29/9/14

El juego de Ripley

El juego de Ripley
Título original: Ripley's Game
Año: 2002
Duración: 110 min.
País: Estados Unidos
Director: Liliana Cavani
Guión: Liliana Cavani, Charles McKeown (Novela: Patricia Highsmith)
Música: Ennio Morricone
Fotografía: Alfio Contini
Reparto: John Malkovich, Dougray Scott, Ray Winstone, Lena Headey, Chiara Caselli, Sam Blitz, Evelina Meghnagi, Paolo Paoloni, Maurizio Luca, Yurij Rosstalnyi, Nickolaus Deutsch, Emidio Lavella, Lutz Winde, Wilfried Zander, Ronnie Paul
Productora: Coproducción USA-GB-Italia; Distribuida por Fine Line Features

Tom Ripley es un refinado y cruel traficante de obras de arte que se ha retirado a vivir al Véneto (Italia) con una violonchelista. Inesperadamente sus negocios se complican, pero en esta ocasión no quiere intervenir personalmente; lo que quiere es poner a prueba la honradez de un honrado padre de familia gravemente enfermo.

El juego de Ripley se basa en la tercera novela publicada en 1974 por Patricia Highsmith, creadora del personaje de Tom Ripley que se inicia en 1955 con la novela El talento de Mr.Ripley, de la cual, en 1999 se hizo una segunda adaptación a la gran pantalla, siendo la primera en 1960 con Alain Delon como protagonista. La relectura del personaje estuvo dirigida por Anthony Minghella (El paciente Inglés) y con Matt Damon (El caso Bourne) en el papel de Tom Ripley.
 
Esta segunda entrega fílmica está dirigida por la directora italiana Liliana Cavani, que se encuentra en activo desde 1961 y que cuenta con una amplia carrera cinematográfica, pero desconocida para un servidor, también ha escrito el guión junto a Charles McKeown, el guionista de Brazil de Terry Gilliam.


La película nos ofrece una versión más madura y adulta del personaje de Tom Ripley, convertido en un veterano estafador y asesino a sueldo ocasional que ya no le gusta estar involucrado en asuntos de su ‘profesión’. Su vida privada está por encima de esos menesteres, aunque, éste muestra un lado totalmente amoral, incluso, lo llega a confesar durante el film.

Esta versión adulta y madura en todos sus aspectos, físicos y mentales, es interpretada con solvencia y credibilidad por un soberano John Malkovich, que se mantiene en todo momento dentro de su personaje con una serenidad asombrosa, y nos muestra a un ser despiadado de aspecto frío y calculador.

El film puede pecar de ciertos retazos a telefilm en algunas secuencias, pero las no menos remarcables interpretaciones de Dougray Scott (La criatura perfecta) y Lena Headey (300) en los papeles de Jonathan Trevanny y Sarah Trevanny que ejercen como el matrimonio perfecto, salvan la situación consecuentemente.

Ray Winstone (Noé) se mantiene en un segundo plano, pero también ejecuta acertadamente su personaje. Aunque, su peso en la historia no sea especialmente circundante, sí lo es sobre la acción que realiza Tom Ripley, una acción que pone en jaque a Jonathan Trevanny, que se ve sometido a un debate entre la moralidad y lo económico, motivo por el cual se convierte en el centro de atención y protagonista del film.


A nivel técnico, todo se plasma y desarrolla con cierta sobriedad y serenidad, muy acorde a las interpretaciones de los actores. Por otro lado, existe un equilibrio entre el suspense y lo cómico. El suspense no es que sea abrumador, más allá del propio dilema moral de Trevanny. Tiene elementos del cine de espías, pero sin llegar a la complejidad argumental de algunos títulos emblemáticos.
Algunas escenas, como por ejemplo, la del tren, mantienen un cierto tono cómico sarcástico y tosco en su filmación, que bajo mi punto de vista se han realizado de esa forma expresamente. Sea como fuere, el resultado ha quedado realmente bien ejecutado y filmado.

La banda sonora compuesta por el veterano Ennio Morricone (Los intocables de Elliot Ness) mantiene cierto grado de suspense, aunque, como he mencionado, éste no sea el punto fuerte de la película.

El film se llevó dos nominaciones, pero desgraciadamente no ha trascendido en el tiempo. Quizás tiene su público, un sector que la descubre y pasa a considerar la obra entretenida y con solventes interpretaciones que hacen del film un producto más que respetable y recomendable.

Puntuación

No hay comentarios:

Publicar un comentario