilos y oscuros, que en ocasiones pueden recordar a lo oído en Drive.

La nueva película de Refn es cine independiente con mayúsculas, se ha llevado 'palos' por los festivales que ha pasado. Aunque, siempre habrá gente que le haya gustado. Sin desearle nada malo, va a ser un fracaso de taquilla cuando llegue a las salas de nuestro país, la semana próxima. Es una película, que salvo cuatro escenas contadas, el tedio se personifica en cada plano y secuencias restantes.

Puntuación

6 comentarios:

  1. En total desacuerdo, creo que todas las malas críticas que se está llevando la película no son nada objetivas, en general creo que son fruto de esperar una cosa y haberse encontrado con algo que no se esperaba. ¿Aburrida? Si pasan mogollón de cosas, jajajaja.... la cuestión es que la película no deja indiferente y demuestra que en general cuesta aceptar algo que se salga un poco de lo estándar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los demás no sé, yo no esperaba nada y se me hizo aburrida. De todas formas, no creo que sea porque cuesta aceptar lo que se salga de lo estandar.

      Eliminar
    2. Me sigue pareciendo injusto que le pongas sólo 2 estrellas, la película está rodada de forma impecable, han cuidado todos los detalles visuales y sonoros posibles, a parte, destaca por encima de la gran mayoría de las otras películas del festival. Para mi es de cuatro estrellas, supongo que al gustarme tanto me choca que aparezca en el blog con tan pocas estrellas, ya sólo por como está rodada merece 3, jejejeje.

      Eliminar
    3. Si a todas las películas que están bien hechas hubiera que ponerle cuatro estrellas...

      No discuto que esté mal hecha, discuto que es aburrida, y eso pudo más conmigo.

      Eliminar
  2. No puedo hablar pues todavía no la he visto, pero a pesar de todo y por lo que me van contando, aún me atrae. Ya os diré cuando la ver.

    ResponderEliminar