6/7/14

The Raid 2: Berandal

The Raid 2: Berandal poster
Título original: The Raid 2: Berandal
Año: 2014
Duración: 148 min.
País: Indonesia
Director: Gareth Evans
Guión: Gareth Evans
Música: Joe Trapanese, Aria Prayogi, Fajar Yuskemal
Fotografía: Matt Flannery, Dimas Imam Subhono
Reparto:Iko Uwais, Arifin Putra, Alex Abbad, Oka Antara, Tio Pakusodewo, Julie Estelle, Cecep Arif Rahman, Cok Simbara, Yayan Ruhian
Productora: Pt. Merantau Films / XYZ Films

Poco después de finalizar la sangrienta redada, el inspector Rama se ve obligado a infiltrarse en las filas del sindicato del crimen de Yakarta con el fin de proteger a su familia y descubrir la corrupción en el seno de su propia fuerza policial.

Gareth Evans el director de The Raid, film que pasó en 2011 por el Festival de Sitges y a pesar de que no se llevó ningún premio, causó una grata sensación entre el público. Tras el notable éxito, Evans aprovecha el tirón y con un ritmo algo menos concentrado, proyecta una vorágine de ultra violencia en una historia de venganza y traiciones entre yakuzas modernos más diversificada que su antecesora.

La película empieza donde lo dejó la anterior, aunque sólo se intuye. Rama interpretado otra vez por Iko Uwais, que ya se ha hecho con el personaje, ha vuelto a la normalidad dentro del cuerpo de policía. Pero como reza la sinopsis se ve obligado a infiltrarse en la organización de la mafia japonesa para evitar una guerra entre clanes. La base de la película es similar a la primera parte, el uso de las extremidades sigue presente en los combates cuerpo a cuerpo. Sin embargo, abandona el esquema de videojuego de plataformas o niveles que tenía su antecesora, en favor de un ritmo más cinematográfico.



El cineasta de nacionalidad Británica se vuelve más agresivo en esta entrega. Las escenas son mucho más sangrientas, y la faceta más seria del gore hace acto de presencia en cada pelea. El uso de armas blancas, como cuchillos, pistolas, bates de beisbol o incluso el propio mobiliario se incrementa, dejando ver al espectador un resultado mucho más hardcore que en su antecesora.

Como punto negativo, se podría resaltar lo excesivamente salteadas que están dichas escenas. Aunque, la distribución entre la historia y la acción solventan bien ese desliz. En una duración tan al límite, dos horas y media, vuelven al conjunto algo repetitivo. Y lo que terminan por contar, no necesita tanto tiempo de metraje. Pero es cierto, que el único remedio para conseguir un resultado equilibrado, es diversificar bien la acción entre la historia, y eso es lo que han hecho.


Las coreografías en las escenas de acción, sobre todo, el combate cuerpo a cuerpo han sido mejoradas, y se han vuelto más deudoras de esa técnica dubitativa que tanto usaba Steven Seagal cuando estaba delgado. Por otro lado, el característico tambaleo del operador de cámara aumenta en esta entrega, generando cierto grado de confusión al girar bruscamente para captar diferentes ángulos de los combates. De todas formas, el apartado sonoro ayuda mucho en ese aspecto a la hora de captar la esencia de lo que el ojo no ha logrado ver con detalle.

Una entrega algo inferior, básicamente por dos motivos; su historia y su duración, el resto está perfecto. Esperemos que la ya anunciada tercera entrega siga manteniendo cierto nivel.

Puntuación

No hay comentarios:

Publicar un comentario