29/9/14

Sitges 2014: Zombie Walk

Sitges 2014: Zombie Walk

Solo faltan cuatro días para que comience el Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya, que se celebra del 3 al 12 de octubre. A todos los títulos anunciados que podéis consultar en su página web, recordad que el primer sábado día 4 de octubre se celebra, casi como un clásico más del certamen, la Zombie Walk, dónde los muertos se levantan a comer cerebros.

Este año el pistoletazo de salida lo dará Jaume Balagueró. Los no-muertos saldrán desde el edificio Miramar a las 20:00 y recorrerán las calles peatonales. Recordad que habrá una zona de maquillaje profesional desde las 12h del mediodía en la playa de Sant Sebastià. El aforo es limitado, si sois puntuales os aseguráis el tiquet gratis para que os dejen de muerte.



El juego de Ripley

El juego de Ripley
Título original: Ripley's Game
Año: 2002
Duración: 110 min.
País: Estados Unidos
Director: Liliana Cavani
Guión: Liliana Cavani, Charles McKeown (Novela: Patricia Highsmith)
Música: Ennio Morricone
Fotografía: Alfio Contini
Reparto: John Malkovich, Dougray Scott, Ray Winstone, Lena Headey, Chiara Caselli, Sam Blitz, Evelina Meghnagi, Paolo Paoloni, Maurizio Luca, Yurij Rosstalnyi, Nickolaus Deutsch, Emidio Lavella, Lutz Winde, Wilfried Zander, Ronnie Paul
Productora: Coproducción USA-GB-Italia; Distribuida por Fine Line Features

Tom Ripley es un refinado y cruel traficante de obras de arte que se ha retirado a vivir al Véneto (Italia) con una violonchelista. Inesperadamente sus negocios se complican, pero en esta ocasión no quiere intervenir personalmente; lo que quiere es poner a prueba la honradez de un honrado padre de familia gravemente enfermo.

El juego de Ripley se basa en la tercera novela publicada en 1974 por Patricia Highsmith, creadora del personaje de Tom Ripley que se inicia en 1955 con la novela El talento de Mr.Ripley, de la cual, en 1999 se hizo una segunda adaptación a la gran pantalla, siendo la primera en 1960 con Alain Delon como protagonista. La relectura del personaje estuvo dirigida por Anthony Minghella (El paciente Inglés) y con Matt Damon (El caso Bourne) en el papel de Tom Ripley.
 
Esta segunda entrega fílmica está dirigida por la directora italiana Liliana Cavani, que se encuentra en activo desde 1961 y que cuenta con una amplia carrera cinematográfica, pero desconocida para un servidor, también ha escrito el guión junto a Charles McKeown, el guionista de Brazil de Terry Gilliam.


La película nos ofrece una versión más madura y adulta del personaje de Tom Ripley, convertido en un veterano estafador y asesino a sueldo ocasional que ya no le gusta estar involucrado en asuntos de su ‘profesión’. Su vida privada está por encima de esos menesteres, aunque, éste muestra un lado totalmente amoral, incluso, lo llega a confesar durante el film.

Esta versión adulta y madura en todos sus aspectos, físicos y mentales, es interpretada con solvencia y credibilidad por un soberano John Malkovich, que se mantiene en todo momento dentro de su personaje con una serenidad asombrosa, y nos muestra a un ser despiadado de aspecto frío y calculador.

El film puede pecar de ciertos retazos a telefilm en algunas secuencias, pero las no menos remarcables interpretaciones de Dougray Scott (La criatura perfecta) y Lena Headey (300) en los papeles de Jonathan Trevanny y Sarah Trevanny que ejercen como el matrimonio perfecto, salvan la situación consecuentemente.

Ray Winstone (Noé) se mantiene en un segundo plano, pero también ejecuta acertadamente su personaje. Aunque, su peso en la historia no sea especialmente circundante, sí lo es sobre la acción que realiza Tom Ripley, una acción que pone en jaque a Jonathan Trevanny, que se ve sometido a un debate entre la moralidad y lo económico, motivo por el cual se convierte en el centro de atención y protagonista del film.


A nivel técnico, todo se plasma y desarrolla con cierta sobriedad y serenidad, muy acorde a las interpretaciones de los actores. Por otro lado, existe un equilibrio entre el suspense y lo cómico. El suspense no es que sea abrumador, más allá del propio dilema moral de Trevanny. Tiene elementos del cine de espías, pero sin llegar a la complejidad argumental de algunos títulos emblemáticos.
Algunas escenas, como por ejemplo, la del tren, mantienen un cierto tono cómico sarcástico y tosco en su filmación, que bajo mi punto de vista se han realizado de esa forma expresamente. Sea como fuere, el resultado ha quedado realmente bien ejecutado y filmado.

La banda sonora compuesta por el veterano Ennio Morricone (Los intocables de Elliot Ness) mantiene cierto grado de suspense, aunque, como he mencionado, éste no sea el punto fuerte de la película.

El film se llevó dos nominaciones, pero desgraciadamente no ha trascendido en el tiempo. Quizás tiene su público, un sector que la descubre y pasa a considerar la obra entretenida y con solventes interpretaciones que hacen del film un producto más que respetable y recomendable.

Puntuación

25/9/14

Sitges 2014: Exposiciones


A escasos días para que de comienzo el Festival de Sitges y con la programación ya completa, se da a conocer las distintas exposiciones de las que gozará el certamen celebrado entre el 3 y 12 de octubre.

