6/9/14

Hércules

Crítica realizada por Maxy Asecas

Título original: Hercules: The Thracian Wars
Año: 2014
Duración: 98 min.
País: Estados Unidos
Director: Brett Ratner
Guión: Ryan Condal, Evan Spiliotopoulos (Novela gráfica: Steve Moore, Admira Wijaya)
Música: Fernando Velázquez
Fotografía: Dante Spinotti
Reparto: Dwayne "The Rock" Johnson, Rufus Sewell, Ingrid Bolsø Berdal (AKA Ingrid Bolso Berdal), Aksel Hennie, Ian McShane, Joseph Fiennes, Rebecca Ferguson, Askel Hennie, John Hurt, Irina Shayk Productora: Paramount Pictures / Metro-Goldwyn-Mayer (MGM) / Film 44 / Nimar Studios

Hércules es un héroe, un ser a medio camino entre la divinidad y la humanidad. Tras los terribles doce trabajos que le fueron impuestos y la pérdida de su familia, decide darle la espalda a los dioses y encontrar consuelo en la búsqueda de aventuras. Gracias a sus andanzas, ha encontrado hombres afines que se han unido a él, pues comparten su amor por el combate y la constante presencia de la muerte en sus vidas. El rey de Tracia contrata al grupo para transformar sus tropas en un ejército invencible. 

En una época donde el cine se limita a mostrarnos superhéroes coloridos y un sinfín de futuros distópicos; muchas veces es bueno volver a las raíces de donde provienen todas esas historias. Todos conocemos a Hércules – o Heracles, según como lo quieran llamar – y sus doce trabajos.

 La Hidra de Lerna, El Jabalí de Erimanto o el Leon de Nemea son solo algunas de esas tareas que se muestran muy brevemente en todo el film, pues el resto son solo mencionadas en un film donde se toma la molestia en ser más escéptica a todo lo que hemos conocido. Hay un dicho que dice “A la tercera va la vencida”. Después de soportar las decepcionantes – por no decir pésimas – “La leyenda de Hércules “y Hércules Reborn”; el film de Brett Ratner le hace justicia a nuestro querido musculoso, aunque, solo en parte.

Dwayne Johnson es Hércules, el hijo semi-dios de Zeus, o al menos es eso lo que su sobrino Lolaus (Reece Ritchie) hace creer a todas las aldeas, pueblos y polis que visita. En realidad, él es un mercenario perseguido por su pasado, y pretende buscar una redención que parece nunca encontrar.

En la ciudad de Tracia, el Rey Cotys vive con temor de Rhesus, una especie de hechicero-guerrero que pretende conquistar Tracia, su pueblo. Parecería sencillo para Hércules enfrentar a un villano con centauros como soldados y con habilidad para volver zombis al pueblo atacado, después de todo, es hijo de Zeus. A esta misión entran sus camaradas Amphiaraus (Ian McShane, quien sería el personaje más interesante de todos), Autolycus (Rufus Sewell) – quien hace poco o nada en todo el film – el bestial Tydeus (Aksel Hennie); y la sensual pero letal, Atalanta (Ingrid Bolsø Berdal).


En estas ocasiones, cuando se toca un personaje, ya de por sí ancestral en toda mitología, lo que más queremos es que muestre criaturas colosales que amenazan a todas las ciudades. En este caso, el guion de Ryan Condal y Evan Spiliotopoulos, basados en el comic homónimo de Steve Moore, está mucho más cercano a formar parte del universo de “300” o de la serie “Spartacus”. Se olvida completamente de la magia que nos despertaba aquellos péplum de los años ’50 y ‘60 interpretados por Steve Reeves y Sergio Ciani, por mencionar algunos. Incluso la versión infantil de Disney nos resultaba más encantadora que ésta.

No malinterpreten esa afirmación. El film funciona como una perspectiva más realista y diferente a lo que ya conocemos. No se limita a mostrarnos los tópicos que ya conocemos – la lucha entre seres fantásticos, el debate de Dioses y humanos, entre otros – sino que elabora su propia mitología, mucho más arraigada a un nuevo cine que busca mas la realidad que la fantasía. Los increíbles escenarios naturales de Croacia le dan ese aire de antaño que buscamos en estas películas. La bella fotografía de Dante Spinotti le da un equilibro perfecto entre los blancos y oscuros y un 3D que funciona a la perfección compensa esos fallos místicos que los más tradicionales buscamos.
Puntuación

4 comentarios:

  1. A mi la peli, me pareció bastante justita, pero lo que si que me gustó, fue esa cercanía al realismo, y que se alejara de todo el cartón piedra y CGI que vimos en pelis similares como Furia de Titanes (la nueva), su secuela o Immortals por ejemplo.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como habrás visto, no la he realizado yo la crítica. Si algún día la veo, ya te contaré, pero no me llama mucho la atención.

      Eliminar
  2. Es aceptable que cada uno tenga su predilección por las peliculas. Como bien cito Sergio Reina: "pelis similares como Furia de Titanes (la nueva), su secuela o Immortals", hay que diferenciar que son peliculas que avalan a un cine mas realista. No obstante siempre hay que tener en cuenta que la magia o lo mistico por asi decirlo, siempre debe estar presente. De ahi a que en mi caso haya sido netamente justo con el film. No hare spoiler, pero vean la parte cuando Hercules le entrega las cabezas de las Hidras (por citar uno de varios casos).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre gustos no hay nada escrito, cierto. A mí el trailer no me llamó la atención. Pero cuando pueda la veré en casa y ya daré mi opinión.

      Eliminar