3/11/14

Tusk

Tusk
Título original: Tusk
Año: 2014
Duración: 102 min.
País: Estados Unidos
Director: Kevin Smith
Guión: Kevin Smith
Música: Christopher Drake
Fotografía: James Laxton
Reparto: Justin Long, Haley Joel Osment, Genesis Rodriguez, Michael Parks, Ralph Garman, Johnny Depp, Harley Morenstein, Bill Bennett, Rob Koebel, Paula Jilling, Jennifer Schwalbach Smith, Harley Quinn Smith, Lily-Rose Melody Depp, Ashley Greene, Doug Banks, Matthew Shively
Productora: Demarest Films / Phase 4 Films / SModcast Pictures

Wallace Bryton, un popular podcaster que cruza la frontera de Canadá para entrevistar a Howard Howe, que una vez fue salvado por una morsa. Misántropo extremo, Howe secuestrará a Wallace para sacarle su lado más animal.

Kevin Smith nos ha dejado títulos tan remarcables como, Clerks I, Clerks II o Dogma. Tras una larga carrera dedicada al género de la comedia, su pequeña incursión en el género de terror con Red State en 2011, fue galardonada como mejor película ese mismo año en el Festival de Sitges, en mi opinión, un elogio algo excesivo, pero innegable que aquella fue un soplo de aire fresco en su carrera como director.

Han pasado tres años y algún rumor que anunciaba su retirada, que se ha desmentido con Tusk. Kevin Smith sigue la brecha iniciada en Red State, y hace acopio del terror. Pero en esta ocasión, vuelve a predominar su clásico y ácido tono humorístico que le caracteriza. Tusk se entremezcla con la comedia de una manera más intensa y repartida a lo largo de la película en comparación con Red State, que contenía sutiles pinceladas cómicas.


El guión escrito por Kevin Smith parte de una premisa sencilla y previsible que va pisando los tópicos del género con zapatos del número 46. Y durante un buen tramo, recuerda a Misery, la novela de Stephen King llevada a la gran pantalla por Rob Reiner (Cuenta conmigo). Por lo tanto, aparentemente, la película no tiene nada novedoso que ofrecernos, pero cuando creemos haberlo visto todo en el mundo del cine, la película se metamorfosea sobre sí misma y evoluciona a lo absurdo, enfermo y surrealista. El resultado es un particular experimento quirúrgico muy molón y extremadamente loco del que es mejor no conocer detalles, un experimento en el que es casi imposible no acordarse de Human Centipede.

Para mí, Tusk es una genialidad absurda de elevada excentricidad que ameniza su lado grotesco con un elevado tono cómico muy negro y muy especial. Puede, que hasta difícil de ‘entender’ para según quien. Lo que está claro, para bien o para mal, su tramo final dará que hablar entre el público asistente. Ya que lo que nos propone el vilipendiado/amado director, nos deja una película poco apta para el público estandar. Incluso, los mas frikis nos quedamos atónitos, no porque ésta contenga un grado de violencia extrema, es su grosería y su atrevimiento que desemboca en un what the fuck tan asombroso, que dudo que alguna distribuidora se atreva a hacerla llegar a las salas convencionales.


El equilibrio entre ambos géneros es casi perfecta, en parte, gracias a las dos notables interpretaciones de sus protagonistas principales. Por un lado, Michael Parks, ha trabajado con Quentin Tarantino en Kill Bill, Django Unchained, se pone en la piel de Howard Howe, un misterioso y enigmático anciano en silla de ruedas con grandes historias que contar a sus invitados, que hace una interpretación absolutamente genial.

Y en segundo lugar Justin Long, al que hemos visto demostrar su talento en Arrástrame al infierno de Sam Raimi y La Jungla 4.0 de Len Wiseman, nos ofrece una interpretación que nada tiene que envidiar a la del veterano Parks. Su papel de Wallace Bryton gira en torno al típico gracioso cazatalentos de personajes pintorescos para presentar en su podcast, pero su búsqueda le costará cara.

Tusk es una combinación entre lo cómico y lo terrorífico que nos deja boquiabiertos con una alucinante película, en el más estricto sentido de la propia palabra. Su desenlace es tan enfermamente absurdo, que provoca ambas sensaciones a la vez, terror y risa.

Puntuación

No hay comentarios:

Publicar un comentario