En cinco espacios diferentes de Sitges se reúnen nueve exposiciones temáticas, que congregan en varios formatos, géneros y expresiones una visión poliédrica de los territorios del fantástico.

REC: Una saga indomable
Bacardí y Filmax presentan la exposición REC: Una saga indomable. Una ocasión única (e irrepetible) de ver como nació y como se creó la saga de terror más famosa de nuestro país.

Un profundo repaso visual, auditivo y táctil a una de las sagas de terror más famosas de nuestro país, a través de docenas de fotografías, carteles inéditos, story-boards , dibujos, esbozos, vestuario, atrezzo y una serie de objetos que nuca se han visto fuera de la gran pantalla.

El visitante podrá disfrutar de una veintena de carteles inéditos, que nunca –hasta ahora– habían visto la luz. Tampoco podían faltar otros elementos icónicos, como la camiseta de Manuela Velasco en REC o el vestido de novia que lucía Leticia Dólera en REC 3, entre otras.

También se podrá disfrutar en exclusiva de una pieza audiovisual realizada por Jaume Balagueró, que repasa la cuatrilogía REC que seguro hará las delicias de sus fans.

Los alumnos del Centro Internacional de Formación CETT con Bacardí Superior, Bacardí 8 años y Bacardí Heritage servirán unas copas que no dejarán a nadie indiferente. Por descontado, la Casa Bacardí será el único lugar de España donde –durante unos días– se podrán probar estos cócteles.

Del 3 al 12 de octubre (excepto el día 9, que estará cerrada al público), en Casa Bacardí Sitges. Horario: de 17 a 22 h.

Cannon Films: Action Factory

El Festival dedica un espacio expositivo a los carteles de películas de Cannon Films, una de las productoras cinematográficas más importantes de las últimas décadas y que en los años 80 vivió su momento de esplendor.

Golan, junto a su inseparable primo y copropietario de Cannon Films, Yoram Globus, fueron capaces de incorporar a sus producciones grandes nombres del cine de acción como Silvester Stallone, Chuck Norris, Charles Bronson o Jean-Claude Van Damme y otorgaron inolvidables títulos como Coba, el brazo fuerte de la ley (George P. Cosmatos, 1986), Invasión USA (Joseph Zito, 1985), El guerrero americano (Sam Firstenberg, 1985), Desaparecido en combate (Joseph Zito, 1984) o Yo soy la justicia (Michael Winner, 1982). Los carteles de estas producciones se podrán ver en los espacios de la salida del Auditori.

Del 3 al 12 de octubre. Salida del Auditori

Decoración de ensueño
Propside.com se encargará de decorar los espacios del Auditori con piezas originales de prestigiosas producciones del género fantástico. Piezas tan emblemáticas como el guante y el vestuario de Robert Englund en la saga Pesadilla en Elm Street o ejemplares de producciones oníricas como Matrix, Sucker Punch o Blade Runner. El espacio ofrecerá la posibilidad de hacerse una foto con Gizmo, personaje de Gremlins, celebrando, de esta manera, el trigésimo aniversario de la película.

Del 3 al 12 de octubre. Salida del Auditori

Cinergía, de Gas Natural Fenosa
Gas Natural Fenosa ha puesto en marcha el proyecto Cinergía, cuatro reconocidos directores españoles –Paco Plaza, Rodrigo Cortés, Jaume Balagueró y Juan Cruz– se encargan de dirigir cuatro cortometrajes vinculados a la eficiencia energética, protagonizados por algunos de los actores más conocidos del panorama nacional.

Rodrigo Cortés presentará el 3 de octubre su cortometraje 1.58 en el hogar eficiente de Gas Natural Fenosa, ubicado en el recinto del Festival. Producción con aires de thriller y terror protagonizada por Manuela Vellés, con la colaboración de Gabino Diego y la periodista Julia Otero. 1.58 ofrece al espectador diversas claves sobre una conducción eficiente.

Del 3 al 12 de octubre. Exterior del Auditori

Carne y hierro: Una exposición sobre Tetsuo
La discográfica Bestiarie reunirá en el Palau de Maricel una serie de serigrafías en tinta negra en una exposición que pretende homenajear a Tetsuo, un film dirigido por Shinya Tsukamoto y considerado como fundacional del movimiento cinematográfico ciberpunk. Los artistas que expondrán su obra son Liqen, Alonso Urbanos, o Nando Vázquez.

Las obras se expondrán en formato 70x100 y están inspiradas en la relación del ser humano del siglo XX con la máquina que Tsukamoto plasma con el film Tetsuo.

Las serigrafías de la exposición estarán a la venta en línea en la página web: www.fleshandiron.com

Del 3 al 12 de octubre. En el Saló Blau del Palau de Maricel. Horario: los días 3, 4, 5, 10, 11 y 12, de 11 a 14h y de 17 a 19h; los días 7, 8 y 9, de 17 a 19h.

Fantàstic terror
El ilustrador Carles Ganya también presenta en el Palau de Maricel, su colección de ilustraciones en blanco y negro. Hechas en lápiz grafito sobre madera, reviven clásicos del cine como Nosferatu (1922) o La novia de Frankenstein (1935) hasta títulos más actuales como Alien vs Predator (2004), King Kong (2005) o Matrix Reloaded (2003), entre otros. Personajes y películas que ya son íconos cinematográficos como Drácula, Terminator, 2001 una Odisea en el espacio, Taxi Driver, Wolverine, Jason o Freddy, también estarán expuestas.

