12/10/13

The Colony

The Colony dirigida por Jeff RenfroeTítulo original: The Colony
Año: 2013
Duración: 94 min.
País: Estados Unidos
Director: Jeff Renfroe
Guión: Jeff Renfroe, Svet Rouskov, Patrick Tarr, Pascal Trottier
Música: Jeff Danna
Fotografía: Pierre Gill
Reparto: Laurence Fishburne, Kevin Zegers, Bill Paxton, Charlotte Sullivan, John Tench, Atticus Dean Mitchell, Dru Viergever, Romano Orzari, Lisa Berry, Lucius Hoyos, Michael Mando, Eric Murdoch, Kimberly-Sue Murray, Jeff Smith
Productora: Alcina Pictures / Item 7 / Mad Samurai Productions

Se centra en un grupo de supervivientes que viven bajo tierra después de que una nueva edad de hielo aparezca en el planeta mientras se defienden de una invasión de fieros caníbales.

Inicialmente es una película que no tenía pensado visionar dentro del marco del Festival de Sitges, pero ya que estábamos puestos en faena, siendo el primer día y aún andamos descansados, tras Contracted y Byzantium, he aprovechado para verla.

Con una puesta en escena y diseño de producción que contiene elementos que emulan a la superproducción, su director Jeff Renfroe, nos presenta una serie B plenamente deudora de Comisaria del distrito 13 y el cine de John Carpenter en general. La intención de ocultar su categoría de serie B bajo un notable diseño de producción, sobre todo en interiores y la bien elaborada caracterización de los personajes, está presente durante buena parte del film. Sin embargo, a nivel argumental y desarrollo, no lo consigue. Su guion es poco original, un refrito de ideas de otras películas apocalípticas, como The Divide, Hell y de forma más lejana 1997: Rescate en Nueva York, una mezcla que resulta efectiva en su estilo y categoría.


Sus estereotipados personajes están bien dirigidos, y aunque las situaciones son bastante tópicas, consiguen mantener el interés del espectador. En general los escenarios están bien diseñados y recreados, realzando muy bien el tono apocalíptico en interiores. En exteriores es otro cantar, se abusa de lo digital, y se sobrecargan con efectos de tormenta y nieve, funcionan bien pero se ve a leguas la integración con lo real. Pero como buena serie B, que hace lo propio –copiar- a las superproducciones, se le perdona.

El compositor Jeff Danna, ha compuesto el score de películas bastante comerciales, como Silent Hill o Resident Evil 2, siguiendo la esencia de las bandas sonoras de John Carpenter, en Fantasmas de Marte o 1997: Rescate en Nueva York, ritmos sostenidos y pausados realizados con el bajo.
El reparto goza de estrellas suficientemente populares, resaltando el intento de acercarse a la gran producción estadounidense, sin embargo su ajustadísimo presupuesto, 16 millones de dólares, solo ha podido contar con el reclamo de Laurence Fishburne (Matrix), Kevin Zegers (Dawn of the Dead - de Zack Snyder-) y Bill Paxton (Aliens, el regreso) que ofrecen unas correctas interpretaciones, el tridente son los principales personajes que mantienen el buen ritmo del film, acrecentando la tensión general.


Los efectos especiales recurren a la sangre digital, también algunos desmembramientos son realizados con la misma técnica, pero se combina con prótesis de látex y afectos artesanales de forma solvente, que junto a un rápido montaje, se vuelven creíbles a pesar de la notoriedad de la parte digital. La película dentro de su degeneración proveniente del mundo de Carpenter, aprovecha para hacer una reflexión sobre nuestra propia existencia y las propias normas que imponemos en nuestra sociedad, y en ocasiones crean conflictos entre nosotros.

No es una película para ver muchas veces, diría que con una es suficiente, pero es bastante entretenida si no te creas unas falsas expectativas con su envoltorio de gran producción. No esperéis nada del otro mundo, y pasaréis un buen rato gozando de una serie B en toda regla, que con un poco más de presupuesto nada tendría que envidiarle a Doomsday de Neil Marshall.

Puntuación

1 comentario:

  1. Los títulos de este tipo me atraen, le dare una oportunidad. Como bien dices si vas con las expectativas bajas, sueles pasar un rato entretenido.

    ResponderEliminar