14/10/13

Grand Piano

Grand Piano dirigida por Eugenio MiraTítulo: original: Grand Piano
Año: 2013
País: España
Director: Eugenio Mira
Guión: Damien Chazelle
Música: Víctor Reyes
Fotografía: Unax Mendía
Reparto: Elijah Wood, John Cusack, Alex Winter, Kerry Bishé, Allen Leech, Tamsin Egerton, Dee Wallace, Mino Mackic
Productora: Nostromo Pictures / Antena 3 Films / Telefónica Producciones / Nostromo Canarias 1 AIE

Un pianista se sienta al piano y se encuentra una nota amenazadora, en la que se le conmina a ejecutar el mejor concierto de su vida si quiere salvar su vida y la de su esposa.

Partiendo de una premisa idéntica a Última llamada de Joel Schumacher, Eugenio Mira, cambia la cabina telefónica por un piano, situando el resto de elementos en una posición muy similar, un francotirador (John Cusack) amenaza al pianista Tom Selznick (Elijah Wood) con matar a su mujer (Kerry Bishé), si éste falla una sola nota de una pieza clave que tiene que tocar para cumplir los verdaderos propósitos del francotirador.

El cineasta alicantino juega a ser Brian de Palma, con este thriller donde la supuesta tensión se diluye a la primera de cambio. En lugar de ir creciendo el peligro de forma coherente, la situación se va volviendo insostenible en cada nueva complicación que se le presenta al pianista, hasta tal punto, en que la misma se vuelve ridícula y poco creíble.


Escenas, como en la que Tom se le cae el móvil y parece que está tocando el doble bombo de una batería mientras intenta coger, apagar o directamente romper el móvil -no lo tengo muy claro-, o cuando escribe el mensaje con el móvil debajo de la partitura es de órdago, punto de partida hacia el declive. Pero lo más inverosímil de toda la situación, es que el francotirador no le aprieta las tuercas a Tom, ni siquiera le advierte contundentemente, algo que sucedía en la obra de Schumacher.

De acuerdo que los motivos del francotirador aquí son diferentes, no intenta aleccionar el comportamiento de su víctima, pero la forma en que el francotirador ejecuta su plan, no son convincentes en el contexto y exposición de los hechos. Además, a todo lo mencionado, hay que sumar las pocas sospechas por parte del público en la 'representación' de Tom.


Las influencias de Brian de Palma, no limitan a la parte técnica, como la roja iluminación o la pantalla partida que muestra dos situaciones al mismo tiempo en diferentes lugares, se extienden a lo argumental trazando distintas líneas que evocan al realizador estadounidense, pero que son inalcanzables en la propuesta de Eugenio Mira. El guion escrito por Damien Chazelle (The Last Exorcism Part II), no solo carece de originalidad, también hayamos una falta de lógica y credibilidad, sobre todo, en su desenlace. Esa secuencia final de Tom tocando las notas fallidas durante la representación, es insustancial.

Elijah Wood hace bien su interpretación y ocupa la mayor parte del metraje, en cambio, la aparición de John Cusack es casi anecdótica, en presencia e interpretación. Ni la buena recreación de los escenarios, consigue arreglar los agujeros argumentales y la pobre puesta en escena. En aspectos técnicos se salva la banda sonora realizada por Víctor Reyes, compositor de películas como El Concursante, Buried y Luces Rojas, todas de Rodrigo Cortés, que ejerce como productor del film. Y la fotografía de Unax Mendía, que ha trabajado en dos films de Eugenio Mira, The Birthday y Agnosia.

Además de las influencias de Brian de Palma, se le atribuyen méritos del rey del suspense, Alfred Hitchcock. Sinceramente, yo no los veo, y menos si hablamos de efectividad. Un thriller que provoca la risa, y no por que contenga dosis de humor. Lo único que parece estar en su sitio, es la antipatía que transmite el papel de Tamsin Egerton, 'amiga' de la esposa de Tom. Otro año más, una decepcionante apertura de festival a la que no deberían darle tanto bombo.

Puntuación

1 comentario:

  1. Pues vaya, a Enrique Abenia que esta por Sitges, de Cinemascomics y Bendito Cinelfilia le gustó bastante, o por lo menos eso me dijo a mi.

    ResponderEliminar