Del 3 al 12 de octubre. En el Saló Blau del Palau de Maricel. Horario: los días 3, 4, 5, 10, 11 y 12, de 11 a 14h y de 17 a 19h; los días 7, 8, y 9, de 17 a 19h.

Exposición taller de cómic de Il·lustraciència
La librería Malvasia de Llibres acogerá en una muestra, las ilustraciones sobre ciencia ficción de los alumnos de los talleres Il·lustraSciFi.

El taller, que se celebró el pasado 13 de septiembre en el Casino Prado de Sitges, estuvo dirigido por los ilustradores Jordi Pastor y Damián Campanario, formadores con una larga experiencia en su campo.

La inauguración de la exposición, que tendrá lugar el 6 de octubre a las 17h, contará con la presentación de la obra gráfica de Pastor y Campanario Khalid: Crónica de una realidad, que explica la historia de dos hermanos magrebíes que emigran a Europa jugándose la vida para poder hacer realidad sus sueños y esperanzas.

Del 4 al 18 de octubre. En la librería La Malvasia de Llibres (Espalter, 16). Horario: de 10.30 a 13.30h y de 17 a 20.30h.

Sd Toys
SD Toys, empresa dedicada a la comercialización y figuras de colección, presentará un espacio expositivo a la salida del Auditori, una muestra de piezas y personajes de series de género fantástico como Game of Trones, The Big Bang Theory y sus nuevos productos de Star Wars, así como figuras, tazas, artículos de papelería, camisetas, llaveros y toda serie de objetos relacionados con este tema.

Miguel Chevalier: Power Píxels
La Fundació Stämpfli expone la obra de Miguel Chevalier en una muestra titulada Power Pixels 2014, que presenta una selección de obras del reconocido artista mexicano francés, una de las referencias del arte digital. La exposición presenta, en las salas 2 y 3 de la Fundació, las últimas investigaciones artísticas de Chevalier, mediante diversas instalaciones de realidad virtual y una serie de obra fija.

3, 4, 5, 10, 11 y 12 de octubre. Horario: viernes, de 15.30 a 19h; sábados: de 10 a 14h y de 15.30 a 19h; domingos: de 11 a 15h.

24/9/14

Sin escalas

Sin escalas
Título original: Non-Stop
Año: 2014
Duración: 106 min.
País: Estados Unidos
Director: Jaume Collet-Serra
Guión: Christopher Roach, John W. Richardson, Ryan Engle
Música: John Ottman
Fotografía: Flavio Martínez Labiano
Reparto: Liam Neeson, Julianne Moore, Scoot McNairy, Michelle Dockery, Lupita Nyong'o,Nate Parker, Corey Stoll, Linus Roache, Omar Metwally, Jason Butler Harner, Shea Whigham, Anson Mount, Bar Paly, Quinn McColgan, Jon Abrahams
Productora: Universal Pictures / StudioCanal

Bill Marks (Liam Neeson), un veterano agente del servicio aéreo de los Air Marshalls, pasa por una mala etapa: tiene problemas con la bebida, y últimamente se toma su trabajo como una rutinaria tarea de vigilante a bordo de un avión. Sin embargo, en un viaje de Nueva York a Londres recibe una serie de misteriosos mensajes de texto, en los que se le pide que inste al gobierno a hacer una transferencia de 150 millones de dólares a una cuenta secreta. En caso contrario, un pasajero morirá cada 20 minutos. El juego del gato y el ratón se desarrolla a 40.000 pies de altura y con la vida de 200 pasajeros pendiente de un hilo.

Después de dirigir las notables La casa de cera y La huérfana,el director Barcelonés, Jaume Collet Serra, sigue los pasos de Sin identidad, su cuarta película, algo inferior a las dos menciones anteriores, pero correcta.

El cineasta sigue produciendo films en Estados Unidos que, por ende, se alejan bastante del cine patrio. En Sin escalas se repiten ciertas pautas a nivel esquemático y técnico con su anterior película, y aparentemente nos brinda -o debería- un potente e interesante thriller, pero lo que aparenta no es lo que termina por ofrecer.

Partiendo de una premisa carente de una abrumadora originalidad, al fin y al cabo, lo presentado aquí no deja de ser un secuestro con rehenes. Durante los primeros minutos, el film da buenas vibraciones y transmite con firmeza sus intenciones a los espectadores, esos que adoran tramas con pequeños entresijos ocultos dignos del mejor cine de espionaje.

A nivel técnico la película consuma todos sus elementos con bastante acierto. Solventes efectos especiales, una infografía -innecesaria- pero fructuosa, una fotografía correcta, buenos encuadres en los planos, incluso, en los reducidos espacios del avión, como en la escena del aseo público, que nos deja una pelea muy bien coreografiada.

Por lo que he comentado, si todo parece estar tan correctamente dispuesto, entonces ¿qué es lo que falla? Pues su guión, que encontrándose bien elaborado en el núcleo de su propia idea, su desarrollo y su puesta en escena, no tanto. La historia ideada por Christopher Roach (productor de series como Wipeout o The Next Great Starship) junto a John W. Richardson (editor de algunas series y documentales como Big Brother o Star Wars: El legado) que también se han responsabilizado de la escritura del guión junto a un desconocido Ryan Engle.


El manuscrito nos obsequia con situaciones, reacciones y diálogos entre sus personajes con cierto grado de inverosimilitud que más vale no ponerse a analizar. De hacerlo, la lógica es incoherentemente aplastante frente a la ficción y libertad que ofrece el cine, y la película se nos desinfla de una forma a la que no damos crédito.
Ya que todo parece estar predispuesto a que ocurra en el momento más preciso para ir en favor de la trama, como en muchos otros films, la intención juega con lo fortuito pero aquí el resultado no es creíble.

A pesar de esto, la película desprende una buena química al inicio del ‘juego del gato y el ratón’ al que se ve sometido el alguacil Bill Marks (Liam Nesson). Un personaje que a pesar de los tópicos con los que carga moralmente; trauma familiar y problemas económicos que derivan en problemas con la bebida -ejem-. El actor nos ofrece una actuación correcta y sostenible a lo largo del film, algo estancada en un rol similar -todo hay que decirlo- al de sus últimos trabajos como Venganza: Conexión Estambul, Battleship o la misma Sin identidad de Jaume Collet Serra (esta última la que más). También hay que decir, que la similar caracterización en sendos trabajos, tampoco ayuda en ese aspecto. En cierta manera, es lo mismo que le está sucediendo a Gary Oldman y su papel de teniente Gordon.


Julianne Moore (A ciegas, El gran Lebowski) en el papel de Jen Summers está un poco menos agraciada en su interpretación. Su papel juega con la ambigüedad y los secretos, pero hay algunos diálogos con Bill Marks que resuenan bastante forzados. Claro que, las dotes de la actriz no son el motivo. Bajo mi punto de vista, la culpa de esto la sigue teniendo el guión. El resto de personajes son bastante complementarios y poco destacables como protagonistas. Cumplen su función en este teatro, pero no se centran en ninguno de ellos en profundidad.

John Ottman que ha colaborado en los anteriores films de Jaume Collet Serra, y habitual colaborador del director Bryan Singer (X-Men Sospechosos habituales), ha orquestado la mayoría de los trabajos del director. Ottman promueve una partitura que a pesar de la mención de lo inverosímil en ciertas situaciones, canaliza bien el suspense pero no va a pasar a formar parte de una selecta biblioteca músical.

Por otro lado, si la vemos sin cuestionar los mencionados aspectos donde la lógica debería hacer acto de presencia, puede llegar a gustarnos bastante más. Personalmente, me he cuestionado esos aspectos, y la sensación que me ha dejado ha sido muy templada.

Puntuación

17/9/14

Sitges 2014: Programación completa


Sitges 2014, presenta su programación completa.  En apenas dos semanas da comienzo la 47ª edición Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya, que se celebra entre el 3 y el 12 de octubre, a la multitud de títulos anunciados con anterioridad, se suman algunos títulos que cierran la programación, nunca definitiva, pues los veteranos sabemos que siempre existe alguna sesión sorpresa de última hora. Pero como se suele decir 'está todo el pescao vendido'.

 

Annabelle, es una de las últimas incorparaciones, la precuela de The Conjuring, de John R. Leonetti, será proyectada dentro del certamen. Como ya sabiamos, REC 4, dirigida por Jaume Balagueró, era la encargada de inaugurar el Festival. Con esta actualización, se da a conocer la clausura, Burying the Ex, una comedia de zombies dirigida por Joe Dante, de quien también se programará Gremlins.
Musarañas, producida por Álex de la Iglesia y dirigida por Juanfer Andrés y Esteban Roel. Pos Eso, de Sam o la producción catalana L'altra frontera, de André Cruz Shirawa, también estarán en Sitges 2014.


Como no me gusta repetirme, el resto de títulos anunciados podéis consultarlos en el siguiente enlace a nuestra cobertura, o en la web oficial del Festival.

La televisión de género, por segundo año consecutivo, contará con una sección dedicada especialmente a las series de TV de género fantástico, en la que se podrán ver algunos de los grandes éxitos internacionales, como Juego de tronos, Gotham, Big Bang Theory o la esperada Fargo, que tendrá su preestreno en Sitges un día antes que Canal + la estrene en su circuito.

Para terminar, la cartelera se hará pública el próximo viernes, 19 de septiembre y las entradas se pondrán a la venta el próximo martes, 23 de septiembre. A las 10:00h para el público Premium y a las 12:00h para el público general, a través de la página web del Festival.

16/9/14

Metalhead

Metalhead
Título original: Málmhaus (Metalhead)
Año: 2013
Duración: 97 min.
País: Islandia
Director: Ragnar Bragason
Guión: Ragnar Bragason
Fotografía: August Jakobsson
Reparto: Ingvar Eggert Sigurðsson, Thora Bjorg Helga, Pröstur Leó Gunnarsson, Sveinn Ólafur Gunnarsso, Hannes Óli Ágústsson
Productora: Mystery Island

Una niña se debate entre la vida que llevaba su hermano y su propia incapacidad para actuar por su cuenta. En su dolor, ella encuentra consuelo en la música oscura del Heavy Metal y sueña con convertirse en una estrella de rock.

Desde tierras nórdicas nos llega un film rubricado con la característica sobriedad del cine europeo de autor. Sin perder el hilo argumental y el contacto con el formato película, Metalhead se entremezcla levemente con el falso documental. En distintos momentos del film, el guionista y director Ragnar Bragason, bastante bien documentado -todo hay que decirlo-, a través de su personaje principal, Hera, hace referencia a los orígenes del Heavy Metal, y de cómo en Noruega nació el subgénero del Black Metal. Aunque esto último, lo hace con un toque ficticio adaptado a las exigencias de la propia historia, sin embargo, se permite incluir algunos datos reales como la quema de Iglesias asociadas al movimiento de dicho subgénero.

El resultado final no es grandioso en ninguna de sus dos vertientes, cierto. Pero, gustos aparte, es irrefutable que el film supone una ejemplar y disfrutable curiosidad para los fans del Heavy Metal, mucho mejor si no tenemos aversión por el cine independiente, del cual hace buen uso su director. Sin embargo, los que esperen encontrar una enciclopedia visual o un film girando exclusivamente en torno al género musical, ya pueden dar media vuelta.

Metalhead no es un film que aporte datos sobre uno de los mejores movimientos musicales que ha existido y posiblemente existirá, el Heavy Metal (englobando todos los subgéneros). Metalhead es un trágico drama donde un hecho fortuito que se mastica de forma inesperada en los primeros minutos del film, sin más presentación que la de una familia feliz, lleva a la desolación más absoluta a la misma, cada uno de sus miembros busca su manera de escapar de una triste y abrumadora realidad por un arduo y largo sendero que les sirve para evolucionar e intentar recuperar la felicidad perdida.



El sentimiento de culpabilidad aflora en ella y sus progenitores, Karl y Droplaug, interpretados de manera muy solvente por Ingvar Eggert Sigurðsson y Halldóra Geirharðsdóttir. Pero la auténtica y verdadera protagonista que nos cautiva y nos sentimos identificados, es en la que se centra la historia, Hera, interpretada por Thora Bjorg Helga que se encuentra realmente creíble en todas sus escenas traduce esa tristeza en rebeldía contra todo y todos, haciendo la película algo más dinámica.

Es cierto que los tópicos se presencian con mucha facilidad a lo largo de la historia y en sus personajes también, pero el desarrollo y la forma de plasmarlo en la pantalla, no tanto. La influencia de Michael Haneke está latente en muchas de sus secuencias, aunque no consigue aturdir al espectador con la intensidad que lo hace el director austríaco, tiene puntos conflictivos entre sus personajes principales, que derivan en algunas secuencias de ritmo muy familiar para los degustadores del cine de Haneke.

La sobriedad en sus encuadres, tanto en interiores como en exteriores, los pausados e incómodos silencios, la distancia emocional entre sus personajes o las secuencias inhóspitas dan lugar a comparaciones inevitables.



El montaje es algo brusco en la transición de algunas secuencias, donde hay cambios de escenarios, edad de personajes o situaciones completamente diferentes que parecen no venir a cuento, pero forma parte de la propia identidad de la película. Y en realidad, tienen una continuidad, pero no estamos tan acostumbrados a su uso en el cine comercial que no se presta a ser usado.

La banda sonora, pues a los que nos gusta el Heavy Metal, toda una delicia para nuestros tímpanos; Megadeth, Lizzy Borden, Judas Priest, Savatage o Riot son algunos de los grupos que desfilan sus espectaculares canciones a lo largo de la película y en distintos tipos de escenas, lástima que la mayoría no suenan enteras. Personalmente, no es lo que esperaba encontrarme exactamente, pero me parece una buena e interesante propuesta desde las frías tierras Islandesas, siempre se ha dicho que el frio hace aflorar el talento. Metalhead cumple esa afirmación.

Puntuación

11/9/14

Locke

Locke
Título original: Locke
Año: 2013
Duración: 85 min.
País: Reino Unido
Director: Steven Knight
Guión: Steven Knight
Música: Dickon Hinchliffe
Fotografía: Haris Zambarloukos
Reparto: Tom Hardy, Olivia Colman, Ruth Wilson, Andrew Scott, Ben Daniels, Tom Holland, Bill Milner
Productora: Coproducción Reino Unido-EEUU; IM Global, Shoebox Films

Ivan Locke (Tom Hardy) es un hombre que ha trabajado duro para conseguir su objetivo: llevar una buena vida. Sin embargo, un día, inesperadamente, recibe una llamada que trastoca todo su mundo. Desde ese momento se enfrascará en una peligrosa huida contrarreloj.

Resulta curioso que con una trama tan poco manida, cargada de tópicos dramáticos y en una duración tan ajustada, 80 minutos -descontando los créditos finales-. El guionista de Promesas del Este, Steven Knight, que debutó el año pasado en la dirección con Redención, consigue mantener el suspense desde el primer minuto hasta el último, incluso, cuando conocemos el motivo de dicha 'huida' sigue causando interés al espectador con nuevos problemas.

Con una secuencia de inicio bastante simple pero muy bien rodada, en la que Ivan Locke, interpretado por Tom Hardy (Bane en El Caballero oscuro: La leyenda renace), sale de su jornada de trabajo y monta en su coche para dirigirse a algún sitio con una intención muy concreta, una intención que acarrea graves consecuencias y que se nos van desvelando poco a poco en la medida justa y precisa, de manera muy adecuada a la duración final del conjunto.


Salvando las diferencias argumentales, es inevitable una comparación directa con Buried de Rodrigo Cortés. Ambas películas difieren en algunos puntos, cierto, pero consuman en otros. Desde un punto de vista esquemático son bastante similares, sendos protagonistas se ven encerrados en un reducido espacio y en una situación muy comprometida.

Además, en ambos films, éstos se convierten en el auténtico y único protagonista, el peso interpretativo recae sobre ellos con mucha fuerza, pues son los únicos actores en pantalla, los demás actores se limitan a interactuar e interpretar sólo con su voz a través del teléfono. Un punto en común idéntico.

El protagonista de Buried, Paul Conroy (interpretado por Ryan Reynolds) lo pasaba mucho peor. En contra de su voluntad y, prácticamente, sin más opciones que la de un teléfono móvil, se veía expuesto a una situación única, sobrevivir encerrado en un ataúd.
En cambio, Ivan Locke tiene la opción de elegir qué camino tomar, y mantiene esa opción buena parte del film. Pero su obsesiva perseverancia por solucionar todos y cada uno de sus problemas, lo pone en una situación muy similar, metafóricamente hablando.
Aparte de las diferencias argumentales, a nivel de desarrollo, esta es su mayor diferencia, la libre elección de la que goza Ivan Locke frente a su tocayo, Conroy.


Locke se encierra en su coche por voluntad propia, y los diversos problemas se generan de forma piramidal en base a su propia decisión. Una decisión que afecta sobre otros aspectos cotidianos de su vida. Y con la única 'arma' de que dispone, un teléfono móvil -la misma que en Buried- éste intentará poner solución a los diversos problemas de la misma intensidad problemática y dramática que van surgiendo en cadena durante su trayecto automovilístico. A pesar de sus diferencias, ambos films siguen un patrón muy similar y guardan cierto paralelismo, ya que Locke no está dispuesto a abandonar su misión.

Tom Hardy realiza una sobria pero intensa interpretación que a pesar de los mencionados tópicos, consigue una credibilidad y notoriedad dentro de la historia. A nivel técnico está bastante bien rodada. En post-producción han metido bastante mano en la fusión de planos, y juegan con el desenfoque de luces, ya que la película transcurre de noche. Unos desenfoques que realzan ese toque onírico que tiene el film en algunos momentos y se aprovechan para juntar distintas secuencias, que son transmitidas a nosotros en tiempo muy cercano al real.

Un film pausado y de poca intensidad visual, donde la sobriedad y la calma preceden una situación atronadora para su protagonista. Recomendable para los anuentes del drama.


Puntuación

9/9/14

Sitges 2014: Más títulos confirmados


A menos de un mes del inicio de la 47ª edición del Festival de Sitges, la organización anuncia que la semana próxima se dará a conocer la programación completa (esperemos que incluyan horarios también), pero no sin antes desvelar otra tanda de títulos a todos los anunciados con anterioridad.
En la Sección Oficial Fantàstic Competició de Sitges 2014, se incluyen estos nuevos títulos Goodnight Mommy, del dúo austriaco emergente formado por Veronika Franz y Severin Fiala, una película que llega del Festival de Venecia en la que el terror psicológico empieza cuando dos gemelos sospechan que su madre no es su madre, sino alguien que se está haciendo pasar por ella. Spring, el nuevo título de Justin Benson y Aaron Morread, la historia de un joven que emprende un viaje hasta un pueblo del sur de Italia, allí vivirá un romance con Louise, de la que pronto descubrirá que esconde un secreto que podría destruir la historia que habían empezado a construir.
When Animals Dream, de Jonas Alexander Arnby, donde una adolescente de diecisiete años padece una enfermedad degenerativa que la va convirtiendo en licántropo. Durante su transformación, inválida en una silla de ruedas, tendrá que lidiar con su familia y los habitantes del pueblo que la van acorralando para acabar con su potencial peligro animal.



Sin olvidar la producción catalana L’altra frontera, de André Cruz Shiraiwa; The Signal, de William Eubank; Réalité, de Quentin Dupieux; Over Your Dead Body de Takasi Miike; la española Pos eso, de Samuel Ortí Martí; Oculus, de Mike Flanagan; Cub,de Jonas Govaerts; I Origins, de Mike Cahill; Jamie Marks is Dead, de Carter Smith; These Final Hours, de Zik Hilditch y Sword of Vengeance, de Jim Weedon.

La Secció Fantàstic Panorama, contará con Let us Prey, del irlandés Brian O’Malley; Fièvre, de Louis Deluc; Preservation,de Cristopher Denham; Honeymoon, de Leigh Janiak y Creep, de Patrick Brice.

 

Incluidas en la tipología de films codirigidos por diferentes directores se proyectará la norteamericana V/H/S Viral, dirigida por Marcel Sarmiento, Nacho Vigalondo, Gregg Bishop, Todd Lincoln, Justin Benson y Aaron Moorhead.

  

ABC’s of Death 2, la secuela de cortometrajes de terror realizada por 26 directores, entre los que figuran Álex de la Iglesia, Alexandre Bustillo, Sion Sono o Vicenzo Natali. Y por último, la mexicana México Bárbaro, dirigida por Jorge Michel Grau, Isaac Ezban, Laurette Flores Born, Ulises Guzmán, Edgar Nito, Lex Ortega, Gigi Saul Guerrero y Aaron Soto.

 

La Secció Oficial Fantàstic Especials acoge a la española Autómata, dirigida por Gabe Ibáñez y protagonizada por Antonio Banderas, que estará presente en Sitges 2014 para recoger el Gran Premio Honorífico por su trayectoria cinematográfica. Y Tusk, donde un joven emprende la búsqueda de su mejor amigo, desaparecido en los bosques de Canadá. Tan escueta es la sinopsis de la nueva producción de Kevin Smith que en 2011 se llevó el Premio a la Mejor Película por Red State.

4/9/14

Dallas Buyers Club

Dallas Buyers Club
Título original: Dallas Buyers Club
Año: 2013
Duración: 117 min.
País: Estados Unidos
Director: Jean-Marc Vallée
Guión: Craig Borten, Melisa Wallack
Música: Varios
Fotografía: Yves Bélanger
Reparto: Matthew McConaughey, Jennifer Garner, Jared Leto, Steve Zahn, Dallas Roberts, Denis O'Hare, Griffin Dunne, Kevin Rankin, Lawrence Turner, Jonathan Vane
Productora: Focus Features / Truth Entertainment / Voltage Pictures / R² Films / Evolution Independent

En la ciudad de Dallas en 1985, el homófobo y drogadicto vaquero Ron Woodroof (Matthew McConaughey) es diagnosticado con sida y se le dan treinta días de vida. Aislado de sus amigos y de la comunidad, comienza a consumir AZT, una droga aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos que está legalmente disponible en los Estados Unidos, la cual lo lleva al borde de la muerte.

Basado en los últimos años de Ron Woodroof y sus ganas de vivir, el director de La reina Victoria, Jean-Marc Vallée nos presenta un magnífico bio-picture. El guión co-escrito por Melisa Wallack (Mi vida es una ruina) junto a Craig Borten, que entrevistó al propio Woodroof un mes antes de su muerte, accediendo a sus diarios personales que le sirvieron para escribir diez borradores del guión.

Poco después de morir Woodroof en 1992, empezó a gestarse el proyecto y después de tres intentos a lo largo los años venideros, con candidatos a la dirección como Tobe Hopper, Marc Foster y Craig Gillespie y actores tan interesantes como Woody Harrelson, Brad Pitt y Ryan Gosling para el papel de Woodroof, por distintos motivos, el intento siempre acabó en fracaso. El tercer intento se data en 2008, y de llevarse a cabo, hubiera recaido sobre Gillespie y Gosling. Pero unas funestas negociaciones hicieron que fueran, finalmente, Jean-Marc Vallée y Matthew McConaughey los contratados para llevar a cabo la producción, no absenta en su cuarto intento, de diversos retrasos al inicio del rodaje que hicieron peligrar, una vez más, la película.


Los actores que optaron para interpretar a Woodroof, son muy buenos, pero cuando terminas de ver la película de Vallée y McConaughey, uno se alegra de que el proyecto se haya demorado tantos años en su realización. La elección de Matthew McConaughey para el papel de Woodroof no podría haber sido más acertada, su interpretación engrandece el conjunto de una forma abrumadora.
El actor ha realizado ha dado un giro importante en su carrera, y en un giro de 360 grados ha presentado un cambio de registro bastante importante. Parece haber decidido abandonar la comedia romántica que le había encasillado en películas como Los fantasmas de mis ex-novias o Como perder a un chico en 10 días, pasando a realizar unos papeles de notable complejidad, incluso, en el género de la comedia con su pequeña escaramuza en El lobo de Wall Street, muestra un talento brillante.

McConaughey ha evolucionado y se embauca en papeles de fuerte carga interpretativa en el género dramático con personajes muy carismáticos, a los que interpreta de una manera asombrosa y con una credibilidad casi inaudita. En 2011 me sorprendió gratamente con Killer Joe, pero después de verlo en la miniserie True Detective interpretando al detective Rush Cohle, uno se queda con ganas de ver al actor interpretando el mismo tipo de personaje.
Y aunque, en Dallas Buyers Club las diferencias son distinguidas entre ambos personajes, el film nos brinda esa oportunidad de volver a un personaje tan demacrado física y moralmente. Su caracterización es lo más parecido al personaje de la serie que -quizás- veremos en mucho tiempo, incluso mucho más transgresora. Aun alejándose del detective interpretado en la serie, veremos ciertos paralelismos visuales que nos resultarán especialmente familiares. Un tipo de personaje, que toca fondo por un u otro motivo, y que a Matthew parece dársele realmente bien.


Entre las numerosas nominaciones y premios a maquillaje o mejor película, sus mayores elogios han caído sobre sus protagonistas, con el mejor actor principal (McConaughey) y mejor actor secundario, que recae sobre Jared Leto (American Psycho).
Estos últimos cinco años Leto parece haber estado bastante ocupado con su grupo de pop-rock, 30 seconds to Mars. Desde Las vidas posibles de Mr. Nobody en 2009, el actor no se ponía delante de una cámara de cine, pero su vuelta ha sido muy elogiada, y es que su interpretación de Rayon bien lo merece.

Ambos actores bordan espléndidamente sus papeles, y más que merecer, se han ganado a pulso los numerosos premios y nominaciones con los que se han alzado victoriosos, de los cuales, habría que destacar el Oscar a mejor actor principal y mejor actor secundario y el Globo de Oro en las mismas categorías. Además de valorar la credibilidad en su interpretación, su transformación fisica es muy plausible, con una pérdida considerable de peso, 24 kg  para McConaughey y 14 kg para Leto, y eso se nota en unos resultados más que creíbles en la pantalla. No igualan a los 28 kg que perdió Christian Bale para realizar El maquinista, pero el esfuerzo no tiene nada que envidiar al Batman más famoso de la historia del cine.

Jennifer Garner está correcta como la Doctora Eve, aunque, la actriz se ve eclipsada por ambos actores, McConaughey y Leto, sobre todo por el primero, que acapara toda nuestra atención como espectadores. Poco puedo decir a favor de Garner, pues mis conocimientos se limitan a su papel de Elektra en Daredevil, un personaje que dista mucho de lo que la actriz puede y ofrece en una historia tan bien construida como ésta. Atrápame si puedes, es mi segunda referencia, pero la vi una vez hace años y no recuerdo su papel secundario, de todas maneras, es insuficiente para valorar las dotes de la actriz que demuestra con solvencia a pesar del mencionado eclipse por parte de los dos actores masculinos.

El personaje de Ron Woodroof goza de una fuerte personalidad muy bien ejecutada por McConaughey en cada tipo de escena, desde las más trágicas a las más esperanzadoras. Su evolución y su manera de ver las cosas a medida que avanza el film, es un aleccionamiento de como el ser humano puede adaptarse a las circunstancias más extremas, cambiando radicalmente su forma de pensar y de actuar ante la vida y los demás seres humanos.


Por mencionar algo negativo del film, sin dejar de resultar interesante, éste sufre una caída de intensidad emocional en su tramo final al acercarse al cine judicial. Una parte del film, que salvando ciertas distancias puede recordar a Destellos de un genio, película basada en hechos reales que relata como Robert Kearns, el inventor del limpiaparabrisas intermite, luchó contra las leyes de patentes automovilísticas de Ford y Chrysler, de la misma forma que Ron Woodroof luchó contra las leyes de empresas farmacéuticas.

La banda sonora compuesta por distintos artistas, como T-Rex, Kenny Rogers o 30 seconds to Mars (la banda de Jared Leto) entre muchos otros artistas, completan adecuadamente la genial dirección de actores y el asombroso apartado artístico, más que notable en todos sus aspectos: recreación de escenarios, apartado sonoro, maquillaje, fotografía etc. Todo ello con un ajustadísimo presupuesto de cinco millones y medio de dólares, que demuestra otra vez, que dónde hay talento no hace falta un desorbitado presupuesto.

Dallas Buyers Club es un film que funciona muy bien por recomendación directa. En mi caso, de no ser así, probablemente nunca hubiera tomado el interés necesario en tan interesante toma de contacto con mi reproductor Dvd. Muy recomendable para el público sin prejuicios homófobos ni morales, y que se encandile fácilmente con el drama.

Puntuación

2/9/14

Sitges 2014: Sección Brigadoon


El terror independiente y los directores italianos que influenciaron a Tarantino protagonizan Brigadoon 2014 y Jaume Balagueró dará el pistoletazo de salida de la Sitges Zombie Walk, que se celebrará el sábado 4 de octubre.

La sección Brigadoon desvela algunos de sus potentes títulos para esta 47ª edición del Festival de Sitges 2014, ubicada en el edificio de el Escorxador, ha elaborado un amplio programa en el que destaca una revisión de los directores italianos que influenciaron a Quentin Tarantino.

 

A los títulos anunciados anteriormente, se le suman los largometrajes Maldito amor, el nuevo film de los hermanos chilenos Gonzalo y Sebastián Badilla, una comedia adherida al género giallo. Megamuerte, la película dirigida por Jordi Nájera y producida a través del crowdfunding, que nace del corto Metal Creepers, rinde homenaje al glam metal de los años ochenta. 


Por último, The Redwood Massacre, de David Ryan, una cinta independiente rodada en el norte de Escocia donde un grupo de amigos visita el lugar donde se produjo una legendaria matanza.


En la sección de documentales se añaden títulos de peso, I Tarantiniani de Steve Della Casa y Maurizio Tedesco, un documental que pretende explicar al mundo un fenómeno cinematográfico desconocido, el de los directores ignorados por la crítica italiana que Quentin Tarantino considera esenciales, como Lamberto Bava, Ruggero Deodato o Sergio Leone.
Yellow Fever: The Rise and Fall of the Giallo, es un repaso a la historia de este concepto cinematográfico y a sus cineastas, desde los orígenes con Mario Bava hasta Dario Argento o Lucio Fulci. Queridos monstruos de los hermanos Kiko y Javier Prada, una visión de la historia del cine fantástico y de terror desde los años sesenta hasta nuestros días.

Además de todas las confirmaciones de la programación, la Zombie Walk, un pequeño clásico del certamen tendrá lugar el sábado 4 de octubre con el pistoletazo de salida a cargo del director Jaume Balagueró, que inaugura el Festival el día anterior con REC4: Apocalipsis.


Álex Angulo, el actor fallecido el pasado 20 de julio tendrá un homenaje con la proyección del film Acción mutante qué contará con la presencia del director, Álex de la Iglesia. Luigi Cozzi presentará diversos trabajos en Brigadoon, entre ellos la película The Black Cat (1979) dentro del ciclo de los sueños. Durante la sesión se podrá ver el tráiler de su nuevo film Blood on Melies’Moon.



El Premio Nosferatu será, este año, para la actriz María Kosty, dedicada a la profesión desde finales de los años sesenta y con una gran presencia en el cine fantástico y de terror español de los setenta.